Pedalea 100 kilómetros con una sonrisa.


Shimano cumple cien años y quiere celebrarlo con nosotros, los usuarios de sus productos. La misión corporativa de una empresa define su razón de ser y el porqué de su existencia. Es por decirlo de forma resumida la esencia de su ser y ha de formar parte de su ADN. Es una declaración duradera acerca de cuál es su propósito, su negocio y su valor agregado.
La misión corporativa de shimano es “Promover la salud y la felicidad a través del disfrute de la naturaleza y el mundo que nos rodea”. Y esto lo ha plasmado en su logo para celebrarlo, ha creado un logotipo tricolor del centenario para simbolizar su posición en la sociedad y su determinación para el futuro.
Los colores verde claro, azul y azul profundo representan la tierra, el cielo y el mar, respectivamente.

La idea me parece muy interesante y por eso quiero compartirla con vosotros, ademas de darnos una oportunidad de ganar algún premio solo disfrutando del deporte que nos apasiona. Para el reto SHIMANO Happy One Hundred, tú decides si quieres pedalear sobre asfalto, gravel o en otro tipo de terreno. Siempre que compartas la carretera o el camino y disfrutes de tu tiempo al aire y respetes la normativa local. Además de recibir la exclusiva insignia digital “Happy One Hundred” para tu vitrina de trofeos Strava, tendrás la oportunidad de ganar uno de los kits SHIMANO (zapatillas y pedales) más punteros.

Únete a este reto y comparte tus Happy One Hundred, para ello has de registrarte desde este enlace.

Los premios Happy One Hundred son:

ASFALTO: un par de zapatillas S-PHYRE y unos pedales Dura-Ace SPD-SL.

GRAVEL: un par de zapatillas RX800 y unos pedales XTR SPD.

MTB: un par de zapatillas S-PHYRE MTB y unos pedales XTR SPD.

Si vives en un área en la que las actividades al aire libre no están permitidas, confinado, solo debes participar de manera virtual o con una actividad en interior (como p. ej. bicicleta estática, Zwift, etc.).

Animate y salgamos a disfrutar de nuestra pasión.

No olvides suscribirte en el blog para poder ver todas las entradas y poder ayudarme a crear más contendido tanto para el blog como para el canal.

 

Running

Publicado en Artículos | Etiquetado , , | Deja un comentario

Diario de un Triatleta con sobrepeso tercera temporada, Capitulo 21: Final de temporada.

¿Has notado que las lilas más espléndidas, por ejemplo, son las que crecen junto a establos en ruinas y chozas abandonadas? A veces la belleza necesita ser un poco olvidada para alcanzar su plenitud.

La firma de todas las cosas” (2013), Elizabeth Gilbert

Mediados de Marzo y me encuentro que no puedo correr ni un kilómetro sin morir en el intento, nadar a menos de 2:10 los 100 metros ni de lejos y hacia años que no petaba en bici como pete hace dos tres semanas. Estoy en crisis y necesito salvar el año, esta claro que no puedo con tres deportes donde en dos de ellos tengo que partir de cero de nuevo y un tercero aún puedo salvarlo para disfrutar de un año deportivo.

Esta temporada de diario de un triatleta con sobrepeso toca a su sin, puede que haya sido la mas corta y con menos entrenamiento de todas, solo he ganado en peso. El intento por volver a correr fue un desastre, demasiado gordo para unas rodillas que ya están tocadas, el proceso de vuelta requiere tiempo y ya no me queda. No llegaría a poder terminar ningún triatlón con garantía de poder llegar el último pero no a una eternidad del penúltimo y eso es algo que ya no me da igual, al final he comprendido que a todo se le debe un respeto y el triatlón me gusta. Volví a la piscina para ver como estaba en el agua y el resultado fue demoledor, estoy entre los manguitos y las clases de aquagym con las de la tercera edad, que ya me gustaría tener a mi el ritmo de una señora mayor que nada muchas veces en el horario en el que voy

Por otro lado la bici me ha regalado estas semanas sensaciones y momentos que tenia olvidados, vuelvo a disfrutar e ilusionarme con proyectos en bici, con rutas y con el canal de youTube. Es solo una pata del triatlón, una pata muy importante que puedo mantener y mejorar para desde su base lograr el equilibrio con las dos restantes.

Volveré a intentarlo en 2022, volveré a dar mis primeros pasos en la carrera a pie de nuevo, una vez que pueda perder peso y volveré a las clases de natación en la nueva temporada, pero esta ha llegado a su fin y no quería cerrarla sin despedirme de los que habéis seguido el diario todas las semanas. Este año el blog seguirá con las crónicas de las rutas en bici y los artículos de todo un poco. Con el apoyo al Vblog y con rutas de senderismo y montaña pero el triatlón queda aparcado hasta septiembre.

