Fonda Real-Fuente Campanilla-Maliciosa-Porrones-Pedriza

“Ten cuidado con tus sueños: son la sirena de las almas. Ella canta. Nos llama. La seguimos y jamás retornamos.”

Gustave Flaubert


Cuando deje de tener el refugio serrano de fin de semana perdí mi campamento base desde el que iniciaba todas mis aventuras por las montañas, pero el destino me ha recompensado, ahora que tengo que salir desde Alcorcón con amaneceres y me gusta.

He quedado con Pedro a las 8:00 para ir juntos a dejar mi coche en la pedriza ya que la ruta de esta jornada es lineal y no circular como de costumbre. Mientras aparco y saco la mochila del maletero veo como el acceso de la pedriza engulle una gran cantidad de coches, el día promete tener las sendas bien cargaditas.

A la hora acordada nos presentamos en el aparcamiento al tiempo que Carlos, el amigo de Pedro del foro del atleta que ha venido desde Ávila, aparca su coche, un minuto después Noe completara la grupeta andarina.

Salimos desde la fonda Real, como no quiero perder altura renuncio a los senderitos alucinantes que salen desde la rotonda de Navacerrada y los cambio por la pista que una vez superado el deposito de agua de Navacerrada nos dejara frente a la prensa de Mingo y de hay por pista hasta el antiguo Hospital psiquiátrico de Navacerrada, Pedro me pregunta por el y le cuento que yo cuando era pequeño tendría unos 13 o 14 años subía con mi bicicleta desde becerril y con amigos a andar para visitar las ruinas del más antiguo hospital del tuberculosos de Guadarrama y tenia que pasar frente a este hospital que se encontraba en uso y en buen estado, aun recuerdo como había que sortear a los enfermos para llegar a la barranca y las risas que nos traíamos con algunas enfermas que se bajaban el camisón y te decían “ te gustan mis tetas” por no contar los que corrían con el culo al aire persiguiéndose unos a otros con los enfermeros detrás. Usare estos recuerdos como trauma de juventud a mi favor en el juicio final como parte de mi defensa. Carlos Y Pedro quieren recorrer el mayor tramo posible de lo que va a ser el primer gran trail de Peñalara, una locura de 110 Km. a recorrer en un tiempo límite de 30 horas, toda una locura que las voces de mi cabeza comienzan a recitar como tantra . Yo no puedo sacrificar mis senderitos por un track de una marcha y les pido que hagan un ejercicio de imaginación y extrapolen los datos al recorrido real mostrándoles los tramos desde que han de subir desde el otro lado del mini valle. Tomamos los senderos que parten desde la primera presa que hay junto al aparcamiento, la humedad y las escasas lluvias de los días pasados le han dado un toque maravilloso de otoño a la sierra, el verde comienza a tomar intensidad y el terreno no esta tan suelto como en rutas anteriores. En la fuente de la campanilla hacemos una breve pausa al tiempo que un amigo de Pedro y Carlos nos alcanza. Viste con ropa deportiva , se le ve que quiere subir y bajar a la maliciosa a ritmo con el abrigo de su calor corporal, cuando reanudamos la marcha nos acompaña un rato pero nuestro ritmo es muy bajo para la baja temperatura que tenemos y se queda frío por lo que nos despedimos y retoma su ritmo endiablado de subida.

Cuando nos disponemos a sufrir el tramo más duro del collado del Piornal le pregunto a pedro por sus rodillas, me dice que van bien pero que si podemos tomar un respiro, le digo que claro “…un descansito antes de empezar a subir”, la cara de pedro era un poema cuando me dice  “… como que antes de empezar a subir y esto que estamos haciendo” jejeje amigo Pedro eso era el calentamiento. Con las primeras z de la senda empedrada Pedro comienza a ver que el gran trail de Peñalara esta muy lejos de nuestras posibilidades, nos esta costando y esto es solo la primera subida. Pierdo la mirada entre las rocas por las que zigzaguea la senda y descubro como todo un rosario de puntos multicolor siguen nuestros pasos, llega la hora punta en la montaña.  El pluviómetro del collado del piornal nos marca el fin de la dura subida. La bola se nos muestra tímida ocultándose entre velos de niebla, hoy no es nuestro objetivo y celosa nos niega su figura. La maliciosa esta repleta de gente, la senda que asciende entre los canchales es una continua subir y bajar de senderistas, la mayoría responden al saludo pero algunos se olvidan que hoy no están en la ciudad, que la montaña es para disfrutar, compartir y sentir la vida.

