Diario de un Triatleta con sobrepeso tercera temporada, Capitulo 16: … y ahora la rodilla.

La esperanza, dijo levantando su dedo índice, es una mierda inventada por Lucifer para que los hombres acepten su situación con paciencia.

Marcos negros” (2010), Pierre Lemaitre

No soy un virtuoso, por eso no creo que la paciencia sea mi virtud, ya he perdido la cuenta de los días que hace que no salgo a correr. Siento que si Sisifo me mirase, me señalaría descojanado ofreciéndome la piedra por si quiero subirla a la cumbre. Cuando me había propuesto retomar la carrera llego Filomena para llenar las calles de nieve y hielo, cuando las calles comienzan a recobrar su normalidad, mi rodilla se queja de nuevo y me doy cuenta que es un cíclico anual, me paso lo mismo en la misma semana el año pasado, casualidad, en los tiempos que vivimos ya no se que pensar.

Lunes 18 de enero empiezo la semana con la alegría al estar por debajo de los 88 kilos, bueno tan solo por 100 gramos, pero la motivación que da es de agradecer. Grabo durante el día tomas de recursos para el Vblog pero me doy cuenta que no tiene sentido hacer videos sobre esta sección ya que tiene poco recorrido y visualmente sería poco entretenido, pero quedaron muy chulas las tomas. Por la tarde voy a la piscina, tengo que darme prisa ya que han reducido el horario y eso se nota en como esta la piscina, ya no solo porque los de la última hora hemos acudido antes, es que los de otras piscinas que aún están cerradas han acudido a esta y el ambiente es muy agobiante.

Me sumerjo y no siento el flow en el agua, no estoy feliz nadando como la semana anterior y me desmotivo totalmente. Hago el calentamiento y veo que mi ritmo es de autentica pena. A mi lado triatletas de verdad me están dando un master de entrenamiento en natación, toda una pasada verles nadar. Tenia programados 2.100 metros y me quedo en 1.500 metros dejando el ritmo del entreno en tiempos de iniciación al nado 2.31 minutos a los 100 metros, estoy mas cerca del aquagym que de participar en un triatlón.

Martes 19 de enero. Me levanto con la rodilla izquierda tocada, de nuevo un gran bulto en la parte trasera de mi rodilla, creo que es bursitis de nuevo, así que descanso y hielo.

Miércoles 20 de enero de nuevo la rodilla la tengo dolorida, parece que duele menos y el bulto tiende a desaparecer, suele ser algo recurrente, ahora me alegro de no haber comenzado a correr ya que tendría que haber parado y ya no sabría si ha salido por la carrera a pie o simplemente porque le toca. De nuevo reposo y frío que parece que funciona.

Jueves 21 de enero retomo los entrenamientos al levantarme sin dolor en la rodilla. Ejercicios de fuerza para las piernas, voy preparando mi cuerpo para retomar la carrera a pie. Creo que si puedo volver con los deberes de fuerza echos será una buena base para no lesionarme. Tras la jornada de trabajo y ver que la rodilla no se queja me subo al rodillo y completo el entrenamiento programado con las series de potencias indicadas, termino contento.

Viernes 22 de enero dicen que los viernes el cuerpo los sabe y el mio estoy seguro que es de esos listillos porque solo quiere descansar. Me tocaría correr pero no tengo ánimos ni fuerza, estoy agotado del trabajo y procrastino el entrenamiento hasta se hacer tan tarde que ya no puedo ponerme a ello, me siento mal conmigo mismo, esto no puede ser.

Sábado 23 de enero quiero ir a nadar pero veo que el aparcamiento esta hasta los topes, el corona-virus esta disparado y me confinan el lunes por lo que tampoco podré venir a nadar al estar fuera de mi zona las piscinas ( son las normas y las quiero cumplir) imagino que en dos semanas no podré venir y ademas han reducido los horarios por lo que tendré que venir a primera hora en lugar de por la tarde. Decido ir a Leroy Merlín y comprar lo que necesito para progresar con la nueva camperización de mi pequeña furgoneta, algo simple pero funcional y dejo listo parte de la fontanería. Por la tarde me subo a la bici con mas remordimiento que ganas, ruta llana, de las de rodar pero con zonas de sube y baja en un mundo jurásico alucinante. Al final completo los 21 km del recorrido a 28,1 kilometros por hora de media, lento para lo que tendría que rodar pero contento por no rendirme un día más y subirme a la bici. Strava dice que 25 logros sin motivación, parece que mis piernas van ganando fuerza, adoro mi rodillo inteligente.

Domingo 24 de enero quiero hacer una ruta algo larga en Zwift y opto por el Bigger loop. Es una ruta de 53 km y 678 metros de desnivel acumulado. Los primeros kilómetros son llanos 15 kilómetros por las llanuras del desierto y los desfiladeros modelados por el viento te dejan a los pies de un puerto mítico virtual, el Epic Kom con sus 10 kilómetros ofreciéndote una pendiente media del 4% que sin ser muy duro se me hace algo pesado y eso que me sorprendí gratamente por lo bien que rodé los primeros kilómetros.

Sufro el puerto y logro coronarlo, tengo pendiente meterme otra vez la paliza de subirlo solo para grabar a la cabra que por algo que tengo en la cabeza que puede quedar muy divertido. Las cosas en mi cabeza muchas veces suenan mejor de lo que luego resultan.

He empezado a pedalear tarde y mi culo se queja, bajo el puerto y decido dejarlo con 30 km en las piernas y 512 metros subidos, eso significa que tengo pendiente esta ruta para la próxima semana, mira mi regalo de cumpleaños para el sábado. Por la tarde grabo tomas para el Vblog, una hora perdida ya que no me gusta el resultado así que ya veremos donde queda el material y si en lugar de video sale un articulo para el blog, que no están los tiempos para ir desperdiciando material creativo.

Esta ha sido una semana rara, por el hielo aún acumulado en las calles, por la rodilla dejándome dos días en reposo y por la situación en la que vivimos con el corona-virus que no me deja centrarme en los entrenamientos, en acudir a entrenar y al final termino aislándome cada vez más en casa, que bueno no deja de ser lo que recomiendan en este momento, no socializar.

He visto que el video Blog me puede ayudar a mantenerme centrado, ilusionado y motivado. Todo lo que me mantenga alejado del sofá, de largas horas de youTube y de la nevera sobretodo es bienvenido.

Peter Hoeg escribió en La señorita Smila y su especial percepción de la nieve. Ahora soy capaz de contemplar lo que ocurre en mi interior, llena de veneración ante el fenómeno pero, sin embargo, enteramente consciente de que no es más que una ilusión pasajera que podría resultar mortal. Espero que no, me quiero proponer 4 episodios y veremos que resulta.

Acerca de alakan

Dentro de veinte años estaras mas arrepentido de las cosas que no hiciste que de las que hiciste.Asi que librate de las ataduras.Naveja lejos del puerto seguro.Atrapa las huellas del viento en tus velas.Explora.Sueña.Descubre.MARK TWAIN.
Esta entrada fue publicada en Diario de un triatleta con sobrepeso. y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Diario de un Triatleta con sobrepeso tercera temporada, Capitulo 16: … y ahora la rodilla.

  1. Iván dijo:

    Ánimo Javi. Hay momentos buenos y momentos menos buenos, pero lo importante es tener nuestro foco en la idea que teníamos originalmente. Costará llegar al objetivo y a veces daremos pasos en la dirección contraria, pero estoy convencido que volverás mas pronto que tarde a coger el camino bueno. A ver si te veo por Zwift y nos vamos dando relevos 😉

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .