Un Domingo Tonto lo tiene cualquiera.

(…) Te escribo como siempre para quejarme y decirte que la vida es estúpida, el mundo injusto, el destino siego, la sociedad idiota, y nada más… tengo casi todo lo que se puede tener; una cosa me molesta: la inteligencia.

Victoria Ocampo.

7:30 de la mañana toca el despertador y digamos que me doy por enterado, alguien de mi casa, vivo solo, tendría que levantarse para hacer algo, por eso programo una alarma pronto, muy pronto perturbando el sueño de los demás. Pues digamos que simplemente la apague y a eso de las 8:30 pienso, yo tendría que estar camino de la sierra para hacer una ruta muy chula con mi gravel y me levanto, no tengo preparado nada, ni el track en el Gps, desayuno rápido mientras de urgencia pongo una estrellita en la ruta de hace dos años para cargarla desde Strava. Cuando quiero salir son casi las 9:30 me equivoco de salida, no tengo remedio con el coche, y digamos que voy de regreso a mi casa de nuevo, soy idiota. Mientras doy la vuelta, pienso que me quedo sin tiempo para hacerla como quiero y opto por ir a la zona de San Martín Valdeiglesias, algo que sería un gran error por mi falta de previsión.

La mañana es fría pero voy cantando mis temazos en la furgo, aparco en el aparcamiento de Picadas, solo quedan tres plazas y no me da tiempo salir de la furgoneta cuando se queda completo, puff por los pelos.

Me tomo algo de tiempo y dibujo una ruta en strava con el movil para cargarla en el GPS, tiempo perdido ya que Garmin me odia y ha decido hacerme la vida imposible mostrándome todos los errores posibles que puede tener la mierda de cucaracha que fabrican. Respiro, pienso, estás en un sitio idílico en el que se respira paz, bueno hoy es domingo, hoy no. Rueda la vía verde, ve a al aldea del fresno y ya veremos una vez allí que hacemos. Pues nada saco la bici, me pongo las zapas y a rodar por la orilla del Alberche, sorteando perros, niños, carros de niños, zombis, pescadores y demás jungla urbanita que han decido ir a llenar de mierda los espacios naturales, cantidad de mascarillas por el suelo. Cuando empiezo a rodar tranquilo me encuentro con un cartel Prohibido el paso, desprendimientos. Upss pues nada me daré la vuelta que le vamos a hacer, mientras pienso como arreglar la ruta, veo pasar unos 20 ciclistas en tandas y como 50 personas que directamente obvian el cartel, no va con ellos, no significa nada. Me hace dudar, pero no, si esta prohibido y lo indican no paso. Pero al volver a la carretera y a la salida de la vía esta el policía de San Martín la que me pregunta donde vivo. Al decirle que Alcorcón me dicen que no puedo estar aquí que es zona confinada y yo sin saberlo, al no pensar venir no miré las zonas confinadas de esta zona, solo las de la sierra. Les digo que me he dado la vuelta al ver el cartel y que me voy, me dicen que salga del municipio y que ellos van a sancionar a los que están disfrutando de la zona prohibida, por partida doble. Gracias Karma.

Cargo la bici en el coche y me voy al puticlub de Navas del Rey, bueno a la puerta que hay un aparcamiento donde siempre paro, para hacer rutas con la bici. Opto por ver si puedo llegar a Colmenar de Arroyo por pistas en lugar de por carretera, como no puedo contar con la ayuda de garmin pues tiro de vieja escuela y pregunto los wikiloc del camino que me indican como llegar hasta el puente del camino vecinal, suena bonito. La pista es dura, compacta, se rueda de lujo. Voy rodando por primera vez en mi vida con tubeless y me encanta, esta nueva etapa mía de salir de la zona de confort me sorprende con nuevas experiencias. Como el día esta loco, el camino vecinal indica que hay cacería pero veo que esta muy transitado y me animo a seguirlo. Voy disfrutando con Dora como hacía tiempo que no lo hacía y ya voy pensando enlaces y rutas de findes largos de bikepacking disfrutando de la montaña. Colmenar de Arroyo es un pueblo de los que me gustarian para vivir si pudiese teletrabajar en modo completo. Es un pueblo que se respira poesía, huele a montaña y cuando el frio asoma las chimeneas le dan el toque de olor a hogar, de calidez de tardes de lectura junto al fuego. Y las frases en sus fachadas, es un pueblo motivador que ensalza la libertad ya no solo por disfrutar de un entorno maravilloso, por la abrir la mente a descubrir la lectura a alimentarte con un pequeño aperitivo de versos.

El pueblo lo dejas subiendo, poco a poco como para hacer añorar, que cueste dejar sus calles pero sin que notes la pendiente hasta que te fijas en el gps y que tus piernas van pidiendo piñones más altos. Hasta que te sorprenden la tecnología, los oídos del planeta atentos a los datos que desde el espacio nos llegan de los satélites. Te recomiendo una visita por lo menos por fuera, tengo pendiente ver si hay visita guiada y entrar en el recinto.

Decido subir el puerto que me llevaría a Robledo de Chavela, subirlo, bajarlo y volver a subirlo por la otra cara o subirlo, bajar y regresar a las Navas del Rey por su puerto que sale de la carretera de los pantanos. Las voces no pedalean y como al final soy yo el que tiene que alimentar los watios de la bici opto por subir y bajar hasta el mirador, retomar la subida y regresar a las Navas del rey por la carretera de forma directa, es tarde y para hacer lo que las voces quieren necesito un track porque dudo en la pista de enlace. Mientras regreso pienso en una gran ruta que se puede hacer en esta zona, me la apunto.

Ya lo decía Santa Teresa de Jesús, Si en medio de las adversidades persevera el corazón con serenidad, con gozo y con paz, esto es amor. Y eso que de amor al otro lado del aparcamiento por un puñado de euros te lo vende.

Track de la ruta.

Acerca de alakan

Dentro de veinte años estaras mas arrepentido de las cosas que no hiciste que de las que hiciste.Asi que librate de las ataduras.Naveja lejos del puerto seguro.Atrapa las huellas del viento en tus velas.Explora.Sueña.Descubre.MARK TWAIN.
Esta entrada fue publicada en rutas. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Un Domingo Tonto lo tiene cualquiera.

  1. Pingback: Diario de un Triatleta con sobrepeso tercera temporada, Capítulo 8: Dolores, trabajo y una huida desesperada. | El Blog de Alakan

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .