Diario de un Triatleta con sobrepeso tercera temporada, Capítulo 15: Odio a Filomena.

Hay algo de mi sombra en tu sombra, hay algo de mi sueño en tu sueño, hay algo de mi frío en tu invierno.

Carmen Naranjo.

Filomena paso y nos dejo su recuerdo helado, calles heladas y toneladas de nieve. Toda una disrupción en nuestra vida, en nuestros planes, como si con el virus no tuviésemos suficiente. El frío siempre es incomodo, pero relativamente sencillo de gestionar, de convivir con el y de disfrutar. Pero el hielo es diferente, nunca me ha gustado mucho la nieve mas que un par de horas, las estampas que deja y el silencio que la acompaña en la montaña. Con los cincuenta cumplidos me doy cuenta que la tolerancia es cada vez menor.

Lunes 11 de enero me planteo ir a natación pero las calles están algo complicadas, ademas me han reducido tanto el horario por la nevada que apenas me deja margen de tiempo tras el trabajo. Tiro de recursos y me hago el circuito de natación en seco, core y fuerza que me deja las abdominales temblando, me doy cuenta de lo mal que estoy de la cantidad de trabajo de fuerza y de core que tengo por delante. Bueno por lo menos deberes cumplidos y un día más de entrenamiento productivo.

Martes 12 de enero las agujetas de ayer acto de presencia, mi michelín es un dolor. Mi inmenso tripón se queja del trabajo de fuerza, voy llegando ya a las repeticiones marcadas con algo más de soltura pero aún no logro mi objetivo. Tengo que ponerme las pilas ya que esta es la base para poder entrenar en la calle sin lesiones y poder ver resultados. No me gustan las jornadas de fuerza, no son divertidas solo son necesarias como las de técnica, 45 minutos y algunos videos de youTube. Ter es mi gran descubrimiento no entiendo como he podido sobrevivir estos años sin que su luz ilumine mi vida. Sentimos y tenemos una percepción de la vida y el mundo muy similares. Gracias por tus videos me has haces muy feliz.

Miércoles 13 de enero y hace como un mes que no troto, ya he decido pensar que no he llegado a correr en mi vida. Si antes ya estaba para el arrastre, ahora me tocará empezar con CACOS otra vez. Como no esta suelo para hacer el ridículo en mallas y tengo que ir a comprar, me voy de expedición al Mercadona andando y me tomo un día de descanso activo, dos kilómetros y medio sorteando hielo, coches e idiotas. Hoy días que el mundo me supera.

Jueves 14 de enero me cuesta madrugar pero se que no si no hago la fuerza a primera hora al final no la voy a hacer, ademas si la hago la fuerza nada mas levantarme, podré decir que la fuerza te acompañe, …… lo siento. Esta vez cambio mi rutina y uso los ejercicios de peso ruso, mi cinturón abdominal, vale mi faja abdominal, aún se queja de agujetas, pero es lo que hay. Por la tarde me vuelvo a subir al rodillo que lo tenia abandonado estos días. Disfruto de un entrenamiento divertido, me lo paso en grande rodando con grandes grupos de otros ciclistas virtuales y sufro en silencio con los vatios que hay que sacar para que obtener la estrellita de trabajo bien hecho, soy un jodido proteccionista cuando el mundo no me la suda por completo. Me esta gustando mucho rodar por el desierto virtual de watiopia, voy buscando el calor y eso que soy todo sudor.

Viernes 15 de enero la semana se va haciendo larga y mentalmente estoy agotado por el trabajo. El plan de entrenamiento dice correr pero aún no tengo calles para hacerlo por lo que vuelvo a mi vieja elíptica a mis sesiones de 45 minutos de programas de ejercicio con sus subidas y su resistencia curiosa que me saca los colores. No me cuesta tanto como pensé al subirme. No es lo mismo que el simulador y sigo pensando como poder conectarlo pero en el fondo da igual, no dejan de ser 45 minutos contigo mismo disfrutando de la música y el ejercicio, es viernes y el cuerpo lo sabe, pues el mio no.

Sábado 16 de enero odio procrastinar, perder el tiempo por mi falta de planificación y mi vaciarme con YoyTube mas de la cuenta. Si estoy apuntado a natación los sábados es para forzarme a ir, pero actualmente no tengo ritmo para un entrenamiento grupal por lo que me tengo que poner la pilas en la piscina a mi ritmo pero por otro lado es algo que retrasando en el tiempo hasta que me quedo sin el y ya no puedo ir a la piscina. He dicho que odio la nieve y el frio. Me están volviendo loco con los horarios del gimnasio y ya no cuadran con mi vida, se que tengo que cuadrar mi vida con ellos pero vamos que podían tener algo de empatía digo yo. Al final salvo el sábado de entrenamiento con una sesión de rodillo, realmente divertida en la que me pico por sacar mis mejores tiempos en los segmentos del recorrido. Sesión corta de 45 minutos pero intensa con 23 kilómetros, seguro que cuando regrese al mundo real a las carreteras de verdad mi media no será de 30 km/H. Pero la verdad tampoco le veo necesidad de volver al mundo real si en este soy feliz.

Domingo 17 de enero odio a Filomena, me a jodido la planificación de toda la semana y ahora necesito quedarme en casa para recibir un paquete que tendría que haber llegado el pasado lunes. Pensaba ir a la piscina a primera hora y después una jornada larga de rodillo de la que tengo ganas desde hace mucho tiempo pero como también tengo muchas cosas pendientes por hacer al final me lio con el ordenador y tan solo me quedan 50 minutos para dedicarle al entrenamiento. Me subo de nuevo al rodillo, me lio con las rutas y tras sufrir como un perro por las carreteras de Francia me a la llanura de watiopia. El pulso va bien pero noto que no tengo piernas, están totalmente fundidas al final entre rutas por mundos virtuales saco mi hora de rodillo rodando entre volcanes, puto frio .

No ha sido una buena semana de entrenamiento, seguramente no me ha servido para nada productivo, pero bueno si por lo menos no pierdo la daré por buena. Carlos Castaneda dino en su libro Viaje a Ixtlán Lo más difícil en este mundo es adoptar el ánimo de un guerrero. De nada sirve estar triste y quejarse y sentirse justificado de hacerlo, creyendo que alguien nos está siempre haciendo algo. Nadie le está haciendo nada a nadie, mucho menos a un guerrero. Prometo mejores crónicas, mejores batallas, mejores luchas.

Acerca de alakan

Dentro de veinte años estaras mas arrepentido de las cosas que no hiciste que de las que hiciste.Asi que librate de las ataduras.Naveja lejos del puerto seguro.Atrapa las huellas del viento en tus velas.Explora.Sueña.Descubre.MARK TWAIN.
Esta entrada fue publicada en Diario de un triatleta con sobrepeso. y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .