Diario de un triatleta con sobrepeso: Semana 2

Para conseguir algún resultado en la vida es preciso tener paciencia, aburrirse, hacer y deshacer, volver a empezar y seguir de nuevo, sin que un impulso de cólera o un arrebato de la imaginación vengan a detener o desviar el trabajo diario.

Hippolyte Taine

Lunes: El plan de entreno decía 50 minutos carrera, mi cuerpo me pedía natación o descanso, más bien descanso. Pero en el trayecto de autobús más metro me fui sintiendo más activo y las ganas de correr fueron brotando como una mala idea hasta hacerse dueñas del jardín de mi mente como una hiedra invasora. Empiezo a correr y fuerte pinchazo en la tibia, mal, pero peor mi idea de seguir arrastrándome sin ritmo, sin fuerzas y con las ganas diluyéndose como el azúcar. Odio los semáforos y para un día que quiero que estén en rojo para mi, todos en verde, ni una tregua ni un resuello hasta que en el kilómetro 2.25 ahogo al gatito motivador que me mantenía corriendo y decido dejar de agravar el dolor de tibia, regresar a casa andando y grabar el entreno deplorable para en un futuro recordarme a mi mi mismo que ya cometí este error, por mucho que digan que entrenar cansado es bueno, escucha a tu cuerpo, no a las voces amotinadas con frases lapidarias en tu cabeza.

Martes. He dormido poco pero intenso, algo del cansancio agotador de ayer se ha quedado entre las sábanas, las piernas son otras pero queda el dolor en la tibia para recordarme lo idiota que soy. Hoy si toca agua y gracias a la pre Semana Santa puedo nadar yo solo en la calle de nado lento. En la Calle de nado medio, un nadador que me dobla en peso, en volumen y que nada a “su estilo” me funde largo tras largo. Tengo que entrenar con música, si consigo evadirme se me hace más ameno y corto cada largo. Primero entreno piernas unos 100 metros, si muy poco pero no doy para más. Después entreno respiración unos 50 metros y 50 litros de agua tragada para desistir, no es plan de ahogarme y me dedico a nadar un poco a mi aire total 825 metros de lo que yo llamo terapia interior acuática, algún día me pondré a entrenar natación, lo juro.

Miércoles. Por fin estoy a horas de iniciar mi semana santa, de nuevo me levanto agotado, pero he visto que el jueves es DESCANSO TOTAL, casi lloro. Solo me queda superar el día de hoy lo mejor posible y es que ya he descartado el entrenamiento programado por literalmente imposible. Hoy me tocaba natación y dos horas de bici, no tengo tanto tiempo ni fuerzas para hacerlo. Cuando voy al gimnasio la bascula esta rota y no pueden hacer la valoración, no hay gente apuntada suficiente para la natación con monitor y ademas falta una hora por lo que me meto en el agua y nado libre como Nemo, a mi estilo intentando mejorar la respiración, algo que creo voy consiguiendo, ya no trago tanta agua, pero me falta tener fondo, apenas llego a 100 metros de seguido y las siguientes en tandas de 50 metros. Los 45 minutos y 750 metros se me hacen eternos pero consigo superar la mitad de mi entreno diario, no estoy orgulloso pero hay veces que no lo que haces o quieres hacer no sale bien.

Jueves. Despertar sin horarios es un lujo en la vida o el merecido descanso del guerro, sigo con dolor en la tibia y temo que el viernes no pueda correr, pero hoy toca descanso y me centro en ello. El gimnasio en el que estoy apuntado tiene una un Spa y un circuito termal. No me explico como he tardado medio siglo en descubrir los placeres de un Spa, que gozada, he probado todos los chorros, burbujas y unas tumbonas acuáticas con spa_2-1024x685burbujas que son el cielo en la tierra, en cuanto tenga el mp3 para el agua creo que he descubierto el rincón donde bajarme del mundo una o dos horas a la semana, ahora las tengo que buscar. Para completar mi jornada de descanso me hago el circuito termal, bueno casi, el baño de agua caliente es una pasada, el pasar baso del agua fría no tanto pero me gusta como me deja la piernas, 10 minutos en la sauna romana de aire seco, duchas de chorros que alternan agua fría y caliente que es como una placentera tortura, si pensar en preparar un triatlón no es suficiente tortura y la ducha de aceites que sale difuminada, una pasada. Intento las dos saunas húmedas pero el olor y el calor me pueden, termino mi circuito con el paseo de guijarros que me encanta. Sigo muy cansado pero más relajado, mas tranquilo y en paz mental.

