Diario de un triatleta con sobrepeso 2.1 Semana 5 : La nueva normalidad en seco.

Esos sueños están formados del material fundamental de los sueños que es el deseo. El deseo es un sentimiento, proviene de una carencia. El que posee, no desea.

Dalmiro Sáenz

Intento ser disciplinado, tengo que ser disciplinado si quiero llegar a mi gran meta. Vuelvo a ver los vídeos de ediciones pasadas de sueños cumplidos contados mientras se cumplen, de voces en off que una vez asimilado el dolor, el cansancio, el sufrimiento y las renuncias que has de caer de los placeres mundanos dan por amortizado cada minuto invertido y con el beneficio de la felicidad, de sentirse bien y el alma en paz, no diré él objetivo, solo que aún queda muy lejos y el coronavirus me lo complica.

Pero viviendo el día a día, la auditoría de dolores, molestias y demás formas que tenemos los aspirantes a triatletas en martirizar el cuerpo se van incrementando. Comienzo la semana con los ejercicios de fuerza de natación, confieso que aún me superan y hay una tanda de abdominales que cuando dice “ cinco más” bueno llego a dos justitos, mi abdominal de pliegue ancho empieza a ser de la familia. Para completar el entreno y no estoy para saltitos me doy una vuelta andando 5,16 km soy optimista todo suma.

El martes me siento cansado, me cuesta hacer la sesión de fuerza, me he creado una rutina que me gusta y creo puede dar un buen resultado, aún no he encontrado un vídeo que seguir y no pensar solo sufrir animado por un monitor en mi tv, el chiste era muy malo.

El miércoles es día de carrera, de quedar con los compañeros y esta vez se anima a probar Sonia que se une al entrenamiento. Los CaCos ya han pasado a la historia corremos 15 minutos sesión de técnica, unas series cortas y vuelta a correr, más series cortas y enfriamiento. Antes de las primeras series pensé que lo dejaba, dolor en los tobillos y los gemelos del increíble hulk duros como piedras, una talla mayores que mis piernas. Consigo terminar la sesión en parte a la compañía de Oscar en su monopatín, él si sabe entrenar.

El jueves tengo sesión doble pero veo tan lejos cualquier carrera que decido completar la sesión de fuerza de natación con unas rutinas nuevas de un nuevo vídeo y descansar de la sesión de rodillo. Bueno en realidad cambio sesión de rodillo por descarga muscular con foam roller que me sienta genial en las piernas.

El viernes de nuevo toca sesión de carrera a pie, esta vez series en cuestas y lo que me cuesta son las dos vueltas de calentamiento donde esta vez si voy mal de rodilla, necesito solucionar mis problemas con las zapatillas desde que mis viejas Joma súper cross llegasen a los 800 km empezasen a quejarse. Sus reemplazo las Joma titanium con 8 de drop no han sido muy bien toleradas por mis piernas y ya necesité descansar antes del confinamiento, tras el confinamiento pensé que me había adaptado a ellas, pero no me siento agusto con ellas.

Aguantó hasta las series, termino las series y empiezo a correr mejor, los dolores se van, me adapto a mi ritmo de tercera o cuarta edad y completo el entrenamiento bajo cuatro gotas mal contadas, minutos después d de irnos la tormenta fue de las caras.

El sábado lucho con la cama por bajarme, ponerme en pie, pero no puedo. Creo que las sirenas existen y en el siglo XXI habitan en las camas de los que soñamos con Libertad, viajes increíbles y rutas espectaculares cuando sus cantos cesan ya han pasado unas cuantas horas y se me hace realmente tarde. Doy el día por perdido, todo se complica, dejo el deporte por un día para poner en orden mi casa y los blogs, esta semana esta entrada ya ira en su día.

El domingo las sirenas de nuevo me camelan, pero algo menos salgo con mi gravel con Dora, voy rápido por las pistas, voy sonriendo en una agradable mañana primaveral, sin objetivo, bueno si uno solo pasarlo bien. Un biker me dice al salir del sendero que ni lo intente en bajada, que esta petado de senderistas. Ellos tienen prioridad y me hago el perímetro por pista, no vistas al palacio y el agradable rodar por la zona baja del monte. Decido ir hasta la finca y regresar por telemadrid, por el campo de militares y las pistas que van por cerca de las vías, disfruto de la vuelta con las piernas cada vez más cansadas. El número de ciclistas ha bajado, el de andarines también. Me gusta ver a matrimonios mayores agarrados de la mano apoyándose el uno al otro en cada paso que dan. Sabedores que son supervivientes de una mala época de una nueva piedra en el camino que la vida les ha puesto y solo juntos lo van a superar.

Termino la semana muy contento, no por los resultados que son pésimos, pero si por la actitud a la hora de afrontar los problemas, la fuerza en continuar entrenando en lugar de dejarlo, empiezo a conocer el punto de dolor donde se puede seguir y donde hay que parar. Semanas como esta siento que me hacen más fuerte, me hacen sentir que estoy lejos, muy lejos de plantearme el gran reto, pero si en el camino de poder decir, ahora tienes la base para comenzar a entrenarlo.

Martin Seligman en su libro La auténtica felicidad escribió Es importante distinguir la felicidad momentánea del nivel de felicidad duradera. La felicidad momentánea puede aumentarse fácilmente mediante distintos medios, como comer chocolate, ver una película cómica, recibir un masaje en la espalda o comprar una camisa nueva… El reto consiste en aumentar el nivel de felicidad duradera y el mero hecho de incrementar el número de estallidos de sentimientos positivos momentáneos no lo conseguirá, por los motivos que se exponen más adelante. Quien sabe lo mismo ahora el deporte es el nuevo chocolate.

Publicado en Diario de un triatleta con sobrepeso. | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Diario de un triatleta con sobrepeso 2.1 Semana 4 : La insoportable levedad del ser.

Aquel que quiere permanentemente ‘llegar más alto’ tiene que contar con que algún día le invadirá el vértigo”.

-Milán Kundera-

Las grandes metas se logran cultivando malos terrenos, malas tierras para cultivar que solo con constancia y conocimiento logran ser productivas. Supongo que en el triatlón pasa algo parecido, aún estoy demasiado bajo, en los comienzos. Cada vez que intento subir un escalón, o aparece una lesión o el planeta sufre una pandemia y me bajan dos escalones de golpe. Estoy acostumbrado a estar permanentemente subiendo la piedra colina arriba a lo Sisifo pero con la particularidad que no tengo que subir mucho para tropezar y verla la roca caer hasta la base.

Esta semana ha sido un tanto agridulce, muscularmente es un dolor, intento gestionarlo, mitigarlo con las ganas de entrenar y progresar. Esta semana retomamos los entrenamientos presenciales lo que supone una nueva motivación. El lunes y martes los dedico a andar con una sesión de fuerza para las piernas que me deja tocado. Nuevas rutinas de entrenamiento con unas agujetas terribles, señal que algo no estaba entrenando bien. El parque de las presillas ha perdido interés para mis vecinos,  supongo que es algo directamente proporcional al ganado por las terrazas que han abierto, ahora toca contar las historias de los 15 días que fuimos runner´s.

Los comienzos son demasiados duros, ultima semana de CaCos, pero esta vez en compañía, con mascarilla y un encentro “raro” con los compañeros. Los latinos sin besos y abrazos es como que falta algo. He de confesar que algo en falta llegue a sentir por el parque de las comunidades, sus vueltas se me hacen eternas y la ligera inclinación de subida en un tramo se me hace una escalada infernal. Me lo paso muy bien en el entrenamiento grupal estos ratos son los que mas se echan de menos. 7,64 km a un ritmo patético de 7:01 el km, me duele todo, creo que mi mejor ritmo a sido de 6 así que tampoco he perdido tanto.

El jueves más motivado me animo con el entreno de natación en seco, con las abdominales, ejercicios de brazos y piernas junto con el bloque de fuerza especifica para natación.

El viernes de nuevo toca entreno grupal de running esta vez en la zona sur de Alcorcón en el ensanche, toca cuestas y me gusta el circuito que se monta David para hacer el entreno. De nuevo gran grupo y entrenamiento muy divertido, me cuesta terminarlo pero disfruto. Son solo 5.76 km de CaCos con cuestas a 7:31 el kilómetro tenemos mucho margen de mejora.

