Vacaciones 2020 semana 1: Pedro Bernardo.

La felicidad reside en que entendamos el punto de vista y las necesidades de otra persona. La felicidad reside en que no estemos perdidos en un sueño solitario.

Rogarse Waters.

Caen poco a poco golpeando el techo de la furgoneta, tímidas, espaciadas como temiendo perturbar el sueño con las primeras luces de la mañana. Se arman de valor y forman un ejército de gotas que descargan un buen chubasco de barro sobre él camping, duro poco, hace fresco y se agradece el estar bajo el nórdico de verano. Quien diría que horas más tarde iría buscando las sombras para huir del calor.

La lluvia es la excusa de hoy para salir tarde, salgo hacia el lado contrario del día anterior hacia Ramacastañas, la carretera es un tobogán, te pregunta ¿ como tienes las piernas.? Y te das cuentas que van con las luces de emergencia encendidas, si hoy fuese un vehículo sería una cosechadora, lenta, inmensa totalmente fuera de su hábitat. La carretera hasta Lanzahita me anima un poco, las piernas comienzan a entonarse al tiempo que el cielo se va cerrando, tímidas gotas acompañan mi entrada al pueblo. Duran muy poco, el GPS me marca el tramo de subida con su altimetría de colores, salgo del pueblo y comienza la subida, sin un beso, una caricia así para empezar un 10% el GPS marca la rampa en marrón, el color de te vas a cagar cuando lo veas en la pantalla. La carretera es de ensueño para los que tengan piernas, una pesadilla para los obesos con piernas de palo. Cuando piensas que este rincón tan idílico no puede guardar tanta maldad te regala rampas del 11 %, 12% y hasta del 13% llegue a ver en la pantalla alternando los colores rojo naranja y mi temido marrón.

El viento se cuela entre los pinos, la sombra se agradece pero la dureza de la subida te deja muerto. En lo alto de este tramo antes de entrar en el pueblo hay un cementerio, no se podía haber elegido un sitio mejor, necesito para y me imagino una gran pantalla en la entrada con una ruleta, sale sigue subiendo.

Una vez alcanzas el pueblo, recargas agua y te metes un gel para seguir tirando la pendiente se relaja y el puerto es más humano, las pendientes van del 3% al 6%, se rueda de lujo, hace viento de cara pero se agradece, el calor es infernal, ya no hay sombras, tampoco sorpresas, la subida la ves tal cual, como un cachorrillo, no hay sorpresas, ahora que ves donde gira y piensa que eso es medio camino De Santiago.

Me siento flojo, algo mareado, como mi mega barra energética de clif sabor menta. Verificó que la alerta de emergencia está activa y el live track activo, bueno si peto me encuentran. La altimetría de Garmin me dice que el puerto termina un kilómetro antes de lo real, como los odio. Me cuesta terminar un mundo, corono, lento pero feliz.

Descanso, sesión de vídeos, fotos y bajar a la chinita, al agua fría de su fuente como ayer. Hace tres años con Dani subí Serranillos al bajar, este año si lo intento me da un síncope. Hace tanto calor que bajo el puerto con la calefacción puesta, llego al camping, 50. Km y casi 1000 metros, me vale me digo para mi mientras la espuma de una cerveza fría se ofrece para ser besada.

Víctor Hugo dijo Los cuarenta son la edad madura de la juventud. Los cincuenta la juventud de la edad madura. Empiezo a darme cuenta que esto cada vez es más duro.

Publicado en rutas, Salidas con Flaca, Viajes | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Vacaciones 2020 semana 1 : Serranillos con la nueva normalidad.

Dame un alma que no conozca el aburrimiento, los refunfuños, los suspiros y los lamentos y no permitas que me tome demasiado en serio esa cosa tan invasora que se llama “yo“.

Tomas Moro.

Supongo que tener dos semanas de vacaciones, cargar la furgoneta e irte a los pies del paraíso ciclista rutero, muy normal no es. Pero bueno, estoy soltero y soy dueño de mis pasiones así que vamos a ver cómo está el resto de España post confinamiento.