Pedimos turno para hacernos una foto en el vértice geodésico y tras abrigarnos decidimos irnos de la cima ya que entre lo que había y lo que venía colapsábamos la cima. Dejamos la cima por la senda que nos baja casi verticales al collado de las vacas, nos cruzamos con dos senderistas de los buenos de los que se calzan las botas y el buen humor, les preguntamos por la dureza de la ascensión por esta cara y la expresión de su rostro nos dice todo. Pedro se toma la bajada tranquilo, teme su rodilla maltrecha acuse el esfuerzo que esta haciendo por la pendiente, le damos consejos para bajar con los bastones y se queda asombrado de cómo un par de senderistas nos pasan bajando a toda leche, le digo a Pedro que es el ritmo que hay que tener bajando para lograr terminar el raid en 30 horas, en su mirada puedo ver que cada vez esta más lejano para el este reto. Carlos esta disfrutando, encantado con el trayecto y con su GPS, desde la altura le muestro por donde ira la marcha y por donde dejara la pedriza para ir buscando la subida al puerto de la Morcuera.

En el collado de las vacas dejamos definitivamente el track del gran trail para disfrutar de un sendero maravilloso. Les descubro a mis compañeros de ruta uno de mis rincones favoritos de la sierra de Madrid, la Maliciosa baja. Las vistas del alto de las Guarramillas, el nacimiento del Manzanares, el collado de los pastores a nuestros  pies y toda la pedriza de fondo con el embalse de Santillana y Madrid con sus torres nos sirven de escenario para comer refugiados del viento entre las rocas. Una vez que hemos repuesto las fuerzas continuamos nuestro descenso por la cuerda de los porrones hacia el collado de las loberas por una maravilloso sendero que entre pinos nos regala unas vistas maravillosas, Carlos me da la razón sin lugar a dudas este es el tramo más bonito de toda la ruta, y me cuenta como hubiese disfrutado su hijo de estar con el aquí, del paisaje, de cómo un par de águilas jugaban con las Térmicas a escasos metros de nosotros.  Es en estos momentos cuando te das cuentas cuando una familia esta verdaderamente unida y feliz, al igual que Pedro no disfruta plenamente del momento porque le duele no poder compartirlo con los que más quieren, su disfrute hubiese sido pleno de haber podido ver la cara de felicidad de los suyos. Noe y yo somos mas tirando a cabra loca, vivimos cada uno nuestro momento y nuestra libertad, pero no descartamos encontrar el amor verdadero, el amor, el apaño perfecto, bueno el apaño para pasar una vida.

Un poco antes del Collado de quebrantaherraduras damos fin a nuestras provisiones en un área recreativa muy apaña que hay con bancos de roca muy al estilo pedriza. Nuestra ruta termina con el sol tímido iniciando su retirada mientras pongo rumbo a casa, curioso a primera hora lo tengo a mi espalda mientras voy hacia las montañas y por la tarde de nuevo a mi espalda mientras regreso a mi hogar, llevo el sol prendido en la mochila, hasta mañana compañero.

Track de la ruta

Nota importante: Leer estas normas de seguridad antes de iniciar esta marcha.

Galería de fotos de la ruta

Anuncios

Acerca de alakan

Dentro de veinte años estaras mas arrepentido de las cosas que no hiciste que de las que hiciste.Asi que librate de las ataduras.Naveja lejos del puerto seguro.Atrapa las huellas del viento en tus velas.Explora.Sueña.Descubre.MARK TWAIN.
Esta entrada fue publicada en Senderismo. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Fonda Real-Fuente Campanilla-Maliciosa-Porrones-Pedriza

  1. Carlos dijo:

    Javi, fue un verdadero placer compartir esa ruta contigo y con Noe. Fuiste un guía perfecto, todo un pozo de sabiduría montañera. Espero compartir vuestra compañía muchas más veces.

    Saludos. 😉

    Me gusta

  2. mayayo dijo:

    ¿Escuchas voces en tu cabeza cuando andas solo? ¿Echas de menos de tu juventud un psiquiátrico abandonado entre los montes?
    No hay duda, ya estás listo para unirte a los ultra trailers por el monte 🙂

    Un placer compartir esos ratos arriba a y abajo de Maliciosa, aunque no pudiera quedarme mas por falta de abrigo adecuado. Pero pasamos buen día todos, que es lo que cuenta.

    En mi caso, subi a cima y volví luego por Bola y por la tubería de vuelta a la Barranca, donde había arrancado. Me quedo con las ganas de haber seguido rumbo a Pedriza por vuestro cordal. otra vez será.

    ¿Escuchas eso? Oigo algo así como “Gran trail, gran trail…”

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s