Entrenamiento solidario Domingo 29 de Noviembre para donación Duchanne Parent Proyect

El próximo domingo 29 de Noviembre a las 9:30 en el parque polvoranca, el club 3T organiza un entrenamiento solidario con toma de tiempos para suplir la ausencia de competiciones y poder dar un punto competitivo a la temporada a la par que aportamos nuestro granito de arena a la asociación Duchanne Parent Proyect.

Esta asociación, sin ánimo de lucro, fue creada y es dirigida por padres y madres de niños con Distrofia Muscular de Duchenne (DMD) y Becerril (DMD). Enfermedad catalogada como rara, que afecta a los músculos, degeneraría, sin cura y con una esperanza de vida limitada.

Para participar en el evento, abierto a todos, se podrá elegir entre 2 modalidades, 5K y 10K, ambas con toma de tiempos y con protocolo COVID, el cual será enviada por correo según se acerque la fecha del evento.

Gracias a colaboradores habituales del club cómo Dephion, Manacor, RP Clinic y Chousa, permitirá que se tengan algunos premios para los mejores tiempos y algún regalo dentro de bolsa post-entreno según se termine.

Al ser un evento solidario, la donación mínima para poder participar será de 5€, y la recaudación íntegra será destinada para la asociación.

Podrás apuntarte hasta el próximo jueves 26 de noviembre cumplimentando el siguiente formulario https://forms.gle/2pxFJmaY4vaSTk8A7 .

Para todos los que no puedan asistir pero quieran colaborar, esta habilitado un Dorsal Cero que se encontrará en el enlace.

Publicado en Artículos, Triatlón/Duatlón. | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Un Domingo Tonto lo tiene cualquiera.

(…) Te escribo como siempre para quejarme y decirte que la vida es estúpida, el mundo injusto, el destino siego, la sociedad idiota, y nada más… tengo casi todo lo que se puede tener; una cosa me molesta: la inteligencia.

Victoria Ocampo.

7:30 de la mañana toca el despertador y digamos que me doy por enterado, alguien de mi casa, vivo solo, tendría que levantarse para hacer algo, por eso programo una alarma pronto, muy pronto perturbando el sueño de los demás. Pues digamos que simplemente la apague y a eso de las 8:30 pienso, yo tendría que estar camino de la sierra para hacer una ruta muy chula con mi gravel y me levanto, no tengo preparado nada, ni el track en el Gps, desayuno rápido mientras de urgencia pongo una estrellita en la ruta de hace dos años para cargarla desde Strava. Cuando quiero salir son casi las 9:30 me equivoco de salida, no tengo remedio con el coche, y digamos que voy de regreso a mi casa de nuevo, soy idiota. Mientras doy la vuelta, pienso que me quedo sin tiempo para hacerla como quiero y opto por ir a la zona de San Martín Valdeiglesias, algo que sería un gran error por mi falta de previsión.

La mañana es fría pero voy cantando mis temazos en la furgo, aparco en el aparcamiento de Picadas, solo quedan tres plazas y no me da tiempo salir de la furgoneta cuando se queda completo, puff por los pelos.

Me tomo algo de tiempo y dibujo una ruta en strava con el movil para cargarla en el GPS, tiempo perdido ya que Garmin me odia y ha decido hacerme la vida imposible mostrándome todos los errores posibles que puede tener la mierda de cucaracha que fabrican. Respiro, pienso, estás en un sitio idílico en el que se respira paz, bueno hoy es domingo, hoy no. Rueda la vía verde, ve a al aldea del fresno y ya veremos una vez allí que hacemos. Pues nada saco la bici, me pongo las zapas y a rodar por la orilla del Alberche, sorteando perros, niños, carros de niños, zombis, pescadores y demás jungla urbanita que han decido ir a llenar de mierda los espacios naturales, cantidad de mascarillas por el suelo. Cuando empiezo a rodar tranquilo me encuentro con un cartel Prohibido el paso, desprendimientos. Upss pues nada me daré la vuelta que le vamos a hacer, mientras pienso como arreglar la ruta, veo pasar unos 20 ciclistas en tandas y como 50 personas que directamente obvian el cartel, no va con ellos, no significa nada. Me hace dudar, pero no, si esta prohibido y lo indican no paso. Pero al volver a la carretera y a la salida de la vía esta el policía de San Martín la que me pregunta donde vivo. Al decirle que Alcorcón me dicen que no puedo estar aquí que es zona confinada y yo sin saberlo, al no pensar venir no miré las zonas confinadas de esta zona, solo las de la sierra. Les digo que me he dado la vuelta al ver el cartel y que me voy, me dicen que salga del municipio y que ellos van a sancionar a los que están disfrutando de la zona prohibida, por partida doble. Gracias Karma.