El fin de semana es para la bici, me cuesta madrugar un mundo, se me hace muy tarde y termino haciendo la sesión de rodillo en lugar de salir a rodar, es el cumpleaños de mi madre y tengo comida familiar. Tras la comida y antes de la cena un paseo para ir quemando calorías del día 5,41 km a ritmo alegre de paseo.

El domingo consigo levantarme pronto, pero la pereza me puede y termino saliendo muy tarde. Salgo con la flaca hasta Villaviosa de Odón y vuelta son solo 28 Km pero por algo se empieza y con estos horarios no hay manera.

Semana un tango floja en todo, tanto el deportivo como en lo personal, supongo que necesito volver enamorarme, apasionarme por un nuevo objetivo que motiven mis esfuerzos para lograrlo. Susanna Tamaro, novelista italiana escribió en Mas fuego, mas viento Sin constancia, sin dedicación no se logra nada en ningún campo. No se puede estudiar una lengua ni plantar un huerto ni cultivar una amistad ni construir una casa. La perseverancia y la atención no son dones innatos sino un camino que se aprende a recorrer. Estamos, seguimos y continuaremos en ese camino aprendiendo en cada paso.

 

Publicado en Diario de un triatleta con sobrepeso. | Deja un comentario

Diario de un triatleta con sobrepeso 2.1==>Semana 3 : Cansancio y nuevas metas.

Recuerde: nunca, en ningún caso tiene que desesperarse. Esperar y actuar: tal es nuestro deber en la desgracia.

Borís Pasternak (Escritor ruso, 1890-1960).

Cuando la semana comienza torcida me cuesta enderezarla, soy demasiado torpe en este sentido. Quería un banco para mi terraza, un simple banco para sentarme, escribir con el frescor de la noche, disfrutar de las estrellas, de la luz de una vela y proponerme reflexionar por lo menos cinco minutos al día. No es pedir mucho, lo pago, lo recojo a la hora indicada el día indicado una semana antes y disfruto de mi banco. Pues no, los de IKEA deciden cancelar mi pedido, a lo sueco, con un frío email de lo siento, lo que te hemos vendido no lo tenemos, ya te devolveremos el dinero.

Solo me queda ponerles una reclamación como a los malos venderos de eBay y luchar por mi sueño del banco, como han abierto los chinos, lo compro y lo disfruto el mismo lunes, sin tanta mierda sueca edulcorada en marketing. Pero sacrifico mi entreno de fuerza de natación, no hay tiempo o ganas, bueno ceno en mi banco y soy feliz.

El Martes madrugo, pero la cama me atrapa y me retiene incomprensiblemente mas de la cuenta, me quedo casi sin tiempo para correr antes de trabajar y sin excusas para no entrenar. Hago lo que puedo, demasiado gordo, demasiada viejo para hacer de Sísifo una y otra vez retomando esto de correr. Hago el entreno pero nada feliz. El día es tremendo demasiado trabajo, consultas, llamadas y necesito escapar.

Decido darme de baja en Zwift, montar el neumático de tacos a la gravel y guardar el rodillo para el invierno o el próximo confinamiento, lo que venga antes. Disfruto de la gravel, del Parque polvoranca, de rincones cerrados que son mágicos, si no intervenimos y dejamos a la naturaleza nos regale la belleza que ella sabe crear, él atardecer es espectacular y disfruto más allá del ocaso llagando tarde a casa pero tremendamente feliz, hoy toca disfrutar estar en lo alto de la montaña rusa.

El miércoles toca quedarse abajo de la montaña rusa de emociones de esta semana, simplemente el día es agotador y no tengo ganas de nada, dejo pasar la tarde viendo luces con algo de sonido en la caja tonta, un día basura que no puedo permitirme el lujo de tirar como he tirado y me siento mal por ello.

El jueves mi frustración del día anterior la paga corriendo, con las series de subidas, hago el entreno, termino muerto y con dolor de piernas, por la tarde cambio fuerza por paseo, una mala decisión pero era eso o sofá con chocolate.

El viernes hago mi entreno de fuerza, rápido todo y preocupado por mi hombro derecho, desde la gran caída en bici no logro ganar fuerza y movilidad articular plena como el izquierdo, lo mejor para terminar la semana mas paseo. Lo bueno de los paseos es que retomo la sana y buena costumbre de los podcasts y lo disfruto plenamente.

