Como protegerte en caso de tormenta en la montaña.

¿Sabías que El 70% de los rayos cae entre junio y agosto. Y El 92% de los rayos cae entre mayo y septiembre. Si te interesa como protegerte correctamente de una tormenta y evitar que te fulmine un rayo, en esta entrada encontraras interesantes consejos.

Estoy seguro que en mas de una ocasión os habéis visto sorprendidos por una tormenta repentina. El buen tiempo nos trae mas horas de luz, mejor clima para montar y como no, tormentas. Pero ¿sabéis como tenéis que afrontarlas de forma segura?. Afortunadamente no se dan muchos casos anuales por muertes o daños a ciclistas ocasionados por una tormenta en sí. Pero no esta de más saber como manejarnos ante estas situaciones por si nos vemos obligados a tirar de recursos y salir airosos.

1.- El mito de los neumáticos

Si bien el caucho es un buen aislante eléctrico, no hay suficiente caucho en los neumáticos de las bicicletas para protegerte de los rayos. Un rayo promedio transporta alrededor de 30.000 amperios de carga, tiene 100 millones de voltios de potencial eléctrico y esta a mas de 8.000grados centígrados de temperatura. Si bien es cierto que se aconseja refugiarse en un vehículo durante una tormenta. En caso de caída de un rayo el vehículo se cargará sólo por el exterior mientras que el interior quedará intacto, fenómeno conocido como «Jaula de Faraday». Debe evitarse tocar las partes metálicas del vehículo, incluso al salir si ha recibido una descarga.

2. Verifica siempre el parte meteorológico.

La forma más obvia de evitar ser alcanzado por un rayo es verificar el clima antes de salir. Pero las tormentas eléctricas se forman y se intensifican rápidamente, y a menudo se mueven también rápidamente, por lo que no es raro estar lejos de casa con una tormenta eléctrica acercándose. Si tienes un teléfono móvil con una aplicación meteorológica, detente y verifica dónde se encuentra en relación con tu posición, en qué dirección va y qué tan rápido se mueve. Si se trata de una tormenta pequeña y aislada a veces podemos desviarnos para rodearla o permanecer fuera de su camino hasta que pase.

Cuando sabemos que vamos pedaleando hacia una tormenta o que no podemos correr más rápido que una que se aproxima por detrás, lo más seguro es buscar refugio, ¡ mientras todavía estamos secos ! ¿Por qué secos? Porque no sabes cuánto tiempo vas a estar allí y te mantendrás más abrigado si no estás esperando con la ropa empapada.

3 ¿Donde refugiarse?

Hay varias opciones sobre qué hacer cuando te quedas atascado al aire libre con una bicicleta durante una tormenta eléctrica, cada una con sus riesgos y beneficios. La recomendación estándar de oro es buscar refugio en un edificio resistente. Refugiarse debajo de un puente también funciona, suponiendo que las inundaciones no sean un riesgo. No se recomienda debajo de los árboles porque los rayos caen sobre ellos y el viento derriba ramas grandes. Pero el principal problema es que en caso de caer el rayo sobre el árbol podría causar una diferencia de voltaje lo suficientemente grande entre los pies para inducir una corriente que fluya hacia arriba por una pierna a través de su corazón y hacia abajo por la otra pierna. El fenómeno se llama ‘potencial escalonado’”. Es el mismo principio que ocurre cuando una vaca y una persona están parados en un prado cuando cerca de ellos cae un rayo.¿Por que es mas probable que resulte muerta la vaca que la persona? El fenómeno a que nos referimos se llama «voltaje en escalon». La vaca tiene una la distancia entre sus patas mucho mayor que la distancia entre los pies de la persona, por lo cual experimenta una mayor diferencia de potencial entre sus extremidades.

Si ya estamos dentro de la tormenta, deternerse y alejarse de la bicicleta: Si no estamos en una ciudad lo mejor es detenernos, evitando lugares elevados y si debemos refugiarnos en zonas bajas , que no sean propensas a inundarse o recibir avenidas de agua.

Nunca eche a correr y menos con la ropa mojada, esto es muy peligroso. Se crea una turbulencia en el aire y una zona de convicción que puede atraer el rayo.

Deshacerse de todo material metálico como mochilas con armazón, herramientas, y apagar los aparatos electrónicos (móvil, GPS, cuentakilómetros…)

Alejarse de objetos metálicos: como vallas, alambradas, tuberías, líneas telefónicas e instalaciones eléctricas, raíles de ferrocarril, la propia bicicleta, etc. Lo más peligroso de un tendido eléctrico son sus apoyos, pues por su toma de tierra se descargar al suelo rayos que han caído incluso a kilómetros.