Cargo la bici en el coche y me voy al puticlub de Navas del Rey, bueno a la puerta que hay un aparcamiento donde siempre paro, para hacer rutas con la bici. Opto por ver si puedo llegar a Colmenar de Arroyo por pistas en lugar de por carretera, como no puedo contar con la ayuda de garmin pues tiro de vieja escuela y pregunto los wikiloc del camino que me indican como llegar hasta el puente del camino vecinal, suena bonito. La pista es dura, compacta, se rueda de lujo. Voy rodando por primera vez en mi vida con tubeless y me encanta, esta nueva etapa mía de salir de la zona de confort me sorprende con nuevas experiencias. Como el día esta loco, el camino vecinal indica que hay cacería pero veo que esta muy transitado y me animo a seguirlo. Voy disfrutando con Dora como hacía tiempo que no lo hacía y ya voy pensando enlaces y rutas de findes largos de bikepacking disfrutando de la montaña. Colmenar de Arroyo es un pueblo de los que me gustarian para vivir si pudiese teletrabajar en modo completo. Es un pueblo que se respira poesía, huele a montaña y cuando el frio asoma las chimeneas le dan el toque de olor a hogar, de calidez de tardes de lectura junto al fuego. Y las frases en sus fachadas, es un pueblo motivador que ensalza la libertad ya no solo por disfrutar de un entorno maravilloso, por la abrir la mente a descubrir la lectura a alimentarte con un pequeño aperitivo de versos.

El pueblo lo dejas subiendo, poco a poco como para hacer añorar, que cueste dejar sus calles pero sin que notes la pendiente hasta que te fijas en el gps y que tus piernas van pidiendo piñones más altos. Hasta que te sorprenden la tecnología, los oídos del planeta atentos a los datos que desde el espacio nos llegan de los satélites. Te recomiendo una visita por lo menos por fuera, tengo pendiente ver si hay visita guiada y entrar en el recinto.

Decido subir el puerto que me llevaría a Robledo de Chavela, subirlo, bajarlo y volver a subirlo por la otra cara o subirlo, bajar y regresar a las Navas del Rey por su puerto que sale de la carretera de los pantanos. Las voces no pedalean y como al final soy yo el que tiene que alimentar los watios de la bici opto por subir y bajar hasta el mirador, retomar la subida y regresar a las Navas del rey por la carretera de forma directa, es tarde y para hacer lo que las voces quieren necesito un track porque dudo en la pista de enlace. Mientras regreso pienso en una gran ruta que se puede hacer en esta zona, me la apunto.

Ya lo decía Santa Teresa de Jesús, Si en medio de las adversidades persevera el corazón con serenidad, con gozo y con paz, esto es amor. Y eso que de amor al otro lado del aparcamiento por un puñado de euros te lo vende.

Track de la ruta.

Publicado en rutas | Deja un comentario

Diario de un Triatleta con sobrepeso tercera temporada, Capítulo 7: Semana de test.

Me doy cuenta que si fuera estable, prudente y estático, viviría en la muerte.

Por consiguiente, acepto la confusión, la incertidumbre, el miedo, los altibajos emocionales, por que ése es el precio que estoy dispuesto a pagar por una vida fluida, perpleja y excitante.

Carl Rogers.

