Hayedo Tejera Negra

“Otoño manso, yo me poseo y me inclino ante tus aguas para beber el cielo, suave fuga de árboles y abismos.”

Salvatore Quasimodo


Los dos últimos años he de confesar que he ido buscando los colores del otoño. El Castañar del tiemblo primero, dando pasó este año al Canal de Castilla primero y ahora al Hayedo de Tejera Negra.

El otoño es mi estación del año favorita. El contraste de colores ocres, dorados, rojos fuego bajo unos cielos azules me hacen sentirme más vivo, precisamente cuando la naturaleza nos regala su último aliento de vida antes de vestirse de invierno.

Para esta semana tenía pensado acompañar a los Explorer MTB a una ruta que le tengo muchas ganas pero como se me había metido en la cabeza que era el sábado en lugar del Domingo y ese día yo no podía , la propuesta de  mi primo Borja una escapada a Tejera Negra, algo que tenía en mente hacía muchos años y la pereza del madrugón junto con la kilometrada para llegar me hacían retrasarla año tras año, este no podía dejar escapar.

El día amanece esplendido, no tanto como mis neuronas ya que en lugar de poner Cantalojas en el GPS puse Cantalejo, que es casi igual pero no lo mismo, menos mal que tan solo fueron 40 kilómetros de más, Jesús que Cruz. Al llegar al centro de interpretación los hombres y mujeres de rojo, los vigilantes del parque, te invitan a estacionar en la pradera que hay para tal fin frente al centro, como vamos en bici tenemos que dejar el coche allí y continuar con ellas siguiendo las estacas rojas que marcaran un circuito de 21 kilómetros por pista, lo primero que hacen es indicarnos que esta prohibido circular en bici por las senda de carretas, le decimos que nos parece muy bien pero que tenemos derecho a recorrerla desmontados con la bici al paso, a lo que también se niega. Como no queremos discutir comenzamos nuestra ruta disfrutando de unas vistas maravillosas de la zona y del río.

Al cruzar el puente una patrulla de forestales esta atenta para que no tomemos el sendero y continuemos por la pista,y yo que no sabia que al comprar la bici pasaría de ciudadano a delincuente. La subida es llevadera, pero poco a poco comienza a ser un tanto pesada, no por la inclinación sino porque no da un solo respiro. El único alivio lo tenemos cuando en el cruce las estacas rojas no indican que seguimos tras la valla y eso nos quitara el transito de coches pudiendo disfrutar al 100% del entorno.

Subiendo, subiendo, subiendo el otoño nos va regalando sus colores y guiños espectaculares con árboles que arden de rojo intenso, con robles amarillentos y hayas que medio desnudas van coqueteando con otras que apenas han iniciado su paso del verde claro al dorado otoñal.

Llegamos al cartel “Senda Peatonal Prohibido Bicicletas” algo que le hace mucha gracia al imbécil de turno, que lo celebra de forma jocosa con sus compañeros de ruta. Nosotros tenemos una cara de felicidad inmensa por esta viviendo este momento, pero el solo ha podido disfrutar con el cartel y no de lo que ha visto y a nosotros se nos priva por ir con un “arma de destrucción natural” como es una bicicleta. En ocasiones pienso que muchos nos ven con envidia por disfrutar con lo que hacemos y vernos llegar juntos a las cumbres cargando con nuestras máquinas, lo más curioso es que Peatonal en Castellano significa “Dicho de una zona urbana: Reservada a los peatones”.

Desde el Cartel es todo bajada hasta un cruce en el que el guarda nos había indicado que partía una pista de 3 kilómetros sin salida y que para el tenía un paisaje mucho mas bonito que la senda carretas. Le hacemos caso continuamos por el pista encontrándonos a una pareja sentada a un lado junto con sus bicis disfrutando del paisaje y degustando una mahou cinco estrellas, a la mierda las bebidas isotónicas, seguro que sus barritas si son energéticas de verdad a base de cantimpalo llorón del bueno.

El guarda tenia razón en casi todo lo que nos dijo, el paisaje es espectacular, el otoño en esta zona soberbio, las montañas tentadoras pero nos mintió y de la forma más cruel que se le puede hacer a un ciclista, le pregunte si era llano y me contesto con un rotundo SI, cuando la realidad me obliga a meter en ocasiones el plato pequeño.

Al final del camino nos encontramos con un coche y una camper, curioso verdad. Como es la hora de comer, damos cuenta de nuestros bocadillos, el sol nos calienta, poco a poco algunas nubes van asomando por el horizonte, la temperatura es buena y tras reponer fuerzas el sueño invita a dar una cabezadita disfrutando de nuestra verde praderita, pero el cambio horario no nos lo permite y volvemos a retomar la marcha esta vez si disfrutando de una bien merecida bajada.

Al final de la pista nos encontramos con dos jóvenes foreros que se están saltando a la torera las prohibiciones y van bajando por las sendas, como somos más malos que Caín y tenemos alma de delincuentes disfrutamos de un pequeño tramo de sendero que nos deja en un precioso puente de pizarra en donde pincho.

Mientras reparo el pinchazo nos alcanzan los dos jóvenes que han sufrido un percance con la patilla, se la pongo medianamente bien y continuamos juntos hasta el inicio de la ruta en la que tras una charla sobre mapas, Mac y GPS nos despedimos.

Cargamos las bicis en el coche asegurandolas con una buena cadena, nos penemos rumbo a Ayllón un pueblo que nos ha llamado mucho la atención a la ida y que hemos decido parar para verlo a la vuelta.

El pueblo es una maravilla y merece una parada, su plaza es una preciosidad,  lastima que la estén remodelando y no sea muy fotogénica con tanta valla. Borja me anima ha subir hasta lo más alto del pueblo para ver la torre y el cristo que lo vigila. La noche nos ha sorprendido entre sus callejuelas y cuando llegamos la torre esta ya iluminada así como el cristo. Lo mejor de la subida, el atardecer maravilloso que pudimos disfrutar junto al cristo del sagrado Corazón y su torre iluminada.

De nuevo la noche es testigo de nuestro regreso al hogar, tras haber disfrutado de un día de lujo, de belleza y de algo de bici, poco pero bonito.

Escapadas así merecen la pena cuando regresas con el alma enriquecida, o como dijo Eladia Blázquez. Más allá de la historia de las vidas sin gloria, sin honor ni sustento; guardaré del que escribe su mejor pensamiento; quiero amar a quien vive con las alas del alma desplegadas al viento.

Track de la ruta

Galería de Fotos

Información Interesante

Folleto en PDF con información del Parque.

Página Web Castilla la Mancha de medio ambiente.

Otro PDF interesante sobre el Hayedo.

El Hayedo en Wikipedia

 

Anuncios

Acerca de alakan

Dentro de veinte años estaras mas arrepentido de las cosas que no hiciste que de las que hiciste.Asi que librate de las ataduras.Naveja lejos del puerto seguro.Atrapa las huellas del viento en tus velas.Explora.Sueña.Descubre.MARK TWAIN.
Esta entrada fue publicada en Rutas con Encanto. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Hayedo Tejera Negra

  1. BikerTB dijo:

    Bonito sitio, es una pena que esté un poco lejos para mis posibilidades. Aunque nunca se sabe.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s