Puertos de Ávila 2015: Centenera y El Pico.

Sólo deseo tener un buen caballo, compañero mudo y fiel de una vida soñadora y solitaria, algunos servidores casi tan humildes como mi montura, y vivir en paz, lo más lejos posible de la agitación -en mi humilde opinión, estéril- del mundo civilizado, en el que me siento de más.

Isabelle Eberhardt

CIMG2905 (Large)

Dormir en un camping nunca ha supuesto un problema para mí, de hecho creo que es mi forma preferida de viajar. Dani no esta tan convencido ha sufrido las incomodidades de una colchoneta rota y una tienda pequeña para su tamaño. Pero bueno tras desayunar nos toca estirar las piernas subiendo de nuevo dos puertos y esta vez le toca a la Centenera y al puerto del Pico o como dirá Dani Medio Puerto del Pico algo en lo que no estoy del todo de acuerdo.CIMG2900 (Large)

El día es un poco más caluroso que el anterior, las piernas se muestran duras y eso que les dimos una tarde de relajación en la piscina. Lo primero para calentar las piernas son 3 kilómetros de subida divertida de esa con pendiente para llegar a Arenas de San Pedro, me encanta este tramo tanto en subida como en bajada. Tras dejar atrás Arenas De San Pedro iniciamos la ascensión al puerto de la Centenera, un puerto no muy nombrado y con una ascensión preciosa por una paraje increíble.

Opto por subir por la carretera a Guisando, me gusta la dureza de este tramo con rampas del 12% acompañadas de unas vistas fabulosas del Embalse de Río cuevas, que a modo de Ibuprofeno te van calmando el dolor de piernas. Pero lo que verdaderamente te da la paz espiritual es el tramo entre el cruce de Guisando y el pueblo del Hornillo en donde apenas nos pasó ningún vehículo y pudimos disfrutar de la naturaleza en su plenitud, en pocas ocasiones puedes sentirte sobre la flaca como si estuvieses rodando sobre una pista en mitad de la montaña con tu MTB pero Gredos si es capaz de regalarte estos momentos.

CIMG2914 (Large)Hacemos una pausa para cambiar el agua de nuestros bidones con un agua helada y en seguida no ponemos de nuevo a pedalear, que nos queda mucho puerto. Mientras atravesamos el pueblo una lugareña llama a un portero automático al responder la interlocutora le suelta “… Baja que mi amiga es fea pero se deja tratar” humor local. El siguiente pueblo por el que pasamos es el Arenal y su pestoso firme adoquinado que detesto, es un respiro dejar el pueblo para retomar el asfalto sino fuese porque el puerto tiende sus rampas justo en la salida y desde el principio saco a rodar a mi 28.

Dani va más fuerte y me va sacando ventaja, me lo tomo con mucha calma, disfruto del entorno, voy buscando el puerto por entre las cimas y collados, pero me molesta que esta ocasión el tráfico hasta la mitad del recorrido era muy abundante, cuatro o cinco coches en cinco minutos cuando lo última vez no me paso ni uno, mala suerte. En este tramo la dureza es sostenida pero hay tramos con un 12% que te obligan a darlo todo. Me alegra ver que alguien ha decidido honrar la cima con un cartel fantástico. Está claro que las autoridades no valoran su belleza como los que vamos para disfrutar de ellas y la amamos, a pesar de estar recuperándose de un incendio que arraso toda la cara que da al puerto de Pico y que en nuestro caso toca en bajada y disfrutar de otra de esas fuentes de agua CIMG2919 (Large)helada que en día de calor como el que sufrimos es un auténtico regalo de la tierra. En la bajada nos encontramos con tres cicloturistas que optado por esta tramo para realizar su Transgredos.

En el cruce con la N-502 decidimos subir al puerto del Pico, una vez más este año por otra cara pero con las mismas ganas de siempre, me encantan sus vistas y sobretodo disfrutarlas con el agua que mana de su fuente.

Para completar nuestra ruta decido bajar por San Esteban del Valle, una carretera paisajística, muy bella y sin apenas tráfico con un trayecto y firme de bajada ideal para disfrutar con la flaca, pero con especial cuidado a la ardillas ya que a mí se me cruzo una a menos de medio metro que me obligo a cruzar la bici y un par de kilómetros más abajo nos encontramos otra que lo consiguió y yacía en el asfalto.

Completamos nuestra ruta disfrutando de una gran cerveza fría en el bar del camping como se tienen que terminar la buenas rutas, por algo ya la dejo escrito uno de mis escritores de cabecera Charles Bukowski (…) Lo que él realmente necesitaba era una botella de cerveza helada, con la etiqueta un poco mojada y esas gotas frías tan hermosas sobre la superficie del vaso.

CIMG2939 (Large)

Track de la ruta

Anuncios

Acerca de alakan

Dentro de veinte años estaras mas arrepentido de las cosas que no hiciste que de las que hiciste.Asi que librate de las ataduras.Naveja lejos del puerto seguro.Atrapa las huellas del viento en tus velas.Explora.Sueña.Descubre.MARK TWAIN.
Esta entrada fue publicada en El Rincón de la Choni y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Puertos de Ávila 2015: Centenera y El Pico.

  1. Petra dijo:

    Hola. Creo que un acamping está muy bien. 🙂 Muy natural. 🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s