Me gustan los fines de semana largos, de tres días usurpando el lunes a la semana laboral, disfrazándolo de domingo disfrutas un plus de relax, de descanso que si en tu localidad no es fiesta como es mi caso lo disfrutas más al disponer de las zonas de ocio menos concurridas. Claro que también pensar en una piscina como zona de ocio en la semana en la que tocan test suena raro. Estiro el día al máximo, tiempo en la cama, tiempo para el desayuno, tiempo para mis planes, tiempo para ver que se me agota la mañana y parece que no quiero ir a nadar y es que toca test de natación y por alguna razón me angústia.

Yo no he tenido espíritu competitivo nunca, con lo bonito que es ver felices a los demás disfrutando de su victoria, en ocasiones he pensado que si me divierto mucho practicando deporte, ganar tiene que ser la leche. Pero para eso me falta un punto de sufrimiento que tengo que superar, entrenar en modo cincuenta sobras de Grey para sacar este punto competitivo que mefalta y puede que sea el detonante para progresar. Pero los test no están hecho para mi y menos si estos son en el agua. La piscina esta tranquila, apenas somos dos en la calle y el otro nadador es algo más rápido que yo unos 25 metros a los 100 más rápido lo que nos permite disfrutar de la calle sin problemas. Hago el calentamiento variado, las sesiones de 200 metros en los que voy metiendo un punto de intensidad y las de 100 metros con los últimos 25 metros dando algo de caña. Treinta segundos y toca el test de los 400 metros, empiezo fuerte y pronto me doy cuenta que así no llego ni a los 100 metros, regulo me encuentro bien e intento ir ajustando la técnica para lograr ganar velocidad y cansarme menos. Al final logro terminar la distancia, creo que mas lento de lo que podría, termino cansado pero no del todo, me ha fallado el miedo a fracasar en el intento, aún así hago mi mejor tiempo de 400 metros desde que nado, unos ridículos 9:09. El optimismo diría siempre queda tiempo de mejora, la practica lleva a la perfección pero vivimos en unos tiempos en los que con seguir nadando me conformo. Toca 10 minutos de eternos de descanso con un 100 hacia la mitad para no quedarnos fríos y después 200 metros de test que me salen peor que los primeros 400, lo dicho no se regularme. No termino decepcionado, bueno un poco triste por no hacerlo bien, eso si hambriento y con ganas de siesta que para eso es festivo.

Madrugón y dura jornada laboral, el problema de no trabajar tu y el resto si, es que la mierda te la van dejando debajo de la alfombra y te toca hacer un dos por uno intenso. Hago mi sesión de fuerza con mis gomas elásticas, voy llegando ya casi bien a las repeticiones en breve tendré que meter otra serie más antes de cambiar de dureza. Mientras me pongo de fondo el documental pedaladas contra el destino que cuenta la historia de Juan Menéndez (Juan sin miedo) y su reto para llegar en solitario, en autosuficiencia y sin patrocinadores al polo sur geográfico en bicicleta convirtiéndose en la primera persona en conseguirlo. Yo lo he visto en amazon prime si lo tenéis pasareis menos de una hora amena.

Temía al miércoles, a volver a correr, una semana sin calzarme las zapatillas es mucho para mi y me siento algo cansado. Para animarme decido usar mi hora de comida para salir a correr, disfrutar de una temperatura agradable y un sol que es un lujo. Empiezo bien, animado, pero pronto empiezan los problemas, no me funciona la cinta de pulso ni el pulso de la muñeca con el relejo, sigo corriendo, total ya estoy en faena. Pero me doy cuenta que no desconecto del trabajo, tengo la cabeza en otro sitio y me paso el giro para ir al parque, empiezo a sentirme agotado. Completo el calentamiento pero opto por regresar, no estoy para series y con me doy satisfecho con media alta y 5 km, todo suma aún que hoy demasiado poco y mal.

Termino tarde de trabajar y tengo que renunciar a la media hora de fuerza, lo se esto tengo que solucionarlo de alguna manera, el teletrabajo es lo que tiene que uno tiene que saber poner sus limites. La sesión no es muy dura, es corta y divertida, por el circuito, por los piques sanos y porque me siento bien sobre la bici, vivo en un montaña rusa de sensaciones.