Viernes. No llueve, la temperatura es ideal para correr y tengo programado un entrenamiento de 60 minutos, la tibia me molesta un poco, me poco hielo y hago un poco de pereza para calzarme las zapatillas, al final salgo y veo que es una molestia muy pequeña y llevadera y que termina por irse. Pero hago algo mal y comienzo a sentir molestias en el img_0013glúteo derecho, el lado de la tibia dolorosa. Mi ritmo de carrera es el patéticamente bajo de 6:40 pero cada vez siento que planto peor el pie. A los 40 minutos el cansancio y el dolor comienzan a ser demasiado para mantener el entreno, aguanto hasta el puente, hasta los 45 minutos y regreso a casa andando. Me faltan horas de gimnasio y fortalecer la musculatura para evitar lesionarme. un consejo antes de empezar a correr fortalece toda la musculatura que vas a necesitar, no es una perdida de tiempo, al final lo agradecerás.

Sábado. Las molestias en el glúteo siguen, hace un día medio triste muy ventoso pero se podría salir rodar. El entrenamiento de hoy es natación y bicicleta. Me voy a la piscina equipado con todo el bañador y las zapas de mtb para subirme a una bici en el gimnasio.

Las primeras sensaciones en la piscina no son buenas, pero tiro algo más de brazos intento mantenerme recto y mejora mucho, no siento molestias y puedo nadar tranquilo en una calle con solo dos personas. Consigo hacer varias veces 100 metros seguidos, algo que para mi es un triunfo, siempre miro el reloj a eso de los 20 minutos para ver si estaría dentro del tiempo de corte del triatlón de la CDC en Junio, pero aún sigo fuera pero recortando lo que me anima a seguir haciendo largos. Por primera vez en un entreno llego a los 1.000 metros y noto que voy adquiriendo algo de la técnica aprendida estos días.

Me he puesto la cinta del pulsómetro y veo que estoy dentro de la zona 3 en la que tengo que trabajar, pero me tengo que meter algo más de caña con mis descansos cada 50 metros. No estoy muy cansado pero al andar si tengo molestias en la pierna.

Opto por una sesión de SPA y termal en gimnasio, creo que voy a poder aficionarme a esto.

Domingo.  Parece que tener paciencia y no forzar da resultado, el dolor es menor. Hoy toca bici y correr pero queda totalmente descartado, si lo hago sé que sera peor que no hacerlo. Opto por poner frío y una sesión de Core con ejercicios de Youtube para síndrome piramidal.

Antes de ir  a casa de mis padres me doy un largo paseo tranquilo por los lagos de las presillas, se que me esperan unas torrijas caseras de mi madre y no quiero estar todo el día sin quemar algo de energía, la bascula se dispara y hay que dar salida a las torrijas aunque sea andando.

Mark Twain dijo Los obstáculos no son más que un condimento del triunfo. Ya era consciente que esto no sería un paseo.

Publicado en alakanadas, Diario de un triatleta con sobrepeso., Triatlón/Duatlón. | Deja un comentario

Diario de un triatleta con sobrepeso: Semana 1.

Le he dado muchas vueltas a si escribir o no un diario público de mi recorrido para llegar hasta la línea de salida de un triatlón, y si él trabajo realizado puede ayudar a quien busque como yo, completar el reto de cruzar la línea de meta, sin posiciones, sin tiempos, tan solo dentro de los límites y cortes estipulados por la organización.
Estas semanas me gustaria fuesen  un cuaderno de bitácora donde plasmar el trabajo que me puede llevar al éxito en mis objetivos o al más absoluto de los fracasos. Evidentemente ha ganado la opción de escribir una entrada semanal sobre qué voy haciendo y como lo hago. ¿Qué es lo que ha inclinado la balanza para escribir? He visto muchos consejos parar iniciarse en el triatlón, como afrontar la prueba, pero poca información sobre el día a día, los éxitos y los fracasos.

