La princesa y la Choni.

“La sencillez consiste en hacer el viaje por la vida, solo con el equipaje necesario.”

Charles Dudley Warner

 

Desde hacía mucho tiempo tenía una idea o más bien un capricho rondándome la cabeza y era comprarme una bicicleta de carretera para entrenar por la zona de mi trabajo. Azuqueca es una zona genial para la bici de montaña, pero también dependiendo los meses con largas temporadas de barro pastoso casi igual que en el sur, por lo que considere la opción de entrenar por la carretera secundaria de la zona.

Desde hacía varios meses tenía elegida una flaca que empecé a cortejar y me fui enamorando, pese a la voz de mi conciencia mi buen amigo Mon, que no se ha cansado de repetirme una y otra vez que esa flaca no era para mi, que tenía que buscar una con digamos mejores componentes. Y el día que fui a Decathlon a por mi flaca económica me encontré con una monada de carbono rebajada un 20 % haciéndome ojitos y con las largas puestas y claro yo me puse, le quería tirar los tejos a Loles León y se me pone a tiro Scarlett Johansson. Me deje llevar por mi otro cerebro y opte por el pivón flaco de cuero negro (carbono), estilizada y con unas curvas de infarto dejando a un lado a mi primera elección mi flaca choni, con su chándal rojo, sus kilitos de más poniéndome morritos y haciendo pucheros. He tenido un día en casa la hermosura de carbono y al día siguiente al verla me dí cuenta que nuestro amor era imposible y teníamos que romper sin habernos catado, yo soy un ciclista globero del tres al cuarto que busca disfrutar de la montaña y la flaca solo es para salir un par de veces e intentar ganar algo más de forma para disfrutar el doble por nuestras sendas, demasiada bicicleta para tampoco ciclista y con la compañía de Suguss decido devolverla e ir en busca de mi verdadero amor, de mi choni, de mi Barbie de extrarradio con su chándal rojo y sus playeras con calapies.

Hoy hemos salido los dos para conocernos, para sentirnos y nos hemos enamorado, ella al principio se ha mostrado un tanto distante, pero pronto a descubierto que los dos queremos lo mismo rodar, la he metido un poco mano, bajando la tija y acercando el sillín hasta acoplarnos, pronto la he sentido sonreír y rodar con alegría.

Mi choni es una Triban 3 de aluminio con horquilla de carbono, con sus 10 kilos dice ella largos, pero bueno las mujeres siempre se quitan alguno, es un tanto escandalosa y la gusta hacerse notar, es muy lanzada, tanto que la cuesta detenerse, eso es algo que tenemos que hablar y me ha encantado que me pida marcha.

Nos hemos prometido darnos un tiempo para conocernos y consolidar nuestro amor, la he cambiado sus playeras de plataforma con calapies por unos taconcitos Look automaticos que la han encantado, arreglada pero informal.

Adoro las bicicletas y me gusta tratarlas como una mujer se tratase, una vez le dije a Raquel que tenía que hablar a su bici para encontrarse a gusto con ella y me tomo por loco, que algo atontao estoy seguro. Con mi Choni solo busco pasar unos buenos ratos entresemana, los dos en solitario, sin hacer grandes rutas, solo kilómetros y contarnos nuestras cosas, por eso la he creado una sección en el blog para la bici de carretera, el rincón de la choni, en donde contare mis aventuras con la flaca y bueno tal vez ella tome nota de las palabras de Pierre Augustin Beaumarchais La mujer más despreocupada siente una voz interna que le dice: “sé bella si puedes, sé sabia si quieres, pero sobre todo trata de ser estimada: es necesario”.

Muchos no entenderán el cambio, pero yo puedo asegurar que ahora si estoy a gusto y completamente feliz con mi elección.

 

Anuncios

Acerca de alakan

Dentro de veinte años estaras mas arrepentido de las cosas que no hiciste que de las que hiciste.Asi que librate de las ataduras.Naveja lejos del puerto seguro.Atrapa las huellas del viento en tus velas.Explora.Sueña.Descubre.MARK TWAIN.
Esta entrada fue publicada en El Rincón de la Choni. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a La princesa y la Choni.

  1. totapillao dijo:

    Cuenta con mi Macaria de acero del siglo pasado para dar unos rulos con tu Choni.

    Me gusta

  2. suguss dijo:

    La otra bici era mucha montura para tampoco caballero jajajaja

    Me gusta

  3. marmenaller dijo:

    Que la disfrutes, y esperemos que la burrita no se vuelva celosona

    Me gusta

  4. Jordan dijo:

    que pintona, sobre todo los reflex de las ruedas…..,espero que hagas muchas guarreridas con ella…

    Me gusta

  5. motoretta2 dijo:

    la has cagado… ¿No te avisaron de que las flacas son altamente adictivas?. Así empecé yo… y 11.000km el año pasado, y 12000 el anterior….

    Bienvenido al club

    Me gusta

  6. BikerTB dijo:

    Ya, ya… estamos casados con la gorda, que es el amor de nuestra vida (eso decimos) pero cuando las flacas pasan a nuestro lado se nos van los ojos detrás de ellas, hasta que al final pecamos y nos vamos con una, al principio alguna que otra vez pues no se trata de la divertida compañera oficial, pero luego vemos algo en la flaca que…??? (Lo dejo en interrogantes, pues pienso que en unos casos habrá argumentos para divorcio y en otros para poligamia)

    Feliz Año.

    Me gusta

  7. Ignacio dijo:

    Tienes 3 segundos para quitarle los catadióptricos.

    Me gusta

  8. Miguel dijo:

    muy buena la historia Alakan, me has hecho reir!
    estoy detrás de otra “Choni” hermana de la tuya, gracias por las impresiones.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s