Acampó el lunes 6 de julio en el camping Prados Abiertos de Mombeltran, si las crónicas son en vivo, voy a dejar ” descansar” al triatleta obeso que hay un mi dos semanas y regresaremos de nuevo, con más dolores, más kilos y seguro más gamas. La cuestión es que me cuesta un triunfo montar el chiringuito, literalmente estoy empapado en sudor, hace un calor insoportable y necesito montar la tienda base para poder organizar el campamento y comer. Tras conseguirlo,como, siesta, tarde de piscina, cena y al sobre que hay que madrugar para intentar evitar el calor.

Una cosa es proponérselo y otra el poder dejar el mundo de la seminconsciencia, consigo dejar mi nirvana de mirada perdida y unicornio loco gritando de lado a lado de mi cerebro para ponerme a desayunar, vestirme de ciclista y casi dos horas después de lo planeado ponerme a pedalear. Dejar el oasis verde del camping y pedalear por el asfalto fue una bofetada de calor, de realidad veraniega, un té lo dije al unicornio que continúa dando vueltas por mi mente, ojalá vuelan pronto las voces.

Subir Serranillos desde el camping se empieza a sufrir desde que sales del camping, ¿ No has venido a sufrir ? Pues disfruta unas buenas rampas del 10% para ir aclimatando la cremallera del maillot que ya deja ver el pulsometro. Santa Cruz Del Valle es el primer pueblo por el que paso, las pinturas han perdido parte de su encanto, las gentes de los pueblos también, me cruzo con una mujer mayor, con su garrota entre las piernas, las manos apoyadas en ellas agarrando un pañuelo con el que alivia la humedad de sus ojos que lucen sobre la mascarilla bajo la higuera que da sombra al banco en el que descansan sus días. Siempre que en los pueblos me encontrado señoras mayores así, han sonreído, quiero pensar que debajo de la mascarilla hay una sonrisa, degustando un viejo recuerdo o la esperanza que los nietos vengan el fin de semana antes de ir se de vacaciones, la soledad también mata cuando se tiene un corazón enorme. La carretera da un pequeño respiro antes de llegar a San Esteban Del Valle, las chicharras son demasiado escandalosas y el giro por el río es ensordecedor, a pocos metros de entrar en el pueblo, un hombre mayor camina con su garrota en una mano y una azada pequeña sobre su otro hombro, camina encorvado, refugiado del calor bajo un sombrero de paja me hace un amago de saludo con la garrota y también camina con su mascarilla. La nueva normalidad no va ser fácil de aceptar. Me adentro en la carretera solitaria que deja el pueblo, bajo cohetes, gracias no era necesario. Me pasan dos ciclistas a un ritmo que parece que no les cuesta, es lo que tiene los obesos, que cualquier cuesta intenta ahogar nuestras ansias de ciclismo. Subo mirando la potencia, me rio porque voy pensando lo que podría hacer funcionar, la batidora, el cargador del móvil, como cuesta subir puertos, no entiendo qué necesidad tengo de hacer esto.

Pero llego a la fuente de la chinita, donde los puertos de serranillos y Pedro Bernardo dejan de compartir tramo de subida, recargo de agua fría mis bidones y me hago fotos, miro el móvil, me distraigo en el paraje, se está genial. Hay que seguir, la carretera se despeja, se abre el telón de las vistas, el ibuprofeno del ciclista. El aire es agradable, ya no recordaba que las montañas tiene aire acondicionado. Serranillos es un puerto película cabròn ya que te enseña la meta y el purgatorio para llegar a ella, si lo aceptas sufres, pero en el último kilómetro cuando las fuerzas van justas y te sabes vencedor, puedes mirar hacia abajo y ver el campo de batalla, los kilómetros abatidos por tu tenacidad, por la fuerza que solo el deseo de coronar te lleva a completar la ruta. Ahora la foto en el cartel, no es una foto más, la tendrás mil veces repetida, pero esta es la de la nueva normalidad, la de la vida sin planes, donde cada día miramos de reojo si hay una vacuna de esperanza o una reclusión paliativa.

Solo queda la bajada, el disfrute, el ir sumando grados hasta llegar de nuevo al camping hervido en sudor. Annie Proulx escribió Papá, ¿Tenemos miedo? (…) No cariño. Es una aventura. Y como tal tenemos que vivirla.

Publicado en rutas | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Diario de un triatleta con sobrepeso 2.1 Semana 6: De descarga muy cargada.

Cansancio es la promesa del descanso y del agua la sed es la promesa. Testamento involuntario” (2012), Héctor Abad Faciolince

Vuelvo a no escribir a tiempo las crónicas, esta semana vivo en un agotamiento casi permanente, un agotamiento físico y mental, cada vez que me intento relajar unos minutos caigo en un estupor my cercano al sueño.

El lunes me cuestan los ejercicios de natación en seco, no tengo coordinación de brazos y piernas, en ocasiones no se ni como logro mantenerme a flote, y si hablamos del core, mejor que no, hay semanas que se me han pasado más rápido que sus 10 segundos de ejercicios demoniacos para tener las abdominales de un vigilante de la playa. Debajo de mi Lorza, por lo que duele está floreciendo una abdominal marcadita, de esas de depilarte aguantar los 15 segundos de vídeo y decir suchard.

Con la sudada y caloret Alcorconero me voy una vuelta , por bajar unos gramos y animar a la abdominal a florecer en el terruño de mi abdomen.

El martes toca entrenamiento de fuerza, un poco de todo, algo de agonía en el core pero supero el día con un paseo con podcast, me encanta la sonrisa de Gema, creo que es de las más bonitas de Instagram y sus historias un regalo diario, ahora nos deleita con me inspiras, te recomiendo un vistazo a su blog Miss Leggins Run y que te enganches a sus podcast de me inspiras.

Los miércoles son carrera, es sufrir en el parque de las comunidades, toca Fartlek, los gemelos tras el calentamiento me duelen una barbaridad y los ejercicios de técnica de carrera no ayudan, termino totalmente agotado y muscularmente un dolor.

El jueves me lo tomo un poco de relax, estas semanas de descarga tan duras pueden conmigo. Salgo a andar y a disfrutar un poco del tiempo tranquilo al atardecer.

El viernes cuestas corriendo, vamos a terminar con unas piernas de hierro, el calentamiento me costó como todo el entrenamiento, la técnica fue un dolor, la segunda vuelta pudo conmigo y dejé el entrenamiento demasiado dolor muscular en los gemelos y la tibia. Me fastidia mucho no poder completar los entrenamientos, pero también se que es mejor parar a tiempo.

El sábado lo decido a montar un ventilador en el techo de la habitación que uso para trabajar, que duro está el puñetero hormigón y eso de montaje sencillo vamos a dejarlo y no soy precisamente torpe instalando estas cosas, al final queda genial.

El domingo decido madrugar y disfrutar con la bici, con Dora, mi bici de gravel me tiene enamorado. Bajo a la casa de campo, hasta el lago para ver el agua. No entiendo como me he podido meter a nadar en semejante charco y lo peor que tengo dorsal para Octubre en el triatlón de Santander series, pero me da que lo voy a dejar para 2021. Mis piernas responde pero a la vuelta las cuestas de la casa de campo de tapia y llegar a ellas me pasa factura. El calor es sofocante pero disfruto una salida de bici genial regresando por la ciudad financiera.

Comienzo a sentir el agotamiento y el ir forzando el cuerpo, pero no queda otra que seguir con cabeza, aún hay tiempo de llegar preparado al triatlón de Fuentidueña del Tajo.

Ando Pérez dijo en los 88 peldaños del éxito Sueña. Soñar es pensar a lo grande. Es apuntar a la luna sabiendo que si te quedas corto , alcanzarás alguna estrella. Y en eso andamos en lograr llegar a la luna.

Publicado en rutas | Etiquetado | Deja un comentario

Mascarillas deportivas Decathlon.

mascarilla100

Adaptarse o morir, los nuevos tiempos de pandemia han traído a nuestras vidas un complemento que he venido para quedarse por algún tiempo. Un complemento que en muchas ciudades ya era parte de nuestras vidas para los ciclistas urbanos como protección contra la contaminación urbana o en periodos primaverales para protegernos del polen, ahora es un elemento casi obligatorio para el cuidado de nuestra salud, recordando siempre que el sentido común y a la responsabilidad manteniendo una distancia de seguridad son nuestras mejores armas para combatir el virus.

Decathlon ha lanzado su mascarilla modelo 100, que es 100% reciclable, reutilizable ya que ha sido testada en laboratorio y admite hasta 70 lavados, secándose fácilmente al aire y es apta para la práctica deportiva moderada. Es segura frente a la contaminación, alérgenos como el polen y bacterias con una capacidad de filtración de partículas del 93%. Está fabricada con micro fibra de poliamida con hidrofugado barrera OEKO-TEX, esto aporta una protección en ambos sentidos. El materia no produce irritaciones evacuando rápidamente la humedad de la piel por una actividad física no muy intensa. Es para adultos, pero hay una versión para niños, su precio en el momento del lanzamiento es de 6,99 €.

mascarailla

Próximamente Decathlon pondrá a la venta la mascarilla 900, aportará una mayor movilidad facial y una comodidad superior a la de otras mascarillas ya que contará con mayor adaptación para la nariz y las orejeras serán ajustables. Será reutilizable soportando hasta 40 lavados. Su eficacia de filtración es de 99,9%, cuenta con tres capas estando la primera compuesta por un tejido resistente al agua, la capa intermedia posee acolchado antibacteriano y la tercera capa está basada en nantecnologia, esto se traduce en que resisten las arrugas, manchas y la proliferación de bacterias, permitiendo que este tipo de productos sean más higiénicos y perduren más.

Dado que su grado de respirabilidad será mayor la mascarilla 900 está indicada para el uso diario y es apta para la actividad deportiva moderada. Se pondrá a la venta en pack de dos unidades y estará disponible en negro, azul y blanco con tres tallas, dos para adulto y una para niños.GEL+LIMPIADOR+DE+MANOS+75+ml

Junto con las mascarillas también comercializa su gel limpiador de manos en un formato de 75 ml que nos facilita llevarlo en la mochila y estar más protegidos contra el virus facilitando así el lavado de manos en cualquier lugar y con mayor frecuencia.

 

 

Publicado en Artículos | Etiquetado , | Deja un comentario

Diario de un triatleta con sobrepeso 2.1 Semana 5 : La nueva normalidad en seco.

Esos sueños están formados del material fundamental de los sueños que es el deseo. El deseo es un sentimiento, proviene de una carencia. El que posee, no desea.

Dalmiro Sáenz

Intento ser disciplinado, tengo que ser disciplinado si quiero llegar a mi gran meta. Vuelvo a ver los vídeos de ediciones pasadas de sueños cumplidos contados mientras se cumplen, de voces en off que una vez asimilado el dolor, el cansancio, el sufrimiento y las renuncias que has de caer de los placeres mundanos dan por amortizado cada minuto invertido y con el beneficio de la felicidad, de sentirse bien y el alma en paz, no diré él objetivo, solo que aún queda muy lejos y el coronavirus me lo complica.

Pero viviendo el día a día, la auditoría de dolores, molestias y demás formas que tenemos los aspirantes a triatletas en martirizar el cuerpo se van incrementando. Comienzo la semana con los ejercicios de fuerza de natación, confieso que aún me superan y hay una tanda de abdominales que cuando dice “ cinco más” bueno llego a dos justitos, mi abdominal de pliegue ancho empieza a ser de la familia. Para completar el entreno y no estoy para saltitos me doy una vuelta andando 5,16 km soy optimista todo suma.

El martes me siento cansado, me cuesta hacer la sesión de fuerza, me he creado una rutina que me gusta y creo puede dar un buen resultado, aún no he encontrado un vídeo que seguir y no pensar solo sufrir animado por un monitor en mi tv, el chiste era muy malo.

El miércoles es día de carrera, de quedar con los compañeros y esta vez se anima a probar Sonia que se une al entrenamiento. Los CaCos ya han pasado a la historia corremos 15 minutos sesión de técnica, unas series cortas y vuelta a correr, más series cortas y enfriamiento. Antes de las primeras series pensé que lo dejaba, dolor en los tobillos y los gemelos del increíble hulk duros como piedras, una talla mayores que mis piernas. Consigo terminar la sesión en parte a la compañía de Oscar en su monopatín, él si sabe entrenar.

El jueves tengo sesión doble pero veo tan lejos cualquier carrera que decido completar la sesión de fuerza de natación con unas rutinas nuevas de un nuevo vídeo y descansar de la sesión de rodillo. Bueno en realidad cambio sesión de rodillo por descarga muscular con foam roller que me sienta genial en las piernas.

El viernes de nuevo toca sesión de carrera a pie, esta vez series en cuestas y lo que me cuesta son las dos vueltas de calentamiento donde esta vez si voy mal de rodilla, necesito solucionar mis problemas con las zapatillas desde que mis viejas Joma súper cross llegasen a los 800 km empezasen a quejarse. Sus reemplazo las Joma titanium con 8 de drop no han sido muy bien toleradas por mis piernas y ya necesité descansar antes del confinamiento, tras el confinamiento pensé que me había adaptado a ellas, pero no me siento agusto con ellas.

Aguantó hasta las series, termino las series y empiezo a correr mejor, los dolores se van, me adapto a mi ritmo de tercera o cuarta edad y completo el entrenamiento bajo cuatro gotas mal contadas, minutos después d de irnos la tormenta fue de las caras.

El sábado lucho con la cama por bajarme, ponerme en pie, pero no puedo. Creo que las sirenas existen y en el siglo XXI habitan en las camas de los que soñamos con Libertad, viajes increíbles y rutas espectaculares cuando sus cantos cesan ya han pasado unas cuantas horas y se me hace realmente tarde. Doy el día por perdido, todo se complica, dejo el deporte por un día para poner en orden mi casa y los blogs, esta semana esta entrada ya ira en su día.

El domingo las sirenas de nuevo me camelan, pero algo menos salgo con mi gravel con Dora, voy rápido por las pistas, voy sonriendo en una agradable mañana primaveral, sin objetivo, bueno si uno solo pasarlo bien. Un biker me dice al salir del sendero que ni lo intente en bajada, que esta petado de senderistas. Ellos tienen prioridad y me hago el perímetro por pista, no vistas al palacio y el agradable rodar por la zona baja del monte. Decido ir hasta la finca y regresar por telemadrid, por el campo de militares y las pistas que van por cerca de las vías, disfruto de la vuelta con las piernas cada vez más cansadas. El número de ciclistas ha bajado, el de andarines también. Me gusta ver a matrimonios mayores agarrados de la mano apoyándose el uno al otro en cada paso que dan. Sabedores que son supervivientes de una mala época de una nueva piedra en el camino que la vida les ha puesto y solo juntos lo van a superar.

Termino la semana muy contento, no por los resultados que son pésimos, pero si por la actitud a la hora de afrontar los problemas, la fuerza en continuar entrenando en lugar de dejarlo, empiezo a conocer el punto de dolor donde se puede seguir y donde hay que parar. Semanas como esta siento que me hacen más fuerte, me hacen sentir que estoy lejos, muy lejos de plantearme el gran reto, pero si en el camino de poder decir, ahora tienes la base para comenzar a entrenarlo.

Martin Seligman en su libro La auténtica felicidad escribió Es importante distinguir la felicidad momentánea del nivel de felicidad duradera. La felicidad momentánea puede aumentarse fácilmente mediante distintos medios, como comer chocolate, ver una película cómica, recibir un masaje en la espalda o comprar una camisa nueva… El reto consiste en aumentar el nivel de felicidad duradera y el mero hecho de incrementar el número de estallidos de sentimientos positivos momentáneos no lo conseguirá, por los motivos que se exponen más adelante. Quien sabe lo mismo ahora el deporte es el nuevo chocolate.

Publicado en Diario de un triatleta con sobrepeso. | Etiquetado , , , | Deja un comentario