El Soplao para pobres,Versión Bronce.

“Dime que no me conformarás nunca, ni me darás la felicidad de la resignación, sino la felicidad que duele de los elegidos, los que pueden abarcar el mar y el cielo con sus ojos y llevar el Universo dentro de sus cuerpos.

Gioconda Belli

 DSC_6745

Durante toda la  semana mis piernas me decían a diario no y me mente si, es el temor a lo desconocido, al quiero y no puedo de las últimas ocasiones, pero el Soplao es una marcha única en la que quería volver a vivir sensaciones pasadas y a pesar de ser las 6 menos cuarto de la mañana de un sábado gris tenia ganas de montar.

La noche anterior habíamos dejado las bicicletas en el apartamento de Ontoría, un precioso chalecito que la Julián family (la otra mitad de la expedición) tenían alquilado en cabezón a dos kilómetros de la salida, hace frío pero no llueve y eso es una bendición, un atisbo de esperanzas para intentar afrontar el gran reto de superar el infierno cantabro. En la salida tengo la suerte de encontrarme con Jaime, poder darle un abrazo y desearle suerte, se que no la necesita, el es de otra pasta, termino la primera edición cuando bautizaron esta prueba como el infierno cantabro y ahora quiere ver si las calderas nuevas pueden con el, nos hacemos una foto y mi cámara me pone memoria llena, me doy cuenta que no he metido la tarjeta de memoria, adiós fotos de la marcha, esto empieza mal. A la hora en punto suena la traca, pero no tengo la sensación de emoción que el entorno me proporciono el año pasado, cuando con la carne de gallina y casi con lagrimas en los ojos cruce la salida emocionado por como la gente vivía un momento tan esperado. Pero este año no lo he sentido, era todo como más aséptico, mas frío.

15FB22C7-BE8D-4A57-B612-A83D29D2FA1AToca nuevo recorrido y pronto nos daremos cuenta de la primera cagada, un monumental atasco a 3 kilómetros de la salida con gente que llega a ese embudo por calles diferentes, no entendemos nada y en procesión vamos ascendiendo la cuestona como la llaman aquí hasta que sin estorbar consigo subirme en la bici y progresar montado hasta que los huecos son mas claros, el pelotón se ha estirado y he perdido a todos mis compañeros, me toca rodar solo, algo que no me importa y casi agradezco ya que sinceramente me ha tocado el día tonto, hoy no voy. Tengo fuerza, el pulso va bajo, no me siento cansado pero mis piernas no tiran. Mi ritmo es patético, no tengo cuenta kilómetros y en el GPS solo tengo configurada la pantalla de la hora, la altura, el desnivel acumulado y los kilómetros recorridos. Comienzo a rayarme mientras subo y veo que me pasa todo el mundo, no muy rápido pero poco a poco los voy perdiendo. El primer tramo tras el atasco es bonito, la bajada me entona un poco, consigo quitarme a cuatro o cinco bikers realmente lentos y bajo en un hueco sin gente durante un buen rato lo que me permite negociar el puñetero barro resbaladizo que te daba algún sustito.

En la siguiente cuesta comienzo a encontrarme con gente, sus caras, sus maillot sus voces me comienzan a sonar, he encontrado mi lugar en el mundo o ese hueco de gente que vive a tu ritmo. Dos chicas muy simpáticas me van adelantando en las subidas y yo pasandolas en las bajadas, son chicarronas del norte, fuertes que no tienen miedo adentrarse en infiernos inhóspitos, charlamos un rato, poco este terreno no da para mucha charla, desde este momento decido llamarlas mis motivaciones.

El sol de vez en cuando se asoma tímido sintiendo a ratos hasta su calor cuando las cuestas aprietan, me pasa un hombre que pasa los cuarenta con crecesy una melena de pelo cano largo, recogido con una coleta que descansa sobre su mochila generosa, es de los míos, se le ve curtido en el MTB y avanza con una soltura increíble, sonrío, ya que me gustaría con los años llegar a ese nivel, quiere ser como un buen vino viejo en esto del ciclismo.

La rampa asfaltada de la cocina me la subo entera junto con una de mis OLYMPUS DIGITAL CAMERAmotivaciones, un participante me aconseja guardar para luego, no se yo al final el luego nunca llega, me voy entonando y me noto  que voy mejor, soy un puñetero motor Diesel que le cuesta casi dos horas comenzar a dar pedales de forma óptima, demasiado tarde para una marcha. Mientras pateo por un tramo lleno de barro de la cocina me encuentro a Only, algo que me hace mucha ilusión ya que hace años que no nos vemos, un abrazo y charla para ponernos al día mientras caminamos el peor tramo arcilloso. Una vez que podemos subirnos a las burras de nuevo, el pequeño colibrí de Only se aleja hasta perderlo de vista junto con una de mis motivaciones. Me hundo un poco más psicológicamente, pero fue girar la cabeza a la derecha, ver el mar y el impresionante entorno que me rodeaba y calmar mi frustración por no ir como yo se que puedo ir. Subir el soplao me costo algo más que el año pasado que ni lo note y eso que era pista. Al llegar al avituallamiento veo como Alejandro y Despistado emprenden la marcha, voy a llamarles pero decido no hacerlo, ellos tienen su ritmo y su marcha. Como algo, repongo agua y en menos de cinco minutos estoy de nuevo sobre la bici iniciando la peligrosísima bajada de la cueva del Soplao en donde uno se cae sin consecuencias delante de mío. Intento ganar tiempo pero ni el terreno ni los participantes me lo ponen fácil no arriesgo, no paro en las mangueras para limpiar la bici y tiro por la carretera en donde siento como el neuf no esta funcionando, voy perdiendo mucha fuerza por la suspensión ya que voy botando literalmente cuando la pongo carga en el pedaleo. Me resigno a ir más lento de lo que puedo, como diría Estela Reynold “es la mano negra, que no quiere que termine el soplao”. Un niño regordete sentado al borde de la carretera me dice que el tambien tiene manguera, le doy las gracias pero no estoy para parar.

550FAABF-9793-4FB5-B74A-ABB3A6E505A7Llegando al río consigo enlazar con mis compañeros de ruta que ya han cruzado, no se como pero yo lo cruzo mas o menos rápido y gracias a Jorge paso la bici por una valla para  salir de nuevo a la pista en donde los demás han partido quedandonos los mano a mano  para afrontar la subida al monte AA. Subida que hago en un primer tramo sobre la bici y el resto empujando, ya que las rodillas comienzan a darme un aviso, algo no va bien. Jorge sube montado y me va pillando, al final corono con un gran dolor en la rodilla izquierda y espero a Jorge  un par de minutos para juntos lanzarnos hasta Ruente para llegar al avituallamiento de la campa de Ucieda en donde Jorge decide retirarse y yo tras subir la tija que se había bajado decido intentar continuar para ver si las rodillas me lo permiten, pero es tarde.

Para mí una vez que dejo la campa y a pesar de ser mi tercer soplao es un tramo nuevo ya que nunca había pasado del avituallamiento y voy disfrutando, las primeras rampas son duras pero el resto es simplemente un purgatorio, una especie de condena ciclista en la que te confiesas a ti mismo y te vas consumiendo poco a poco en una desesperación por ver el final que no ves y sigues, sigues, sigues. Imaginaros como será la subida de tediosa que mis motivaciones me van alcanzando poco a poco, muy poco a poco hasta poder enterarme de toda su conversación, de cómo a  cerrado una tienda de bicis en su localidad  y la ropita que se han comprado en la liquidación, cuales son sus maillot preferidos, el tipo de cuello, en fin yo sufría un dolor tremendo en las rodillas y ellas no callaban, pero fue aquí que charlando un momento me dijeron que ellas querían hacer la Bronce, me informo y es que si subes el moral te dan el diploma de Bronce, algo que no deja de ser un consuelo para perdedores pero bueno para los gorditos con aspiraciones no esta mal. Cuando parece que el puerto termina va y baja para luego subir, es poco pero estos chascarrillos de Díos no hacen gracia.DSC_0369 (Large)

