Como elegir la cinta de manillar para nuestra bicicleta.

 

Hoy en día la mayoría de las cintas de manillar están hechas de un material exterior sintético ligero y duradero, que en combinación con un núcleo de espuma o gel ofrecen un plus de amortiguación. Los materiales artificiales como el poliuretano, el nylon sintético o la silicona son fuertes, ligeros y duraderos. Se pueden hacer con una textura «rugosa» que ayuda a agarrarse en condiciones húmedas o secas y contribuye a una sensación positiva debajo de la mano. Los acabados del material pueden variar de un producto a otro con alguna opción para una superficie perforada lisa de estilo retro, otros una sensación de tela de «microfibra» para mayor comodidad y otros que utilizan superficies texturizadas elevadas en el estilo de las pisadas de los neumáticos, para el máximo agarre en malas condiciones.

¿Que es lo que tenemos que buscar en una cinta de manillar para que sea nuestra elección correcta?. 

  • En primer lugar nos tiene que proporcionar un buen agarre en todas la condiciones, independientemente que tengamos las manos resbaladizas por el sudor o entumecidas por el frio.
  • En Segundo lugar tiene que ser confortable, la cinta debe hacer que el manillar sea lo más cómodo de sujetar posible, absorbiendo parte de los impactos que nos llegan del suelo. El grosor de su cinta contribuirá a lo bien que sus manos absorban él traqueteo de la carretera. Los corredores profesionales pueden preferir una cinta más delgada y de bajo perfil (de 1,5 mm-1,8 mm de grosor) para una sensación de carretera «directa», mientras que los ciclistas de ocio y deportivos que se enfrentan a una variedad de superficies de carretera suelen optar por una cinta de 2 mm a 2,5 mm de grosor. La cinta extra gruesa (3 mm y más) puede ser propia para aplicaciones especiales como superficies de París-Roubaix o bicicletas de grava. Mientras tanto, la ergonomía personal también puede entrar en juego: los ciclistas con manos más pequeñas, por ejemplo, pueden encontrar que las cintas más delgadas ofrecen una mejor sensación y ajuste en la cabina, y viceversa para aquellos con manos grandes.
  • En tercer lugar, tiene que ser duradera, soportando un uso regular en una amplia gama de condiciones.
  • En cuarto lugar tiene que tener un plus de decoración que haga resaltar nuestra bicicleta. La cinta de manillar está disponible en una variada cantidad de colores para que pueda coordinar cuidadosamente tu bicicleta de acuerdo con tus propios gustos y/o las modas predominantes de la temporada. Sin embargo, vale la pena señalar que los colores más claros serán más rápidos en perder su aspecto a medida que se manchan de sudor y suciedad, por lo que mientras que esa cinta blanca radiante puede verse súper genial cuando está recién envuelta, un par de salidas en condiciones de humedad pueden hacerte desear haber ido por el negro. La elección, como con todo, es tuya.

No dejes que se deteriore, ¿Cuándo cambiarla?.

Aunque algunos de los materiales que se utilizan para la cinta de manillar son extremadamente duraderos, todos son propensos al desgaste y ninguno es inmune a las caídas. Por lo que es inevitable que la cinta tenga que ser sustituida de forma semirregular. La frecuencia exacta dependerá de varios factores, como la frecuencia de uso de la bicicleta y el tipo de condiciones que debe soportar.

Un factor que a menudo se ignora es el impacto del sudor. Para aquellos ciclistas que sudan profusamente y encuentran que la cinta de manillar está a menudo empapada al final del recorrido, será importante reemplazarla a intervalos relativamente cortos, y no sólo porque empiece a oler. Toda la sal contenida en el sudor se difunde rápidamente a través de la cinta, creando un entorno altamente oxidativo para los anclajes de las palancas de freno/cambio y los manillares de aleación (manillares de aluminio).

Ignorar el reemplazo de la cinta durante un largo periodo de tiempo permitirá que la oxidación se produzca sin control, creando una situación potencialmente peligrosa si la barra falla inesperadamente. Es mejor sustituir la cinta al menos dos veces al año para limitar los daños y vigilar cualquier oxidación que se haya producido.

Si te gusta el contenido de mi blog te animo que te suscribas al canal y al blog ya que me apoyas a seguir creando contenido 😉.

Acerca de alakan

Dentro de veinte años estaras mas arrepentido de las cosas que no hiciste que de las que hiciste.Asi que librate de las ataduras.Naveja lejos del puerto seguro.Atrapa las huellas del viento en tus velas.Explora.Sueña.Descubre.MARK TWAIN.
Esta entrada fue publicada en Artículos y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.