El viernes el día del test de carrera, termino agotado la semana, siesta y charla con Jose larga que me hace que se me cierre la ventana de luz par ir a hacer el test sobre el carril bici del parque como tenia pensado ya que esta medido y no tiene tanto desnivel. Salgo tarde, muy tarde a correr ya de noche. No llevo ni 500 metros y quiero dejarlo,ni de coña voy a hacer el test, no me siento con fuerzas para darlo todo en 1.600 metros. Me digo a mi mismo que vale, no hay test, pero seguimos corriendo. Si me paro ahora y me voy a casa, esto termina y lo dejamos todo, buscamos algo mas apropiado para mi edad, una petanca, un blog de lectura o unos dardos (perdón Jorge). Sigue corriendo y siento un silencio en mi cabeza, tan solo mis pisadas difusas por la luz de las farolas se escuchan en un polígono vacío. La tensión la rompe garmin, siempre motivador con su mensaje de lento, pero a continuación el de 1 km recorrido a 6:20 el kilómetro y me río, ahora corro con otra aptitud, se que lo que soy un lento para el que bajar de 6:00 el kilómetro es su reto, su objetivo. Y sigo corriendo, elijo seguir, elijo perseguir mis sueños ahora sin fechas de caducidad, que sea la vida, la salud y las circunstancias las que marquen los tiempos. No hace falta un test, mi ritmo es 6:20 que es lo que hago en los 4 kilómetros restantes menos en el último que hago 5:48, serán cosas del karma por no rendirme y seguir luchando.

El sábado me cuesta ir a natación, pero al final acudo y me lo paso genial, a pesar del pesado del socorrista que nos día la sesión. Técnica de espalda y nado socorrista, agotador para mi, pero divertido.

El domingo quedo con Jorge y Alejandro para dar la vuelta divertida de senderos por Boadilla, la mañana se húmeda, de esas que la humedad o la lluvia fina es una cuestión de aptitud según quieras verlo. Me lo paso genial y pillo por primera vez en mucho tiempo. Al llegar a Alcorcón el neumático cargado de barro de agarra nada en el vierte aguas de hormigos y me busca una parcela de césped, solo el golpe en la rodilla, espero que no suponga nada para la próxima semana.

Esta semana si he estado al borde, corriendo por el filo nunca mejor dicho de dejar todo esto del triatlón. Pero me he dado cuenta que esta tan dentro de mí que no quiero dejarlo, quiero luchar por conseguir terminar un Tri sprint, un olímpico y supero esa distancia veremos. No soy rápido pero si puedo ser un hijo de la resistencia, y ese es mi objetivo. Hugh Prather dijo El deseo de ser más de lo que soy ha sido poderoso y permanente en mi vida. Es una resistencia a permanecer en un estado. Es un querer hacer más, aprender más, expresar más, crecer, progresar, lograr, expandirme. Siento lo mismo que el, me identifico plenamente.

Publicado en Diario de un triatleta con sobrepeso., rutas | Deja un comentario

Diario de un Triatleta con sobrepeso tercera temporada, Capítulo 6: Ikigai.

La razón de vivir es para los japoneses la palabra Ikigai, hay que buscar en un mismo de forma profunda y a menudo prolongada para descubrirlo, lo que nos proporcionará satisfacción y sentido de la la vida. Iki el primer termino que compone la palabra se refiere a la viday kai significa ” la realización de lo que uno espera y desea. Este termino hace kaireferencia a las cosas que hace para que su vida tenga sentido. Sin saberlo desde hace una semana esto en la busqueda de mi Ikigai.

Lunes festivos, pongo toda mi intención y los medios posibles para levantarme, tres alarmas cada 15 minutos, pero no hay manera, mi cuerpo me dice que esta molido de la paliza de bici del domingo, y le entiendo. Que necesidad hay de tantosufrimiento, cuando el estomago empieza a reclamar su desayuno me pongo en píe, este si que manda mucho, con la tripa llena y el corazón contento me dedico a ver el plan de entreno de la semana y preparar documentación para el blog, elijo la opción piscina que nos da el mister para el lunes.

La piscina esta mas llena que nunca con tres y cuatro personas en cada calle menos en una donde esta la vieja borde nadando sola, todos la temen y nadie se mete en su calle menos yo, que me va la marcha de este tipo. Veo que va ser muy difícil seguir el entreno con semejante lastre en la calle de nado medio, a ella la da igual usa siempre esa calle independientemente del tipo de nado que pongan. Decido empezar a nadar y hacer la sesión del tirón. Al principio noto los brazos muy pesados y doloridos, pero al igual que en carrera se que el dolor es temporal o bueno si se queda hasta un 3 sobre 10 se puede seguir. La pesadez pasa, el dolor paso y me sorprendo nadando en paz, fluyendo despacio, a mi ritmo patetico de travesia pero disfrutando de la piscina, de cada giro y de doblar a la pesada cada 100 metros. De reojo voy mirando las vueltas el reloj, noto que el tiempo va pasando rápido e intento adivinar cuanto llevaré, puedo parar y verlo pero no quiero, quiero nadar, nadar y nadar. No me siento cansado cuando veo que me quedo solo en la piscina, mi ritmo noto que es mas lento que al principio, 100 metros más y lo dejamos. Mientras voy llegando al borde pienso, Ojala marque 1.800 metros eso significa que el segemento de natación del olimpico lo tengo en el bote, pero me equivoque, el reloj marcaba 2.100 metros en algo menos de una hora, me siento feliz y quiero terminar la sesión con la bonita cifra de 2.200 metros. Estar en sintonia con tu cuerpo, saber escucharle te regala disfrutar del deporte, sin grandes marcas, sin buenos tiempos, tan solo disfrutar para cruzar la meta, ser el último no es un gran problema para mi.

Si es martes toca fuerza, lo veo como el día de “descanso”, digamos que la fuerza la hago a mi manera, se que es muy necesaria pero no me da la vida para llegará al presencial on line del club y me monto mis sesiones de tranqui sobre una media hora 45 minutos con ejercicios de gomas y peso ruso. Tengo que buscar en YouTube algo para hacerlo más ameno como con la natación en seco.

Miercoles dicen que cuando uno quiere puede, pero parece que todos los elementos se ponen en contra mia para salir a correr, la noche es lluviosa y llego muy tarde a casa cerca de las nueve, muy cansado, con pacas ganas y me tomo el día de descanso.

Los Jueves son días de sesiones dobles, pero si me toca ir a trabajar a la oficina no me da el tiempo para hacer las dos, opto por la hora de bici en el rodillo, la sesión es amena con algunos ratos exigente. El simulador me ha puesto a rodar central park, me gusta el parque, algún día lo hare en modo simulación de pendientes para disfrutar de su dureza que he podido ver unas rampas muy divertidas. Mientras pedaleo escucho mi play list de triatlon que he creado, un poco de todo pero música motivadora que me hace avanzar, lo noto mucho corriendo, algunas canciones las hago cantando y se me pasa mucho más rápido la serie. En el rodillo he intentado los postcast pero requieren algo más de atención y prefiero centrarme en los watios para hacer una cosa bien en lugar de dos mal. Me encanta el rodillo directo.

El viernes cuando llego a casa a penas tengo fuerza para comer y tirarme en el sofá, mi cuerpo esta modo ahorro de energia, low battery total de una semana intensa. fuera hace un tiempo otoñal ideal para correr, pero apenas me dan las fuerzas para ir a por un paquete y me costo llegar a casa, solo quiero dormir.

Me despierto el sábado algo más fuerte, he puesto el despertador para ir al entreno de naación. Las obras y la lentitud exhasperante de muchos conductores hacen de un recorrido de 5 minutos un trayecto de 15 minutos y llego tarde, pero justo cuando empiezan a meterse en el agua para calentar. Me siento lento y muy torpe, la natación es coordinación, tecnica y no siento el agua, el flow. Nado, hago los ejercicios pero creo que es tiempo perdido, hoy no es mi día. Termino la sesión y me voy a comprar el liquido de tubeless para la gravel, el lunes voy a tubelizar mi primera rueda, cruzar los dedos.