Las rodillas me están matando, me pongo a andar con dos bikers que también van padeciendo dolores varios con los que corono el moral y paso el control de la cumbre  para lanzarme en una rápida y preciosa bajada hasta el cruce con la carretera donde ponía algo del Bronce pero ni lo vi, uno de mis compañeros pregunto a un miembro de la organización y nos dijeron que había que subir al avituallamiento de Barcena Mayor, pasar un control y bajar a Cabezón pasando por meta, raro porque unos si subían y otros no. Yo como salvando el dolor de rodillas voy bien y la bajada me ha dado una tregua tiro hacia Barcena Mayor, paso el control de la entrada y en el avituallamiento consulto mi chuleta de tiempos de paso y el perfil. Veo que voy mejorando pero si me meto Cruz de Fuentes forzando la rodilla puedo quedarme todo el verano sin bici y ademas acumulo una hora y media de retraso sobre mis cálculos de terminar el soplao y decido conformarme con el bronce, me siento a disfrutar de una coca-cola cuando aparece el coche de fin de carrera, Madre mía que suplicio hubiese sido subir los puertos que me quedaban con el coche detrás  mío.

En la bajada me encuentro a Only que ha llegado fuera de control, no se cuando le he pasado, nos despedimos y me pego la larga bajada hasta Cabezón en donde en meta me encuentro con Jaime y su primo, dos crack que han cruzado el infierno y esta vez les ha costado, diciendo que es durísimo, y por lo que puedo oír algo que no ha gustado a nadie, la frase que esta marcha esta perdiendo el norte se repite, mala señal.

Llamo a Jorge que se ha ido ver pasar al resto del grupo al Ozcaba por si precisaban asistencia y me reúno con el la carpa cuando comienza a caer el diluvio universal sobre Cabezón, dejamos mi bici en el apartamento, me ducho rápido y al llegar de nuevo a la línea de meta nos encontramos que llegan nuestros compañeros a los que la organización les ha obligado a bajar por carretera al cortar la última subida por lo peligroso que se había puesto la noche y creo que con razón ya que cenando les temblaban las manos del frío.

DSC_0373 (Large)El soplao me ha derrotado de nuevo, creo que es demasiado para mí, lo he intentado tres veces sin conseguirlo, la verdad es que poco a poco le voy ganando kilómetros pero también es cierto que la organización va subiendo metros por lo que veo complicado conseguirlo. ¿Volveré?, Pues no creo ya que me he dado cuenta que yo no soy de marchas, de tiempos y prisas. Soy de disfrutar y vivir a mi aire, mas tranquilo y buscando mis limites sin forzar, pero bueno nunca se sabe. Johannes Brahms dijo Cuando entro en mi cuarto solitario después de un fracaso, éste no me hiere. Pero si estuviese obligado a encontrarme con los ojos interrogadores de mi mujer y tener que decirle que he fallado nuevamente… No podría soportarlo. Tal vez por eso estoy soltero y me puedo dar un par de intentos más antes de buscar pareja.

DSC_0370 (Large)

Track de la Ruta

Anuncios

Acerca de alakan

Dentro de veinte años estaras mas arrepentido de las cosas que no hiciste que de las que hiciste.Asi que librate de las ataduras.Naveja lejos del puerto seguro.Atrapa las huellas del viento en tus velas.Explora.Sueña.Descubre.MARK TWAIN.
Esta entrada fue publicada en Marchas y Carreras. Guarda el enlace permanente.

11 respuestas a El Soplao para pobres,Versión Bronce.

  1. Motoretta2 dijo:

    Derrotado? No te ha derrotado. Eres bronce!!!. En el ciclismo, y tu eres un maestro en esto, se puede disfrutar de la meta o de la ruta, rara vez de ambas. Y la ruta a la meta comenzó meses atrás, con rutas de barro. Lo malo es que nunca se gana si juegas a hacer tiempo, el único consuelo es mejorar te a ti mismo, porque siempre vendrá alguien más rápido. (Por alguna razón hasta en cicloturismo los ganadores de cicloturistas de renombre tienen cierta afición a sustancias raras).

    Lo que ahora vendrá es vivir de las rentas de la forma que tienes, poner nuevos objetivos, y disfrutar, entonces El Soplao será un hito más hacia otra meta. La Felicidad.

