Viaje a Noruega Día 10: El Glaciar de Briksdal y la Trollstigen.

Nacemos para vivir, por eso el capital más importante que tenemos es el tiempo, es tan corto nuestro paso por este planeta que es una pésima idea no gozar cada paso y cada instante, con el favor de una mente que no tiene limites y un corazón que puede amar mucho más de lo que suponemos.

Facundo Cabral

El agua que es la sangre y una de las voces junto con el viento de este país se podía tomar unos días de descanso y dejarnos ver las maravillas de una noruega resplandeciente pero no podía evitar volver para mantener viva esta maravillosa naturaleza que nos cautiva.

De nuevo el glaciar de Briksdal que es el que hemos elegido para ver nos queda alejado del camping en el que hemos pasado la noche, por lo que Toca tramo de coche que la verdad nos importa mucha ya que el trayecto es de belleza increíble disfrutando de cascadas y lagos esmeraldas que nos van dejando maravillados.

El Glaciar de Briksdal es más grande y turístico que el del día anterior y ya desde la entrada al parque lo pedemos ver colgado de la montaña su tamaño es increíble esta enclavado en un paraje increíble con cascadas que se descuelgan de la montaña a modo de cremallera. Como ese glaciar es uno de los más fáciles de acceder de toda noruega tienen montado todo un negocio a su costa en la entrada con cochecitos que llaman Trolls para ir subiendo desde el aparcamiento hasta la base del glaciar a los ricos turistas que no quieren perder un segundo de su valioso tiempo vacacional dando un paseo hasta la base del glaciar.

Como nosotros tan solo somos dueños de nuestro tiempo y tampoco nos podemos permitir el subir como señoritos nos toca subir dando un agradable paseo por una senda maravillosa saludando a los japos que nos animan con una sonrisa de oreja a oreja y alguno nos hace hasta fotos. La recompensa de subir andando se materializa en forma de cascada espectacular que nos obliga a ponernos los chubasqueros para poder acercarnos a ella sin calarnos. El estruendo del agua es ensordecedor y miles de litros de agua corren bajo nuestros pies mientras la humedad que desprende nos cala vivos. Retrocedemos unos metros para continuar ascendiendo por al senda y poder ir viendo las marcas de retroceso del glaciar, por siglos y los que nos apena más por décadas.

La lengua de glaciar descansa en un lago precioso, no nos podemos acercar al glaciar ya que hay trozos de hielo que pueden desprenderse y es muy peligroso, apenas nos da tiempo a disfrutar un poco de las vistas y sacar unas fotos cuando comienza de nuevo a llover por lo emprendemos el camino de vuelta al coche cruzando de nuevo la cascada ensordecedora.

Ponemos rumbo norte, hacia nuevas montañas, al lugar donde habitan los Trolls. El paisaje cambiante nos embriaga, alternamos una vegetación exuberante con paisajes rocosos en donde el viento es el rey. Llegamos a la famosa escalera de los Trolls,la Trollstigenque la podemos disfrutar en su plenitud gracias a unos miradores que han instalado. Esta carretera es una de las atracciones más famosas de noruega, debido a su empinada inclinación del 9% y once curvas de 180º, en la ladera de la montaña.

Todo un orgasmo es lo que siente Samuel y Jaime al contemplarla ya que su alma carretera solo hace susurrarles al oído un súbeme, súbeme, mientras yo veo como un noruego madurito que se ha ido a asía en sus vacaciones se ha traído una Lolita de subvenir que le esta poniendo el Trolls revoltoso y al resto también.

Encontramos un camping al mismo pie de la carretera tras bajar la escalera y mientras yo monto la tienda, me doy una ducha, leo y escribo mis dos compañeros se enfrentan a las duras rampas noruegas bajo la amenaza de un buen chaparrón y un viento brutal que azota la cumbre de su objetivo.

Yo tengo la suerte de estar sentado en mi banco de madera mientras veo como una pareja de británicos monta su tienda junto a la mía. El es un Trolls autentico que seguro ha venido a ver algún pariente y ella parece la modelo en la que se han basado para hacer la carretera, eso si eran curvas, Peter Ustinov dijo una vez Por lo general las mujeres de ensueño son una ilusión óptica, y una leche que las que yo estoy viendo estos días son reales y bien buenas. Solo me queda la esperaza que de vez en cuando diosas como la inglesa también se acuesta con mortales, seguiré dejando mi vela encendida frente la ventana todas las noches para que encuentre el camino hacia mis labios.

Anuncios

Acerca de alakan

Dentro de veinte años estaras mas arrepentido de las cosas que no hiciste que de las que hiciste.Asi que librate de las ataduras.Naveja lejos del puerto seguro.Atrapa las huellas del viento en tus velas.Explora.Sueña.Descubre.MARK TWAIN.
Esta entrada fue publicada en Viajes. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Viaje a Noruega Día 10: El Glaciar de Briksdal y la Trollstigen.

  1. césar dijo:

    Q buena excursion ta has mandao!!!saludos¡¡¡

    Me gusta

  2. Javier dijo:

    Muy buen viaje!! Una pregunta, cuanta distancia hay mas o menos desde donde dejas el coche en briksdalen hasta la base del glaciar?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s