El domingo me pongo el despertador a las 8:00 y me levanto a las 10:30, esto tengo que empezar a entrenarlo mejor, los años han puesto un ancla en mi vida a la hora de levantarme, no se que cuando cambiara el ciclos y seré de esos viejecitos que andan al alba y no se pierden un amanecer, hacen su vida ven el atardecer y al sobre. Quiero buscar la vida simple, minimalista pero a la minima pierda el objetivo. Al Final pasadas las 12:30 salgo, si bien es cierto que no sali antes porque me di cuenta que mi ruta pasaba por zonas confinadas y uno es un idiota responsable. Decido hacer los simpre agradecidos senderos del monte de boadilla. Hay mucha gente pero el terreno tampoco esta para ir muy rápido que digamos. Disfruto mucho, aprendo o digamos que ya se como colocar la camara para poder empezar con la edición videoblog de esta sección semanal. Me doy cuenta que me encantan los días nublados y húmedos, los días grises con amagos de romeper a chispear. No se que tiene la gravel que me ha vuelto a enamorar en esto del ciclismo. La rigidez que te obligan a trazar perfezto, donde el error no existe, la sensación de entregar toda la potencia de tus piernas en cada pedalada y el poder rodar sin la presión de los coches o buscar el asfalto por si el camino se pone imposible de barro, esto es muy típico en el sur. Regreso a casa feliz, no por el entreno, muy malo y lento, pero si por haber disfrutado.

Estamos en Noviembre y hasta enero estamos entrenando para poder entrenar, si este entreno me esta superando no se yo si seré capaz de seguir el ritmo en 2021, de momento tengo sueños, metas y objetivos a los que no quiero, no pienso renuciar si la salud, las lesiones y el bicho me dejan. Napoleón Hill dijo Un deseo ardiente de ser y de hacer es el punto inicial desde el que el soñador debe lanzarse. Los sueños no están hechos de indiferencia, pereza, ni falta de ambición.

Publicado en Diario de un triatleta con sobrepeso. | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Diario de un Triatleta con sobrepeso tercera temporada, Capítulo 5: Tiempo Muerto.


La meditación espiritual y la auto-disciplina son inseparables; por tanto, comenzarás por meditar acerca de ti mismo para lograr comprenderte, porque, recuerda, el gran objetivo que tendrás a la vista será el de eliminar completamente tus errores para que puedas lograr la Verdad. 

De la pobreza al poder” (1901), James Allen.

 

Desde el viernes pasado no estaba disfrutando, tal vez lograba pequeñas metas pero no la satisfacción de disfrutar el entrenamiento que no es mas que no de los pasos para cumplir el sueño.  Se que sin pasión no se logran los objetivos, en el empeño de lograrlos siempre hay un poco de tu alma alimentado cada latido y sentía mi alma abatida, como cuando caminas y notas que te falta algo, buscas y la encuentras mirándote tres, cuatro, cinco pasos tras de ti. Quieres seguir más por el desempeño, el esfuerzo realizado, el tiempo invertido pero no por la pasión de cuando inicié el proyecto. Sin ella no podría avanzar y tras una sesión de natación muy desastrosa sentado en el coche, con las luces y el motor apagado en una noche fría decido parar, sentarme junto a ella y cuando decida ponerse en pie y continuar o dejarlo seguirla con la decisión que tome, esta vez no sera racional, no será tomada de forma impulsiva por las voces de mi cabeza, sera de corazón, sera de alma.