Brandon Sanderson dijo en su obra el imperio final, La fuerza es una parte importante de una pelea, pero no la única. Si siempre golpeas con todas tus fuerzas te cansarás más rápido y le darás a tu oponente información sobre tus limitaciones. Un hombre listo golpea más fuerte al final de una batalla, cuando su oponente está más débil. Y, en una batalla prolongada, como una guerra, el soldado listo es el que sobrevive más tiempo. Será el hombre que sepa controlarse.

Publicado en Diario de un triatleta con sobrepeso. | Deja un comentario

Por la sendas de las Merinas, Del Escorial a Alcorcón.

No hay nunca un porqué para un recuerdo; llega de repente así, sin pedir permiso. Y nunca sabes cuándo se marchará.

“Tengo ganas de ti” (2006), Federico Moccia

 

Igual que un día se fue, ha vuelto. Mi relación con la bicicleta siempre ha sido muy intensa, con altibajos pero un día la chispa que hacia levantarme los días festivos a las 6 de la mañana ir a rodar rutas de cientos de kilómetros se apago, dejo de brotar y la oscuridad se hizo en mi mundo de ciclismo interior. Tan solo el haz de luz que se cuela bajo la puerta, o entre las rendijas de una persiana mal cerrada dejaban en penumbra mis ganas de montar en bici. Ahora he levantado la persiana, abierto la puerta y las ventanas y comienzo a ventilar mi pasión de nuevo con ganas e ilusiones renovadas.

Jorge es siempre esa mano tendida a ayudarte si lo necesitas, y necesitaba ayuda para comenzar a tomar impulso. Me propuso varias rutas y esta siempre ha sido una de mis favoritas, una ruta que muchos buenos recuerdos y con un recorrido en el que hemos librado cientos de batallas ciclistas la ruta el Escorial Madrid o la Senda de las Merinas.

Siento al tensión de tener que tomar un tren, un horario sin inflexible sin margen de error, llego con 10 minutos de adelanto para sacar el billete, grabar alguna toma de recurso para el canal y para respirar el aire fresco que nos regalan las madrugadas, siempre le he asemejado al horneado del pan, al aroma de un día recién hecho que puede disfrutar en su plenitud.

En Atocha me junto con Gonzalo y juntos tomamos el tren que nos dejará en el Escorial y a su paso por Chamartín recogerá a Jorge. Me gusta viajar en tren, la combinación tren bici para mi es el combinación perfecta para disfrutar de este deporte si la ruta no es circular. El día es soleado, algo frío pero no intenso, no molesto. Tras un café en la estación comenzamos nuestra ruta hacia el monasterio donde grabo la entrada del video blog y algunas tomas con la perspectiva lateral del monasterio.

Dejamos el real sitio por los jardines de la herrería. Una rápida bajada para enseguida desde el área recreativa comenzar a subir hacía la silla por la carrera. La zona esta muy saturada de gente y es realmente pronto. Grabamos unas tomas en la silla de Felipe II y dejamos el entorno rumbo a los senderos de Zarzalejo, donde el terreno húmedo y embarrada comienza a poner la nota de calidad a la ruta.

El entorno de Zarzalejo apunta a una primavera espectacular, el verdor del campo es espectacular y el agua deja unas estampas espectaculares en las praderas formando pequeñas lagunas estacionales. Recorremos el sendero convertido en un pequeño arroyo, grandes charcos que nos toca sortear con fe para no topar con una gran roca o bache que nos haga caer. Barro resbaladizo y rocas húmedas que le dan ese punto de emoción a una bajada preciosa que disfruto con algo de tensión. Tengo ponerme una L en esto del MTB he perdido ya toda la practica y la confianza, pero en algunos tramos o pasos me sale como natural como instintivo. Aún sigo teniendo el flow del MTB recorriendo mis venas.

En Valdemorillo hacemos una breve pausa para quitarnos ropa de abrigo, tomar un respiro de las cuestas que nos han dejado en lo más alto del pueblo y disfrutar de la compañía de un burro divertido al otro lado de la valla. La bajada de Valdemorillo a Villafranca del Castillo es muy rápida con vistas increíbles a Madrid. Aquí hacemos una nueva parada para reponer líquidos. En la salida de Villafranca y bajo el puente de la carretera rompo la cadena golpeando la maneta del cambio con mi rodilla que se queja.