Una de los grandes pilares para afrontar un triatlón o llegar a prepararlo es la fuerza de voluntad, la constancia y dejar las escusas a un lado, es motivación en estado puro. Los cientos de frases de gatitos que he leído estos meses y hoy son un mantra en mi camino, un asidero para completar un último kilómetro cuando te duelen hasta las pestañas o el despertador sonando a diario sin llegar a marcar nunca los dos dígitos. Una de estas frases motivadoras Lo fácil ya lo hice, lo difícil lo estoy haciendo y lo imposible tardaré, pero lo lograré.

Semana 1.

Sabía que iniciarme en el triatlón sin ayuda no es imposible, pero tal vez sea demasiado lento, demasiadas pruebas y error. Había que buscar ayuda, minimizar los errores sobre la experiencia y me topé con la página de 3t Tri trail team, contacte con ellos y aposte por su club con el que me he apuntado para guiarme en esta loca aventura. Básicamente tienes dos opciones unos entrenamientos online con un entrenador por chat y otra con los entrenamientos online más los presenciales, opción por la que opté.

Lunes me toca correr, algo suave y acorde con lo que venía trotando, la luz natural motiva y muy animado me cambio rápido y salgo a correr. Algo metí mal en el entreno guiado del Garmin y no me cuadraba mucho. Comienzo a correr y mis sensaciones son geniales, como las de un primer día de colegio, voy calentando despacio cuando me doy cuenta que no me he puesto las medias de compresión que evitan los dolores en las tibias. Nada puede empañar este momento y decido correr tranquilo sin comerme la cabeza, no me duelen las piernas y eso es un triunfo comparado con la ultimas salida que parecía un muestrario de dolores y lamentos. Por un error en el registro del entreno solo corro 40 minutos de los 45 previstos en unos humildes y patéticos 6:38 de ritmo con 6.09 km recorridos, todo un universo de mejora cuando pueda dejar rienda suelta a mi corazón y deje de estar corriendo con un ojo en el pulso.

Martes me doy de alta en el gimnasio, en ocasiones los pequeños detalles son un guiño del destino y en la camiseta de regalo figura uno de mis lemas favoritos Insistir, persistir, resistir y nunca desistir. Es una señal del Karma, el universo de poster de gatitos con frases motivadores me manda un mensaje en forma de camiseta y con la sonrisa aún en la boca me lanzo a la piscina donde intento corregir errores y mejorar mi natación con las instrucciones del entrenador del club dadas el sábado pasado anterior en la toma de contacto. La sesión fue un desastre absoluto, pero bueno, poco a poco iré completando un puzle de errores y vicios que me llevaran a mejorar mi aerodinámica en el agua y si tengo que perder lastre también y acercarme a lo que más miedo me da los 750 metros de natación en el lago de la casa de campo en menos de 22 minutos para superar el corte. Al final 45 minutos de natación y 825 metros, que bueno no llegaría ni al calentamiento de un triatleta, paciencia.