El sábado completo el entrenamiento de carrera sin pena ni gloria, cubro expediente y me dedico a las tareas del hogar, durante este confinamiento sin natación me he dado cuenta lo fuerte que ha entrado en vida y lo que necesito volver a nadar, todo esto mientras limpias la encímera de la cocina y el olor de la lejía te sumerge en tus largos. Limpiar es un castigo con tortura psicológica.

El domingo la pereza y los puñeteros horarios me pueden, salgo tarde, Garmin falla como siempre, soy la oveja negra de están “Gran” compañía. El tiempo que tengo de flaca lo dedico a disfrutar rodando por calles casi apocalípticas, la fiebre del deporte dura lo que las buenas intenciones de año nuevo. Lo mejor de la semana que han puesto una fecha para el tricross del tajo y si me encuentro fuerte en septiembre y consigo dorsal me apuntaré. Lo mejor vuelta a los entrenamientos de carrera la próxima semana, motivación para no caer en el abismo del sofá.

Yasmina Khadra dijo en La ecuación de la vida Cuando dos fuerzas opuestas contienden, pierde la menos motivada. Tengo que subir un punto la apuesta de mi objetivo final de mi meta en el triatlón para compensar lo cerca que aún me encuentro de dejarme caer en el sofá.

Publicado en rutas | 2 comentarios

Diario de un triatleta con sobrepeso 2.1==> Semana 2 : Motiviación

La motivación lo mantiene en movimiento, y el hábito lo lleva a dónde usted va. Haga de la motivación un hábito y llegará más rápido y disfrutará más durante el viaje.

Grandes citas de Zig Ziglar” (2004), Zig Ziglar

Es increíble la falta de tiempo cuando quieres hacer mil cosas, tal vez solo esta capacitado para hacer una par de ellas y el abarcar demasiado termina abocándome al mas absoluto de los fracasos con una perdida de tiempo absoluta que hace deje todos los proyectos a me dio hacer.

Por lo menos los entrenamientos los he podido gestionar algo mejor, me he entrado fuerte y motivado empezando la semana con una vuelta con mi fixie por Alcorcón y una sesión de fuerza de natación guiada por el canal Prorunners Barcelona de la mano de Andrea Garrido, de mucha caña y los con sus ejercicios parece que los segundos no pasan, pero para la simplicidad de dejarte guiar me viene muy bien para hacer algo de entrenamiento de fuerza y despues un paseo con la fixie para despejar el cuerpo y la mente.

Por fin me llega el GPS Garmin 530, toca estrenarlo pero lo haré en el rodillo ya que múltiples errores de sincronización y ajustes para sincronizarlo con el app me hacen pensar que me he equivocado al seguir apostando por Garmin, espero que haber aprendido la lección y volver a Polar.

Continuo durante toda la semana con mis sesiones de fuerza, las semanas que me siento fuerte y motivado es algo que no me cuesta nada hacer y lo compagino con salida de una hora a pasear por el parque de las presillas o  por las calles de Alcorcón, en lo que he venido a denominar mis sesiones de auditar atardeceres, creo que tendría que ser un oficio remunerado por el estado  en plan funcionario. Los de esta semana han sido espectaculares.

Mi sesión del jueves corriendo se vio de nuevo perjudicada por Garmin, que malos son a la hora de cuidar a sus clientes, han decido seguir el camino de Nokia y Blackberry, todos sabemos donde termina, en un acantilado. Como no puedo ver la sesión de entrenamiento en el reloj Garmin 735 XT, intento hacerlo sin él pero veo que me quedo sin tiempo por lo que lo aplazo a la salida de la tarde, total he de empezar a acostumbrarme a este horario taciturno. Pero prefiero correr con la fresca yo a diferencia de Bertín Osborne soy un animal diurno.

Este mes con el seguro deportivo anual vencido, decido sacarme la licencia de triatlón y así por lo menos poder salir del municipio algo que disfruté con la bici bajando a Madrid y por el parque polvoranca de Leganés.

El no tener un objetivo a corto o largo plazo para planificar el entrenamiento a final de semana comienza a pasarme factura y noto que mi motivación junto con el cansancio se va desinflando como un globo. La motivación no deja de ser el lastre que mantienen a tus sueños junto a ti, a una altura en la que veas que tus aspiraciones con esfuerzo se puedan hacer realidad, que cuando aflojas porque te agotas los tengas en tu mente como una linea de meta que cruzar y donde sabes que dando un poco más subes un escalón para lograr tu objetivo. Orhan Pamuk, escritor turco premio nobel de literatura dijo Toda persona inteligente sabe que la vida es hermosa y que su objetivo es que seamos felices -comentó mi padre observando a las tres bellezas-. Pero luego sólo los tontos son felices. ¿Cómo explicárselo?. Al final todo seguramente se traduzca en que la felicidad no es mas que la perdida de la razón en brazos de la pasión, en dejarse guiar por las razones del alma, que el cuerno racional no entiende.

 

Publicado en Diario de un triatleta con sobrepeso. | Etiquetado , , | Deja un comentario

Diario de un triatleta con sobrepeso 2.1==> Semana 1 : Agujetas

Dadme dos horas de actividad al día y me pasaré las veintidós restantes soñando.

Luis Buñúel

Y nos dieron 4 horas por la mañana y tres por la tarde, a elegir un turno al día para ver como la primavera había montado su espectáculo en nuestra ausencia. Campos verdes espectaculares bajo un cielo azul mas intenso que nunca, era como nuestro primer día de colegio, la primera salida al patio a jugar sin juntarnos, solos para disfrutar, para interiorizar una sensación de libertad, de belleza y agradecimiento ya no solo por estar vivo, simplemente por celebrar estar sano.

Mi ansia viva por correr, o lo mas parecido que conseguía con mucho miedo en lastimar la rodilla me dibujaba sonrisas y sufrimiento, angustia por ver todo lo perdido y lo que me queda por sufrir para volver estar donde estaba, menos mal que no era muy alto. La sensación de libertad que te regala una bici rodando por pistas mucho mas concurridas de lo normal sin estar sujeto por un rodillo, el viento en la cara sin ser generado por aspas de ventilador y el calor del sol en tu cara. Pequeños placeres de la vida que no se encuentran en amazon.

Pero la semana en si fue de altibajos, era semana de descargar y empezaba con entreno de natación, algo que me supera, la natación en seco es como limpiarse el culo sin haber cagado, se que hay que mantener la tonificación muscular, la movilidad articular pero no, falta el flow del agua, el deslizamiento, el fluir hacia tus sueños de travesías. Tan solo consigo realizar el entreno del lunes y entro en una montaña rusa de altibajos de sensaciones, de malos entrenamientos que los voy ahogando con caminatas por las presillas donde siempre encuentro consuelo con los últimos pasos de un sendero, al acoso de la tarde bajo los pinos, los atardeceres del sur siempre han sido un gran ansiolìtico.

Pero hay días que la montaña rusa me tiene arriba, levanto los brazos y disfruto de la atracción de la vida, del entrenamiento para dejar en verde el día de entrenamiento al completo de TrainingPeaks,  caritas alegres con buenas sensaciones de esfuerzo, hago mis CaCos por la mañana, con el frescor matutino quemando el cartucho de mi salida diaria para por la tarde ponerme en el rodillo y rodar por watiopia sin casco con mi melena al viento y look de vikingo,que gran descubrimiento este mundo virtual.

Voy despacio con los entrenamientos , no tengo un objetivo al que llegar, pero tal vez si y no lo este viendo. Tengo un sueño por cumplir y se llega paso a paso, cada paso es un entrenamiento, unos días será corto y otro zancada, unos días lo terminare a gatas y otras a la carrera con sprint final. Son días que pueden resultar monótonos hasta que nos hagamos a esta nueva realidad, a nuevas rutinas y nuevas formas de vivir la vida. Nos podrá gustar mas o menos, pero solo hay una vida que vivir y la aptitud positiva para afrontarla es lo único que nos hará disfrutar de ella.

Christopher McDougall,  periodista y corresponsal de guerra estadounidense, dijo Si observamos cómo aprenden los niños nos damos cuenta que ellos, más que entrenar juegan y disfrutan. Creo que el éxito de entrenar depende precisamente en esta capacidad de disfrutar y encontrar la diversión más que en forzar tus propios límites.

Entonces que den comienzo los juegos.

 

Publicado en rutas | Deja un comentario