La crisis de la media vida.

“Sí, en mi vida, si se puede llamar así, hay tres cosas: la incapacidad de hablar, la imposibilidad de estar en silencio, y la soledad, que es lo mejor que he hecho.”

Samuel Beckett


Desde que volví de los pirineos, tengo un desorden impresionante en mi cabeza. yo que me fui para poner en orden mis pensamientos, aclarar mis ideas y asentar bases con las que construir un proyecto de vida. He vuelto con la azotea revuelta, el alma despeinada y las ilusiones desperdigadas entre la razón y el deseo.

La apatía y la desazón se apoderan de mí. No tengo ganas de quedar con amigos ni de salir, pero en todo este caos que habita en mi cabeza de vez en cuando se firma una tregua que me permite intentar evadirme. Decido salir y dar una vuelta por Señalara, la ruta es lo de menos, quiero despejarme buscar esa Señalara Zen que hace una año me apaciguo, volviendo a la senda de la felicidad.

Dejo el coche en Señalara, me preparo mientras una pareja discute sobre quien lleva la mochila y lo que van o no a meter en ella, les dejo discutiendo y subo hacía la fuente en donde un hombre mayor me sonríe al llegar dándome los buenos días, mientras lleno la botella de agua cruzamos unas palabras, se evade de la conversación que tiene su mujer por el móvil dictando la lista de la compra. Le dejo con su bastón y su sonrisa viendo el transito de senderistas que toman el camino hacia las lagunas.

Empezar a andar o montar en bici a mí siempre me resulta muy duro y esta vez no estoy con la moral lo suficientemente fuerte para aguantarme a mi mismo. Al llegar al desvío de la laguna de Señalara y tomar la senda hacía la laguna de los pájaros, estalla en mi cabeza la revolución. Mi deseo es continuar la ruta pero mi voluntan es la de parar, quedarme allí o volver al coche, mis pasos son cortos, poco a poco me voy sumiendo en un abatimiento que me hace parar cada dos paso, me siento realmente hundido, sumido en una tremenda depresión en la que una cascada de pensamientos, de reproches, de ilusiones rotas se van sucediendo, apenas puedo caminar y no me voy dando cuenta ni por donde voy, he salido a disfrutar de la naturaleza y me encuentro inmerso en lo más profundo de mi, caminando por los cristales rotos de mis sueños, planes e ilusiones.

Sin apenas darme cuenta llego a la laguna de los pájaros, me tumbo en su orilla y cierro los ojos. Han cesado las voces de mi interior, esta todo en silencio, reina la calma, la oscuridad, caigo en un ligero sueño del que me despierto por un remolino que cruza veloz la laguna. Me siento bien, todo ha pasado, he descendido a mis infiernos y he regresado, recuerdo unas palabras que unos días antes había recibido por mail una frase de Vinicius De Moraes Dejaré que muera en mí el deseo de amar tus ojos dulces, porque nada te podré dar sino la pena de verme eternamente exhausto. He de fijarme nuevas metas e intentar vivir, disfrutar más de cada hora del día de cada rayo de sol de cada gota de lluvia, dar las gracias por lo que la vida te regala y dejar de poner en oferta un corazón que no encuentra compradores.

Dejo la laguna de los pájaros, voy animado, es como si hubiese vuelto a amanecer, disfruto de lo senda que me lleva hacia el puerto del nevero, con sus montes solitarios al fondo, las vacas y los caballos pastando, mi sonrisa al viento ondeando una recién lavada felicidad. El camino que quería recorrer para no hacer lineal el recorrido y volver a pasar el calvario de la subida me resulta un tanto salvaje, veo que tengo que bajar una barbaridad para volver a ganar de nuevo altura, decido regresar a la laguna de los pájaros, me queda poco agua y mientras la estoy llenando se me cuela una ranita de las pequeñas dentro, esto es sin lugar a dudas una prueba del karma. Me lo tomo con humor mientras vacío el Camel en la orilla dejando a la ranita en su hogar.

Nunca había subido a claveles desde la laguna y hoy era sin lugar a dudas el mejor día para intentarlo, voy con fuerzas e ilusiones renovadas y en nada me presento en la cima de claveles, recorro la cresta y me planto en el pico de Señalara el cual disfruto en solitario. Un regalo divino por mi sufrimiento matutino. El resto de la bajada es un paseo en el que, esta vez si disfruto del entorno, de la sierra y sus cumbres, de una tarde fabulosa que no merece la pena perderse, Abraham Lincoln dijo: Casi todas las personas son tan felices como se deciden a serlo, y yo he decidido ser feliz cerrando la puerta al amor pero dejando las ventanas abiertas, para poder ver las estrellas de la soledad, por si algún día amanece, que no es poco.

Acerca de alakan

Dentro de veinte años estaras mas arrepentido de las cosas que no hiciste que de las que hiciste.Asi que librate de las ataduras.Naveja lejos del puerto seguro.Atrapa las huellas del viento en tus velas.Explora.Sueña.Descubre.MARK TWAIN.
Esta entrada fue publicada en Salidas en Solitario, Senderismo. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a La crisis de la media vida.

  1. Javier dijo:

    Voy a meter una morcilla en forma de proverbio ruso que al lado de como tu escribes puede quedar como frase gratuita pero que tiene la noble intención no de darte ánimo sino de hacerte consciente de que todo es tránsito y todo vuelve, incluso los buenos tiempos: “Caer está permitido, levantarse es obligatorio”. Ánimo.

    Me gusta

  2. Juan dijo:

    Hay que darle tiempo al tiempo.

    Me gusta

  3. Juan dijo:

    Dale tiempo al tiempo

    Me gusta

  4. samuel dijo:

    Me encanta la cronica,cada vez subes un punto el liston,acuerdate de lo que te dije y parate a pensar lo de escribir un libro.

    Me gusta

  5. BikerTB dijo:

    Ey amigo noto un cierto ambiente de síndrome postvacacional. Es lo normal cuando cuando regresas de pasartelo de pm. Eso se pasa, seguro.

    Leí todas y cada una de tus etapas de Carros de Foc aunque no te puse suficientes comentarios. Ha sido una pasada, es algo que yo nunca podré hacer porque mi situación personal no me lo permite. Y no me quejo en absoluto, cada uno debe intentar ser feliz con lo que tiene sin más.

    Saludos.

    Me gusta

  6. Ignacio dijo:

    ¿Señalara???
    Un abrazo compa….y ánimo que quedan muchas rampas por subir.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.