Miércoles levantarme de la cama fue una odisea, los entrenamientos por la tarde hacen que tenga que posponer mi hora de acostarme y voy acumulando cansancio, sueño y hambre, si me diesen a elegir no sabría porque decantarme. Bueno, sí dormir. El plan de entrenos indica bici, algo que me hace realmente feliz, la tarde es fría y con un viento atroz, pero si me meto en el gimnasio me muero así que opto por otra de las frases de mi poster, no hay escusas para no entrenar. Me cambio, y con el equipo de luces puesto en la bici opto por dar vueltas al polvoranca. El parque parece un túnel de viento, mientras me pongo los auriculares los patos me miran como diciendo, pero a dónde vas con la tarde que hace. Cuesta pedalear, el atardecer es de película, el viento me lastra, mi mirada se pierde en un atardecer de cuadro impresionista, decido parar y hacer una foto, no hay nadie en el parque entrenando con bici y tengo toda la pista, el viento y un ocaso para disfrutar de 60 minutos de entrenamiento que me están dejando exhausto.
A medio entrenamiento, el punto de luz de mi faro centra mis pensamientos, me siento feliz por lo que estoy haciendo, por el cansancio y dolor de partes de mi cuerpo que hacía años se limitaban a ir de un sitio a otro como un equipaje comienzan a formar parte activa de mi vida, de un trialakan que trabaja por cruzar la meta de sus sueños. Mi corazón me pide una vuelta más, pero mi mente y mis piernas me miran mal, se alían con los brazos y toman el control del manillar para optar regresar a casa, total 20,84 km en una hora y cinco minutos, bajo para lo que podría rodar, pero bien dadas las circunstancias. Es tardísimo cuando me voy a la cama y caigo muerto.

Jueves, 5:30 suena el despertador, pero no puedo con mi cuerpo, estoy agotado, me paso el día entre bostezos y arrastro un agotamiento total, hoy tengo valoración en el gimnasio y 45 minutos de natación, pero necesito dormir y apenas llego del trabajo, anulo la cita ceno y un poco mas de las 10:30 ya estoy entrenando sueños y ronquidos.

Viernes, el fin de semana para la mayoría de los mortales y gente en su sano juicio es sinónimo de descanso y tiempo libre, para mí son días de mayor Intensidad y cansancio, lo divertido de hoy es que por un lado puedo descansar por la tarde un rato y por otro que toca entreno en la pista de atletismo y conocer nuevos miembros del club. Al primero en conocer es a Oscar un Viejo miembro del comando sur, a Jesús que llevara el entreno y a Gema.
Correr por la pista es una gozada, la amortiguación, el llano absoluto o lo más parecido que me permite correr a 5:50, ridículo lo sé, pero para quien apenas ha comenzado a superar los 6:30 de media es lo más parecido a empezar a correr. Tras un calentamiento que para mí es carrera, nos ponemos con ejercicios de técnica de carrera y descubro lo torpe y negado que soy para la coordinación un desastre. Al final un buen entreno y una tarde entretenida muy agradable.

Sábado. Suena el despertador en modo fin de semana a las 8:00, toca hacer más cosas antes de entrenar y tras desayunar recoger un poco la cosa, toca natación en los cantos con Edu el entrenador de natación. Mientras veo con envidia como otros miembros del club devoran largo tras largo a buenos ritmos su entreno en el agua, yo caliento en la calle de al lado. Una vez terminan su entreno me toca técnica de pies y respiración, tengo que ver la natación con una visión sistémica y valorar mi progresión cada cierto tiempo, de momento el objetivo sigue siendo no ahogarme. Tras la natación el plan de entrenos indica bici regenerativa y como José quería salir en bici le llamo y completo la mañana con una salida divertida por las presillas, 16,29 km en una hora.

Domingo. Agotamiento, me duelen las piernas y me encuentro sin fuerzas, me toca una hora de bici y 6 km corriendo. Desayuno y opto por salida en bici de nuevo con José, en lugar de una hora que sean dos y mi sentimiento de culpa que sea algo menor por no correr.
Las subidas pasan una factura tremenda a unos aductores ya sin fondos para pagar este dispendio, Salir en bici en primavera es una gozada, por los colores, sonidos y olores de un entorno que supura vida por donde mires. La cdc en fin de semana es deporte y algo motiva para seguir dando lo mejor de ti en cada sesión de entreno, al final 33 km de MTB en dos horas, no está mal para las pocas piernas que tenía.

Una gran semana de entrenos que termino agotado, en unas horas comienza una nueva y los entrenos ya están colgados, fuerza.

Publicado en alakanadas, Diario de un triatleta con sobrepeso., Triatlón/Duatlón. | Etiquetado , | Deja un comentario

Como transportar nuestra bici en el coche y evitar sanciones.

Una de las grandes dudas que se plantea una ciclista cuando decide desplazarse con su bici, bien sea para una ruta con amigos alejada de su residencia o para disfrutar unos días de vacaciones y descubrir nuevos lugares con la bici, es como llevarla en el coche con seguridad y no ser sancionado por incumplir las normas de tráfico.

Para transportar la bici dentro de nuestro vehículo solo disponemos de dos opciones, dentro del coche o fuera.

 

Dentro del coche.

Si optamos por transportar la bicicleta en el interior del vehículo hemos de tener en cuenta los siguientes puntos.

  • El equipaje debe ir bien colocado y repartido de forma que no comprometa la estabilidad del vehículo, no moleste a los viajeros y no reste libertad de movimientos y visibilidad del conductor.
  • En el caso de la bicicleta si desmontamos una de las ruedas, esta ha de ir bien sujeta y no libre por el maletero.
  • La carga ha de ir fijada con una red de carga que se anclara en los soportes que dispone el maletero para este fin y evitara que en caso de frenazo brusco o accidente la bicicleta golpe a los pasajeros del vehículo o salga despedida hacia el exterior.
  • Un consejo es usar mejor cinchas tensoras que pulpos.
  • Si en los asientos traseros no viaja nadie y estos puedes ir sin abatir, abroche los cinturones de seguridad ya que en caso de accidente, ayudarán a evitar la intrusión del equipaje en el habitáculo.

 

Fuera del coche.

La mejor opción y más segura para transportar la bicicleta.

  1. Soporte de Techo.

Son los más comunes y económicos ya que no requieren ni placas ni luces para poder transportar una bicicleta. Usualmente se suelen montar para dos bicicletas, pero también los hay para tres. He visto montar cuatro bicis sobre el techo pero usualmente suelen ser pequeñas de menos de 26”.

La dgt nos recuerda que el comportamiento dinámico del coche varía cuando va cargado: es más inestable, pierde potencia y necesita más espacio para frenar. Hay que asegurarse que van bien sujetas.

 

Ventajas: No requieren una instalación complicada, son fáciles de guardar cuando no se usan.

Desventajas: Mayor consumo de combustible, ruido e incómodos de cargar y descargar.

  1. Soporte de Maletero.

Es el segundo medio de transporte de bicicletas más popular ya que no requiere de instalación fija en el vehículo (Bola de remolque) pero el que más quebraderos de cabeza legales nos puede acarrear y en el caso de algunos vehículos si necesitara de la instalación eléctrica para el porta matrículas con luces.

  • Hay que asegurarse que la placa de la matrícula y los pilotos traseros son visibles. Si no lo son, tiene que instalar una placa supletoria con matrícula y luces para el portabicicletas.
  • El portabicicletas puede sobresalir por la parte posterior hasta un 15% de la longitud del vehículo. Por ejemplo, en un coche de 4 metros podrá sobresalir un máximo de 60 centímetros.
  • Si sobresale por los lados hay que desmontar la bici. No está permitido que sobresalga lateralmente. La carga que sobresale por detrás debe ser señalizada por medio de la señal V-20. Si la bicicleta ocupa el ancho completo del vehículo, se colocará una señal en cada extremo, configurando con las líneas rojas de la señal una V invertida.

Ventajas: Son económicos, fáciles de montar y desmontar, no ocupan apenas sitio para ser almacenados y no interfieren mucho en la aerodinámica del vehículos si son correctamente instalados.

Desventajas: Requieren de nuestra plena atención para ser instalados y cargar correctamente la bici, de lo contrario se producirán daños tanto en el vehículo como en las bicicletas. Son los que nos pueden llevar a una sanción si cumplimos las normas correctamente.

  1. Soporte de remolque.

Para mi es el ideal si se va dar un uso intensivo al transporte de la bicicleta. Requiere instalación por profesionales, pasar la ITV y son los más caros. Pero si te desplazas todos los fines de semana para montar a tus lugares preferidos a la larga lo agradecerás.