Nos cuesta un poco reparar la cadena y afrontamos la subida hasta Majadahonda por la pista paralela a la carretera. Los terratenientes no son partidarios de compartir los caminos públicos que cruzan sus fincas. Mi cambio va fatal, la cadena se sale del plato grande y el selector de los piñones de subida y bajada se engancha. Decido no ir hasta Madrid y desviarme para Alcorcón, a la altura del campo de golf me despido de mis compañeros de ruta y pongo rumbo hacia Boadilla del Monte, donde me cruzo con un rebaño y dada la hora puedo disfrutar de la tranquilidad de todo un monte para mi mientras la gente come en sus casas.eón, me cruzo con Jose que ha salido a estirar las piernas y dar una vuelta con su preciosa bici negra de carbono. El dolor de rodilla parece que remite, las piernas en llano me responden pero en las subidas se resienten un poco. Llego a Alcorcón con la sensación agridulce de no haber completado la ruta como quería, pero feliz por haberla completado. Dos fines de semana y dos rutas largas, parece que el motor de las grandes aventuras comienza a calentar, ahora solo falta entrenar.

Mis últimos años han sido realmente raros y me siento resumido en esta gran frase de Pedro Aznar (…) He visto, también, los que no cejan: buscando a tientas; aferrándose (o soltándose) al centro en las mareas cambiantes; dejando un tenue rastro del perfume inconfundible en los vientos furiosos; librando, cada día, la batalla más difícil, la única noble, la de adentro; borrando con su propia sangre los dictados negros (propios y ajenos); equivocándose, equivocándose y volviendo a empezar; dudando de su fuerza, pero ofreciendo el pecho; sabiendo que está todo por hacer, y que tendrá que ser hecho cada vez por cada uno; templando su coraje en la negrura más espesa de la noche.

Track de la ruta

Visita mi video en el canal de YouTube y suscribirte para no perderte nuevos episodios y apoyarme en esta nueva aventura dando soporte audiovisual propio al canal.

Publicado en rutas | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Vía Verde del Tajuña: Curiosidades y Secretos

El núcleo esencial del alma humana es la pasión por la aventura. La dicha de vivir proviene de nuestros encuentros con experiencias nuevas y de ahí que no haya mayor dicha que vivir con unos horizontes que cambian sin cesar, con un sol que es nuevo y distinto cada día.

Jon Krakauer

Me esfuerzo por madrugar, pongo todas mis ganas, mi empeño y esfuerzo en ello pero el sueño al igual que el hambre siempre me pueden.

Algo más tarde de lo que me hubiese gustado llego a una Morata de Tajuña algo cambiada. El días esta medio soleado, medio nublado. No hace frío pero tampoco calor un día poco definido entre el buen y el mal tiempo que llega. Monto la bici e inicio mi ruta dirección Arganda, subir unos 4 o 5 kilómetros hasta alcanzar el cerro de la iglesia donde se encuentra el monumento a la amistad. La salida de la vía verde hasta la carretera la encentro sin dificultad, algo difusa pero transitable, un corto tramo por carretera con un cruce algo complicado y en nada te encuentras a los pies de la rampa que da acceso al monumento y a la red de trincheras que lo rodean. En esta ruta voy a grabar el video de la semana para el canal de YouTube, grabo unas tomas por las trincheras y me doy cuenta en el poco tiempo que estoy dentro de lo angostas y angustiosas que son, no me puedo imaginar los sentimientos de las personas que vivieron esta batalla en su interior, siendo disparados y bombardeados, con frío, miedo y masticando la muerte en cada segundo con los compañeros cayendo a su lado.

Dejo el cerro y la bajada me anima a bajar veloz hasta la estación de Cornicabra y el cercano horno de cal, de nuevo entro en Morata y a los pocos kilómetros se ven cuevas en las que las tropas se refugiaban.

Hay ambiente ciclista, en esta ruta siempre hay bicis de un lado a otro y senderistas, tanto por la vía como por la carretera que su escaso tráfico también invita a rodar por ella con la flaca. Una vez dejo Perales y familias enteras con niños montando todos en bici disfruto de tramos de soledad, de escuchar los sonidos del campo, del verde y del sol que las nubes cada vez mas se encargan de ir ocultándolo. Grabo tomas para el canal montado en la bici y hago una pausa en al ermita de los niños de los santos niños, donde Justo y Pastor acompañados de su madre se refugiaron de la autoridad tiránica del pueblo en las cuevas del risco de los mártires.

Sigo rodando por la vía, rápido para lo mal que tengo las piernas, para el viento que hace que el 1% de desnivel me sepa a algo más. Paso por la lápida de Pablo Barbero del Pozo que murió de una chispa eléctrica a los 27 años y figura en su base recuerdos del casino.

Llego a Carabaña donde ya hay mucha gente comiendo, la mañana ya es oficialmente nublada y el frío la sensación reinante pero de corto en las piernas se esta bien. Me encanta el entorno de su puente de piedra aunque le faltan unas semanas para estar espectacular. Grabo unas tomas explicando el desvío de la ruta del tren de los cuarenta días y la vía verde del Tajuña. Los americanos habrían explotado todo esto como una atracción turística espectacular, para nosotros es una, nunca mejor dicho, vía de escape para la monotonía de lo cotidiano, para romper con lo urbano y disfrutar lo natural sin adentrarnos en los salvaje y precioso de las montañas. El tramo hasta Orusco es mas verde, mas primaveral, mas cuidado y solitario. Los kilómetros han ido descartando las piernas menos entrenadas y los culos doloridos de los que aún el cayo ciclista no ha sido curtido por largas horas de pedaleo. Llegando a Ambite el final de la vía verde veo que esta todo el pinar con gran parte de las ramas de los árboles caídas, otras podadas y todo entre serrín con restos de podo y lo que seguramente fuese el recuerdo del paso de Filomena y su blanco manto de nieve.

Decido darme una vuelta por Ambite, busco el palacio de Legarda donde yo creía que se alzaba la encina más grande de la península, consulto con un lugareño después de subir unas buenas cuestas y me dice que esta muy lejos, con buenas cuestas. La verdad es que ando flojo, muy flojo y justo de fuerzas. Decido dejar Ambiente por carretera camino a Orusco, al encuentro del monumento a los Ojos, otra de estas curiosidades de la vía verde que merece la pena visitar aunque tengas que rodar un tramo por carretera.

El monumento a los Ojos es algo bizarro, son tres arcos en mitad del campo en el que se le han incorporado una gran cantidad de azulejos creados por Rafael García Bodas, azulejista talaverano que por correspondencia creaba los azulejos para Federico Días autor de la obra que dejo de mantener en 1970. Es muy curiosa y seguro que te saca algunas risas. Continuo mi ruta hasta el área de descanso entre Perales de Tajuña y Morata. Tengo hambre y una lata de pasta precocinada me sienta de lujo. Tras la pausa visita la Isla de Taray y el nido de ametralladora que esta junto a la carretera.

Termino la ruta más cansado de lo que creía, esta zona siempre me deja tocado, pera esta vez tomo prisioneros del lugar, una caja de palmeritas de Morata que son las mejores de Madrid, de España y del Mundo.

Hacia rutas salvajes es uno de mis libros preferidos, una frase Te equivocas si piensas que la dicha procede sólo o en su mayor parte de las relaciones humanas. (…) Se encuentra en todas y cada una de las cosas que podemos experimentar. Sólo tenemos que ser valientes, rebelarnos contra nuestro estilo de vida habitual y empezar a vivir al margen de las convenciones. Yo la resumiría con no tengas miedo y vive, el mañana es muy incierto.

Visita mi video en el canal de YouTube y suscribirte para no perderte nuevos episodios y apoyarme en esta nueva aventura dando soporte audiovisual propio al canal.

 

Track de la ruta.

Publicado en rutas | Deja un comentario

Diario de un Triatleta con sobrepeso tercera temporada, Capitulo 20: No dejes nunca de correr..

Llénate de ambición, ten el empeño, ten la más loca, la más alta mira. No temas ser espíritu, ser sueño, ser ilusión, ser ángel, ser mentira… la verdad es un molde, es un diseño, que rellena mejor quien más delira.
Almafuerte


No dejéis nunca de correr, volver es demasiado duro, demasiado lento y frustrante. Nunca he tenido ritmo corriendo, pero lo deje cuando parecía que podía dejar atrás los 6 minutos el kilómetro para entrar dentro del grupo de los lentos corriendo a 5 altos. La edad no es escusa, pero el tiempo lastra algo las ganas de esforzarte día a día, de ser hoy mejor que ayer, y no. No son frases hechas ni un secreto que solo el esfuerzo es la argamasa que sustenta los sueños, que los va haciendo visibles, tangibles o porque no decirle al alcance de tu mano. Un sueño deja de serlo para convertirse en realidad cuando lo trabajas.
Esta semana el trabajo ha dado sus frutos, segunda semana de caminar-correr con mas tiempo corriendo que andando y con los ritmos lentos de cuando corría de seguido, puede que no todo este perdido, pero el lastre de mis lorzas no se puede ocultar, por lo menos equilibro la panza con el culo, descomunales.
Lunes 22 de febrero, toca media hora de andar, es un casi de descanso y como tengo que hacer algunos recados pues andando y me hago un dos por uno.