    Por qué no haces La Perico?. Te va a molar. Nosotros la hacemos con la premisa de no competir, salir los últimos y desvalijar todos los avituallamientos. El año pasado no quise recoger mi el diploma, ¿para qué?, mi premio fue rodar con amigos, charlar y disfrutar de “mis montañas”. Si te hace estás invitado a unirte a la grupeta de los lentos de Apm (altimetrías.com).

    Me gusta

    • alakan dijo:

      Gracias por el Comentario y la invitación, con la flaca aún no me siento tan seguro como con la de monte para salir con más gente pero ya me he añadido el foro para seguirlo, tengo que rodar mas con mi choni. 😉

      Me gusta

  2. Yoku dijo:

    No seas tan duro contigo mismo. A mí me parece tremendo lo que has hecho. Enhorabuena!!

    Me gusta

  3. CrAfTy dijo:

    Alakan, ya he leido por los foros que este soplao no ha gustado demasiado a algunos y a otros si ya sea por lo duro, varios sitios que es demasidado empujabike, la cagada del embotellamiento del principio etc. (siempre hay opiniones de todos los tipos).
    Con lo que te tienes que quedar es que tu has ido alli con toda la ilusión (yo es que ni me lo planteo, soy un cagao), y aunque no llegaste a meta terminandolo completo, vale, … pero has disfrutado de lo que a todos los que te seguimos también no gusta: “este gusanillo del MTB”.
    Ahora te parece que es una decepción pero no lo es, ya que por lo menos lo disfrutaste (viendo a antiguos amigos, viaje, etc.) y sufriste.
    Quédate con eso! y ya veremos para el siguiente…
    Arriba ese animo!
    Un gran abrazo!

    P.D. ” Envidia que me dais todos los que le habeis echado un par y habeis ido. Ójala algún dia yo me apunte a alguna marcha y disfrute o sufra lo que muchos comentais “

    Me gusta

    • alakan dijo:

      Ójala puedas disfrutar de las sensaciones que se viven una marcha cuando verdaderamente sientas ganas por hacerla. Tienes razón muchas veces es la escusa lo que se disfruta es el resto, gracias por los ánimos.

      Me gusta

  4. jc77 dijo:

    Alakan, debes sentirte orgulloso de lo que has logrado y, sobre todo, de lo mucho y duro que has entrenado para afrontar el reto. Eso es al final lo único importante.

    Y entiendo lo que dices al final de tu entrada. El año pasado yo me apunte a la Madrid Extrema y comprendí que para ciertos organizadores sólo somos parte de un circo donde el espectaculo radica en hacernos pasar por zonas cada vez más intransitables y peligrosas… Y eso, para mí, no es mountain bike.

    Un abrazo!

    Me gusta

    • alakan dijo:

      Estoy contento porque tras ver como se puso la tarde-noche y mi rodilla hubiese padecido un calvario, lo principal es disfrutar y todo sabemos donde tenemos nuestro límite en la montaña, gracias por el comentario.;-)

      Me gusta

  5. marek dijo:

    Yo tambien soy de los que opinan que solo intentarlo es un triunfo, si encima las condiciones meteorologicas no acompañan… Animos y esperamos tu proxio relato.

    Me gusta

  6. Asier dijo:

    No seas tan duro contigo mismo, cada uno tenemos nuestros limites y es de gente ambiciosa y deportista buscarlos de vez en cuando peor seria de estúpidos intentar rebasarlos poniendo en riesgo tu integridad física. Disfrutaste hasta donde tu cuerpo te lo permitió quédate con eso. Este año el recorrido era mas duro y si ya ibas tocado antes de cruz de fuentes no quiero imaginar como hubiera sido intentar subir el Negreo… hiciste muy bien en abandonar. Además, así ya tienes un reto para el próximo año, superar este.
    Un saludo y sigue disfrutando de la bici eso es lo importante.

    Me gusta

  7. alakan dijo:

    Gracias marek y Asier, no se si habrá otro soplao pero es cierto cada vez estoy mas cerca 😉

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s