  • Al montar las bicicletas tiene que cumplir todos los puntos indicados en el apartado anterior de portabicicletas de maletero.
  • La carga (bicicleta portabicicletas) no debe exceder el límite autorizado por el fabricante del enganche. Una bici de adulto de gama baja/media pesa entre 12 y 15 kilogramos, las de niño, entre 8 y 10 kilos. El peso del portabicicletas está indicado en sus especificaciones técnicas.
  • Si sobresale por los lados hay que desmontar la bici. No está permitido que sobresalga lateralmente incluidos los espejos retrovisores.
  • Las bicicletas deberán ir perfectamente instaladas para que no se puedan caer, desplazarse, arrastrar, producir ruidos, polvo u otras molestias.
  • No es aconsejable circular con ellos sin las bicicletas y de hacerlo este ha de llevar la placa V20 Instalada en la parte más externa del portabicicletas.

Ventajas: Son los más cómodos para cargar y descargar las bicicletas, permiten pleno acceso al maletero.

Desventajas: son los más caros tanto el portabicicletas como el propio soporte así como su instalación.  Requiere un lugar de almacenamiento grande.

 

Elijas la opción que elijas, piensa siempre en la seguridad y evita daños que con un poco de inversión y dedicación puedes evitar.

 

Información para consultar:

 

Publicado en Artículos | Deja un comentario

Red MTB 2019: Colmenar Viejo.

(…) Como si empezara el tiempo feliz en que los hombres se tratan como amigos, y se van juntando. La edad de oro” (1889)

José Martí

Estoy tan acostumbrando a un tiempo cálido y plano que ni me molesto en mirar el tiempo. Por lo menos me pongo una térmica, un chaleco y unos guantes largos, también el chubasquero que en primavera es de casi obligatorio en cada salida. Pero ni todo esto sería suficiente para no pasar frío.

Los guantes cortos me duran menos de dos kilómetros y los cambio por los largos, no hay más abrigo, tengo frío y de reojo miro a un sol que se muestra distante , tímido y muy perezoso para dar calor al día. Creo que voy tarde y renuncio a los senderos, pero el patio de atrás de la venta la rubia tampoco está tan mal. En la bajada me encuentro con muchos ciclistas, muchos de mi estilo y categoría de peso, de los de jarra y pedal. Me dan envidia con su equitación de invierno, yo la tengo y ni se me paso por la cabeza ponérmela.

img_0009.jpgVoy con la Gravel, tengo que contener la velocidad por los surcos y la tierra suelta. Una vez en la casa de campo me la encuentro saturada de corredores, cientos de todos los colores, formas y estilos. En días como hoy es fácil ser un paquete corriendo y pasar desapercibido. Dejo atrás el lago y una vez pasado el puente de los caballos la pista apenas tiene gente y puedo rodar tranquilo hasta el desvío de la valla del pardo donde de nuevo comienzo a ver actividad deportiva. Hablo con Jorge y resulta que voy genial de tiempo, bajo el ritmo, tampoco era nada alto, y me cruzo con los dragones de Leganés y algún que otro grupo que va con los dorsales personificados de la redMtb.

En la parada del puente de Telecinco hago tiempo, como una barra energética y sigo pasando frío. Una vez con Jorge nos ponemos a pedalear, toca subida el frío baja unos puntos y dejamos el carril bici, vamos buscando el arroyo tejada que cursa en un suficiente bajo la asignatura de arroyo. Una vez en la pista del camino De Santiago vadeamos en varias ocasiones el río, yo hace años me saqué un máster en Castellar de Santiago. La pista del cementerio es pestosa, en algunos tramos con pendientes generosas que me disparan mi maltrecho pulso pero lo voy conteniendo.