Alejarse de terrenos abiertos y despejados como praderas y cultivos. En estas zonas una persona sobresale bastante del terreno y puede convertirse en un pararrayos. Es preferible quedarse debajo de un grupo de árboles, a ser posible de menor altura que otros de la zona.

Aislarse del suelo y del contacto con charcos o zonas mojadas: El agua es muy buena conductora de electricidad, por lo tanto no debemos cruzar ni arroyos ni nada por el estilo.

Evitar edificios aislados como graneros, cobertizos, chozas… Las tiendas de campaña tampoco son seguras.

No refugiarse en cuevas o salientes de roca, el rayo puede echar chipsas a través de estas aberturas, algunas son incluso canales naturales de drenaje para sus descargas. Solo ofrecen seguridad las cuevas profundas y anchas, mínimo un metro a cada lado.

¿Estás en lo alto de un paso de montaña? En las montañas, descender a una elevación más baja no es una garantía de que no te caiga un rayo, pero reduce el riesgo. Si ya hay una tormenta descargando en la cima de la montaña, no asciendas. Ahora eres el elemento más alto alrededor. Sin embargo, cuando una tormenta de lluvia se convierte en una tormenta eléctrica sobre ti o esta subiendo la montaña detrás de ti, debes evaluar si estás lo suficientemente cerca de la cumbre para que subir y pasar al otro lado lo que realmente minimice el tiempo que estas en la tormenta, en comparación con tener que descender por donde viniste. Es una decisión de juicio y puede estar influenciada por la proximidad al refugio, la intensidad de la tormenta, la dirección en la que se mueve y qué tamaño tenga.

¿Puedes pedalear fuera de la tormenta? Esta es otra llamada a nuestro sentido común. Lo más seguro que puedes hacer si no hay refugio disponible es bajarte de la bicicleta y alejarnos de ella unos 30 metros, deja con ella todo lo que sea de metal. Esto significa cinturones, accesorios, mochilas con bordes de metal y cualquier otra cosa. La propia bicicleta, ya sea de aluminio o de carbono, también atraer rayos. Muy importante una vez alejados ponerse en cuclillas ( no acostarse ) en el área más baja que puedas encontrar. Mientras está en cuclillas, trata de mantenerte alerta y con los talones juntos, tocándose. De esta manera, lo más probable es que una corriente que viaja a través del suelo elija continuar a través del suelo como un camino más fácil. Aunque te golpee, entrará por tu pie y, en el mejor de los casos, pasará por tus talones en contacto y saldrá por el otro pie. Dolerá pero minimizará el daño. Recuerdas lo que hemos comentado de las vacas.

Hay que tener en cuenta otro factor añadido. Ahora no nos movemos, por lo que al estar mojado, perdemos calor corporal y todo lo que puedes hacer es esperar hasta que pase la tormenta. El ir equipado con una manta térmica y una pequeña vela de estas redondas, pueden hacernos entrar en calor rápidamente una vez ha pasado la tormenta o entramos en hipotermia. Para usar la manta térmica El lado dorado no refleja la luz ni el calor, mientras que, por el contrario, el lado plateado refleja la luz y el calor, Encender una pequeña vela y colocarla dentro de la manta puede ser de gran utilidad.

4 Sensación de hormigueo o pelo erizado.

Esta es la peor sensación que puede experimentar durante una tormenta eléctrica. Si sientes que se te eriza el pelo por sí solo o que te hormiguean los pelos de la nuca, significa que estás emitiendo protones cargados positivamente que buscan conectarse con los electrones que bajan de las nubes de tormenta. El hormigueo significa que en solo unos segundos, puedes ser alcanzado por un rayo. No tienes tiempo para vacilar o entrar en pánico. Tire su bicicleta y todo lo que tenga de metal lo más lejos posible, y si hay una zanja al lado de la carretera, tirate directamente o ponte en cuclillas y acurrucate como una bola. Con suerte, los electrones cargados negativamente del cielo recogerán las cargas positivas emitidas por otra cosa.

Espero que no tengas que poner en práctica estos consejos y disfrutes de grandes rutas en bici con tiempo esplendido.

Si te gusta el contenido de mi blog te animo que te suscribas al canal y al blog ya que me apoyas a seguir creando contenido 😉.

Acerca de alakan

Dentro de veinte años estaras mas arrepentido de las cosas que no hiciste que de las que hiciste.Asi que librate de las ataduras.Naveja lejos del puerto seguro.Atrapa las huellas del viento en tus velas.Explora.Sueña.Descubre.MARK TWAIN.
Esta entrada fue publicada en Artículos y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.