El martes, miércoles y jueves quedan en blanco de registros, de entrenamientos y me limito a trabajar, un pico de trabajo desmesurado que no ayuda en este momento pero que al fin y al cabo es el que alimenta los sueños hoy por hoy. Apenas veo mi serie preferida en una sucesión de episodios interminables 7 temporadas con mas de veinte episodios por temporada dan para un buen parón y tan solo voy por la temporada 4. Pero no hizo falta mucho más tiempo, el domingo el cuerpo me pedía correr, toca nadar pero el quería correr, mi alma quería correr, solo correr tranquilos sin ritmos, sin objetivos, solo correr por sensaciones. Apunto estuve de no encender el garmin pero quería para bien o para mal dejarlo registrado. Comienzo tarde, hace calor y puedo salir de corto, esto motiva y de me siento renovado, con fuerza, no necesito mirar le reloj, me siento feliz como voy, seguramente muy lento, pero sin dolor, sin agobio, disfruto del sol, de la tierra, de los impactos, por primera vez en todos estos años creo que estoy disfrutando como nunca corriendo. Hago un pausa para atarme el cordón, aun no he puesto los elásticos, sonrío y disfruto del recorrido largo que he optado por hacer, el parque en otoño es una pasada.

Continuo la ruta por la subida con tramo durillo que me deja en el peaje de la autopista, el pulso va acelerado pero me siento fuerte, no agotado como la semana pasada, me tomo un descanso junto al desvío, breve apenas 1 minuto y continuo corriendo. Me cruzo con una corredora que creo su cara me suena, nos sonreímos, tenemos motivos, ella empieza a bajar y yo dejo de subir. Ya he aprendido a sufrir a en el llano corriendo o ligera bajada, las pequeñas piedras son un incordio pero creo que las mayores no están nunca sobre el terreno que pisas, están en tu cabeza y son las que te paralizan y no te dejan continuar. Me encuentro con mi amigo Cesar, se ha comprado una buena bicha, el sabrá sacarla partido y disfrutarla por la sierra entre piedras y raíces,  eso para mi es un bonita vieja historia. Tras un rato de charla continuo corriendo a casa, la pausa me ha venido bien para subir el puente, la subida pestosa que hay en la urbanización de mis padres y poder disfrutar bajando hasta mi casa. Algo menos de 10 kilómetros, unos segundos menos de una hora, algo que habría redondeado en otra ocasión pero hoy solo quería sentarme en mi terraza, con un botella de isotónica y disfrutar de mi césped artificial y de la gran salida corriendo, creo que había perdido la percepción de disfrutar de las pequeñas cosas de la vida.

Mi alma siento que esta recuperada y la pongo a prueba el domingo, madrugamos mucho, las siete de la mañana para ir hasta Vista Real y disfrutar de una ruta “tranquila” de flaca con JJ y Dani. Les debo unas cervezas y le doy a JJ el alijo para que las meta en la nevera y se vayan enfriando. Me dice cuando me ve ” que pronto has llegado” mi alma cansada era muy perezosa, sonrío tengo ganas de pedalear, el día es alucinante y hacia años que no me sentía tan vivo y deseoso de hacer una ruta con mis viejos compañeros de aventura. Ellos me van esperando y yo me voy esforzando, quiero llegar al nivel de sufrimiento que llego corriendo en bici, salir de mi zona de confort y ver hasta donde puedo dar, llevo una década acomodado al pulso bajo y terminar las rutas entero, bueno casi todas. La ruta nos lleva hasta Manzanares el real, soto, subida entretenida y bajada para tomar el desvío de Guadalix de la Sierra y subir el cerro de San Pedro, tenia antojo de esta subida, para regresar de nuevo hasta Vista Real por Cerceda y Matalpino, bonita subida hasta el pueblo.

La ruta la terminamos con cervezas, charla entretenida al sol y esperando volver revivir el momento si el tiempo y el virus no lo permiten antes de finalizar el año. Pero antes de eso tengo que quedar con Jaime, se la debo.

Marck Levy en su libro Ojalá fuera cierto escribió, Lo importante es vivir lo esencial, y cada uno considera “esencial” una cosa. – Desearía que el cielo te escuchase en lo que a mí respecta, porque lo que yo considero “esencial” todavía está por venir. – Por eso es “esencial” que no abandonemos. Vamos a volver y a seguir trabajando. No se si el camino que he elegido para llegar a mi destino es el correcto, pero lo que si sé es que quiero disfrutar de estas paradas en el camino

Publicado en Diario de un triatleta con sobrepeso. | Etiquetado , , , , | Deja un comentario