Llegando a colmenar la sensación que llueve se hace palpable, han llegado varios grupos para la foto de las 14:00 pero para eso falta una hora que no tenemos ganas de esperar con frío que nos tiene desmotivaros. Nos hacemos una foto en la plaza y tras comprar una bebida en el chino nos vamos a la ermita de colmenar. Desde este punto se puede ver Madrid y el camino de regreso difuminado por una lluvia ligera que comienza a mojarnos, descartamos volver en bici y buscamos el cobijo del tren, de su calefacción y de sacar rendimiento a mi abono transporte que para esto también es muy socorrido. El tren está repleto de ciclistas, de MTB y de carretera, todos sin abrigo, sin chubasquero y pensando ¿ Quien me ha robado el mes de abril ?, nos han quitado una hora y unos grados, el invierno estaba escondido, Sorpresa.

Luis Cernuda en su obra Un río , una amor  ya dijo, Fatiga de estar vivo, de estar muerto, con frío en vez de sangre, con frío que sonríe insinuando por las aceras apagadas. Nos hacemos mayores.

Track de la ruta

Publicado en Gravel, rutas | 2 comentarios

Dénia 2019: Un motín entre sendas.

Nunca harás nada original si no estás preparado para equivocarte.

Ken Robinson

El cansancio es uno de los mejores somníferos que hay para dormir a pierna suelta, el domingo a amanecido radiante. Con un mar en calma y un cielo azul que invitan descaradamente a salir de corto y dejar que el sol comience a tatuar el moreno ciclista que nos delata.

Jorge nos cuida en demasía, zumos tortitas, café, colacao todo un señor desayuno que nos pasará la cuenta el lunes al subir a la báscula. El cansancio también invita al vagueo a intentar cambiar bici por paseos por la playa a valorar terrazas de verano, pero al final salimos a montar que para eso hemos venido.

Nos toca ir hacia Dénia, hacia las falsas del Montgo por la vía verde, entre naranjos, coches de lujo y madrugadores deportistas que corretean o salen a consumir vatios de sus bicis eléctricas. Dejar Dénia es un dolor, una sucesión de cuestas a cual mas divertida nos deja por fin a los pies de una senda que terminó siendo un pateo de subida, precioso para andar pero no para disfrutar con la bici. Fue en este tramo donde se gestionó el motín, cuando la senda pasó a ser de bajada y de nuevo me vi atrapado en un laberinto de sensaciones, demasiado complicada para mi flow actual, totalmente inadecuada para mi bici actual y lo principal una falta absoluta de predisposición a disfrutar de una bajada que hubiese relamido hace cinco años. Disfruta de la bajada y el entorno paso a paso a mi ritmo y al final cuando nos reunimos vemos que la ruta se va de tiempo y Jorge acepta poner rumbo al apartamento por la playa. La bajada por la costa es rápida, nos cruzamos que varios grupos de ciclistas de carretera, tengo que venir para disfrutar de esta zona en versión flaca.

Visitamos un puesto de vigilancia de socorristas y descubrimos lo duro que es rodar por la arena, esto no son las costas de Cádiz donde la marea te regala una pista dura para rodar y frutar de la costa durante unas horas. Al final Alejandro y yo optamos por el carril bici y terminamos la ruta dando un agua a las bicis en las fuentes para lavarse los pies de la arena de la urbanización, disfrutando de unas cervezas unos anacardos y un sol que hoy si calienta en el césped de la piscina.

Como toda edición de las escapadas a Denia termina con una paella del senyoret y pequeño paseo para bajar el arroz y emprender el viaje de vuelta a casa.

Raul Gonzalez Tuñon dijo Corto sueño y larga andanza en constante despedida. Todo nos falta en la vida. Todo, menos la esperanza. La esperanza que nos queda por volver con más Flow en plenitud de pulsaciones y con las ganas de devorar montaña entre sendas por trialeras.

Track de la ruta 

Publicado en rutas, Viajes | Deja un comentario

Gravel experience

image

El próximo 26 de Mayo  @veloze_cc,  @rs_cycles  y c @caminosycotas organizan una ruta gratuita, la Gravel experience en La Rioja.

Una ruta para disfrutar del paisaje, la buena compañía y como no la gastronomía. La ruta consta de 96 km con 1.296 metros de ascensión acumulada con la opción de poder acortar.

Más información en instagram con el hashtag #gravelexperien.

image-1

 

Publicado en Marchas y Carreras | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Denia 2019: A la vía verde del Serpis de cuesta en cuesta.

¿Quién dijo que en nuestra vida no vuelve la primavera? Vuelven amorosamente sobre nosotros innumerables primaveras. Nos renovamos siempre; vivir es renovarse. Olvidemos los fantasmas; esperemos en lo único que existe: en el porvenir.

Rafael Barrett

Este año la primavera nos ha sorprendido y la edición invernal de nuestra escapada a la costa, para montar de corto ha sido algo más tardía. El día amanece raro algo plomizo y con el mar alzando algo la voz para llamar mi atención, Jorge tiene en Denia un pequeño paraíso donde escarparse, un refugio de mar y montaña que nos invita a disfrutar, olvidarnos por dos días de dietas objetivos y que hacerse cotidianos.

Rodamos por carreteras interiores sin tráfico, Sin ajetreos hasta alcanzar el carril bici que en agradable charla con Gonzalo nos lleva entre resiliencia y mindfulness a Pego. Toca quitarse ropa, comenzamos con las primeras cuestas de día, pronto me daré cuenta que hacer una ruta sin poder subir de pulsaciones por prescripción facultativa es algo realmente complicado, solución andar y empujar en las cuestas más duras cuando el pulso se dispara a 150 mi límite hasta que el cardiólogo vea las pruebas que tienen que hacerme.

Llegamos al pie del desvió de las antenas donde el grupo nos espera, ellos suben y bajan a la antena mientras Gonzalo y yo recuperamos el aliento con un paisaje de fondo increíble. La sorpresa estará en la bajada en forma de senda trialera, de las que te hacen gozar si el MTB forma parte de tu ADN. Hace cinco años, con mi doble, mi flow a tope y muchos dolores menos la habría disfrutado aullando como un lobo a la luna, surfeando sobre las piedras y saltando entre las rocas y escalones. Pero ahora mis kilómetros de carretera, los placeres de las pistas con la Gravel han convertido mi flow ciclista de montaña en un recuerdo del pasado. Así que me bajo la gran parte de la trialera andando.

A la altura de las ruinas del castillo donde finaliza la senda, el valle nos muestra su cara más colorida con los cerezos en flor. Su otra cara es más intensa, tenemos que ascender de nuevo y esta vez las rampas son de las caras con todo tipo de porcentajes y todos de dos dígitos. De nuevo camino, empujo la bici y busco en el horizonte una señal, un punto de inflexión en el terreno que ponga punto final al continuo sentido ascendente de la ruta. Pero he de decir que la zona es preciosa y que repetiría una vez recobre la limitación en ni esfuerzo.

Una carretera pone fin a la pista tormentosa, es la hora de comer y bajo amenaza de motín nuestro capitán opta por renunciar a llegar a la vía verde del serpis por senda. Bajamos por carretera y en un desvió me equivoco pegándonos una bajada extra con su correspondiente subida el karma del MTB es ecuánime e iguala un poco la ascensión acumulada en el grupo.

Una vez en Lorcha comemos en el polideportivo unos fabulosos bocatas y con las fuerzas repuestas afrontamos la vía verde del Serpis, una ruta preciosa para recorrerla en bici o corriendo, pero también realmente incomoda de rodar por el tipo de terreno.

Poder pedalear en mi pulso es una gozada y en un escenario tan magnífico un regalo para los sentidos, los túneles, tramos de senda y paso por una tubería puente se suceden cuando vamos dejando el interior y nos acercamos a la costa. Ya tan solo queda rodar por carreteras tranquilas y carriles bici. Comienza a atardecer y le ganamos la batalla a la oscuridad no hemos ganado la yonki lata de cerveza.

 

Mick Jagger dijo Un día tendré que pagar mi tributo al diablo, como Fausto. Pero por qué voy a dejar de disfrutar del sol de hoy para pensar en las nubes de mañana. Hemos sufrido, pero nos lo hemos pasado en grande.

Track de la ruta

Publicado en rutas, Viajes | Deja un comentario