Martes 23 de febrero para esta vuelta al running me he creado un circuito que esta muy bien y ya le he pillado las distancias y los tiempos para ir disminuyendo mi ansiedad de dejar de correr cuando voy con pulsaciones altas. Me tocan tres series de 5 minutos corriendo y 3 minutos andando. La primera serie se me hace algo corta, termino bien y en el punto del recorrido que pensaba, los tres kilómetros andando intento acelerar el ritmo pero noto molestias en los músculos, andar rápido siempre me ha molestado mas que correr. La segunda serie la termino bien, pero no tan sobrado como la primera, mire en varias ocasiones el tiempo para ir pidiendo la hora. El intervalo de andar fue puro oxigeno para mis pulmones. El último me costo de lo lindo, me toco tirar de cabeza, de convención en lo que hago y como lo hago. Fue un final agónico tremendamente feliz, un entrenamiento físico y mental. Hay veces que nos olvidamos que no solo las piernas son las que te hacen cruzar la meta, la cabeza hay que entrenarla.
Miércoles 24 de febrero, regreso a la piscina, poco a poco comienzo a sentirme Triatleta o bueno opositor a ello. En la piscina me queda un mundo por progresar, pero creo que este año solo voy a intentar mantener la natación y aportar más por la bici. Nado a ritmos lentos, pero menos de lo que me imaginaba, no tengo fondo nadando y me doy los 200 metros como distancia máxima del tirón. Ya vendrán los días de las series largas y buscar el bordillo como el naufrago la playa.


Jueves 25 de febrero el calendario dice que corra 10 minutos seguidos, el doble que la semana anterior, pero antes 5 minutos caminando supongo que para ir haciéndome a la idea. Decido correr por el circuito de mis inicios que me dio buen resultado, los primeros 5 kilómetros de carrera he de reconocer que fueron llevaderos y apenas mire la pantalla con el agónico ¿falta mucho?, me costo terminar la serie de 10 minutos pero la complete tremendamente feliz, repito 6 veces seguidas esto, un poco más rápido y listo. La serie de andar se me hace larga, luego por hablar me tocará correr en subida, la esquina del garaje de mis padres es un dolor y siempre me pilla de vuelta. Termino contento ha sido una sesión de sensaciones con malos tiempos, pero ahora no estoy buscando esto.
Viernes 26 febrero toca descanso y me sale perfecto, lo bordo con una siesta de 10, algo de masaje en las piernas con el rulo y sesión finiquitada.
Sábado27 de febrero me levanto con muchas ganas y nada de fuerza,
estoy tremendamente agotado tengo la vitalidad bajo mínimos. Hago las tareas de la casa para dejar hasta la tarde el entrenamiento para ver si puedo remontar con el día. Poco a poco parece que voy mejor. Grabo el episodio para el canal y después la hora de andar que marca el entrenamiento por pinar de las presillas. La tarde es primavera, voy en manga corta, aunque la tarde me resopla de vez en cuando que es invierno y cuando el sol pierde fuelle voy buscando el abrigo. Andar rápido me esta molestando más que correr, bajo el ritmo y recorro la parte alta de las presillas, un espacio precioso de Alcorcón aún sin mantener tras Filomena con inmensidad de ramas caídas y lo que es peor las sueltas colgando de los árboles. Me he adelantado al atardecer, estoy cansado y quiero terminar el día cuanto antes.


Domingo 28 de febrero, creo que he dormido como 12 horas y sigo terriblemente cansado al despertar. Desayuno buscando recobrar la energía que he perdido en el fin de semana pero sigo muerto. Edito el video para el canal de youTube y antes de comer me voy a correr me tocan 3 series de 7 minutos, con esto de que ahora puedo marcar mi ritmo por kilómetro en el tiempo de la serie intento mantener mis ritmos de ir cerca de 6 minutos el kilómetro y aún cuesta, tengo ganas de volver a ver los 5 aunque sea seguidos de un 50. Sufro, sufro mucho mas que el jueves con las series de 10 minutos pero al igual que el martes el ejercicio mental de superación me permite terminar el entrenamiento. Nota mental, tengo que ponerle los cordones elásticos ya a las zapatillas.
Esta semana la bici quedo aparcada, trabajar, la vida diaria, el entrenamiento, el blog y ahora el canal la vida no da para mucho más. Soy un esclavo de mis pasiones y eso es lo malo ya lo dijo Rousseau Todas las pasiones son buenas mientras uno es dueño de ellas, y todas son malas cuando nos esclavizan.

Publicado en rutas | Etiquetado | Deja un comentario