El reencuentro Morcuera – Canencia con la flaca.

La vida está hecha de encuentros y separaciones. La gente entra en tu vida a diario, les dices buenos días, les dices buenas noches, algunos se quedan unos minutos, otros se quedan unos meses, algunos un año, otros toda una vida. Pero con todos ocurre lo mismo, os encontráis y os separáis.

Si pudieras verme ahora” (2006), Cecelia Ahern

En los tiempos del corona virus los reencuentros tienen la frialdad del norte de Europa, la nueva normalidad aséptica le quita encanto al carácter mediterráneo. Dani me pregunta cuanto hacia que no nos veíamos, muchos, tal vez demasiados años. Mis travesías por el desierto de la soledad son cada vez más prolongadas y me gusta estar con ellos, compartir con amigos pero también me gusta la soledad, es lo malo de no sentirse mal con uno mismo.

Salimos de Miraflores rumbo a Morcuera, vamos a mi ritmo que para ellos es descanso activo pero para mi es estar fuera de la zona de confort, vamos charlando y se meten conmigo porque no me esfuerzo en la bici, es verdad, no me gusta sufrir, me cuesta demasiado y no hacen mas que pasarnos ciclistas que parece que van en llano, creo que no estoy subiendo mal, pero el GPS no miente es la misma mediocridad de siempre y voy muy muerto, quiero bajar de la hora en Morcuera, objetivo de piernas pobres sobrepasadas de de peso y con las ganas gustas de estar pedaleando, no hace calor, no hay escusa donde agarrarse y coronamos con la hora cumplida y algún minuto de recargo, lo inmortalizamos en un cartel aguarda su turno para hacer foto, sin mascarillas, sin distancia social, se nos olvida que la nueva normalidad requiere otras formas de actuar, tenemos que tenerlo más en cuenta.

El asfalto de bajada de Morcuera hacia Rascafría esta de lujo, nos dejamos caer con algo de impulso para subir la velocidad y disfrutar con el riesgo controlado. Por lo normal siempre que sales te encuentras con un idiota, tenemos tantos. Este se ha comprado una bici y baja a toda leche, con posturitas de pro y poniéndonos en riesgo, a JJ casi le tira dos veces intentando adelantarle por la derecha y casi golpeando su rueda trasera, lastima que su radar de garmin no le alertase con un punto rojo de tonto tras de ti. Por suerte se aleja sin incidentes pero mucho me temo que sembrando de mierda nuestro deporte con su aptitud y forma de comportarse sobre una bici.

El tramo pesado de carretera entre Rascafría y Canencia esta vez se me hace más corto, con lo que me gusta por pista y como lo odio por carretera. Este Valle de Madrid es precioso, me encanta recorrerlo en Otoño y en invierno. En Otoño es ocre, la luz es calida diferente y el ambiente a leña quemada anuncia frío, a buscar el refugio del hogar. En invierno es la sonrisa del calor del sol en los días despejados, de cielos azules, de montañas blancas y el calor de tus esfuerzo abrigando tu subida a las cumbres.  Ahora en verano es el gentío hacia el embalse, el transito, el ruido.

En Canencia reponemos agua, nos tomamos una barrita y tras un breve descanso nos ponemos con el último puerto, se me hace algo más pesado, quiero subirlo lo mejor posible pero voy a tirones, hace mucho que no hago dos puertos y me cuesta regular las fuerzas. Por esta cara del Puerto no es muy dura y es el lado más bonito de subir, lo disfruto y con una gran compañía entre risas y bromas. Coronamos con foto en la cumbre, tenemos muchas pero bueno una más antes que el cartel colapse por tanta pegatina y ya no tenga objeto por no verse ni el nombre ni la altitud.

Solo nos queda bajar y disfrutar de unas cervezas heladas, de analizar la salida en Strava y que se metan conmigo por ser un perro sobre los pedales, un perro verde.

.. Y cuando las estrellas salen
Ya estoy colgado del jirón de un sueño
El mundo entero no me vale
Ayer por la noche me estaba pequeño
Y plantao en un tiesto sin tierra
Me invento otro mundo de puertas abiertas
En donde los besos no sepan a mierda
Voy buscando otro yo a limpio trompicón
Y ya he vuelto a perderme
No pude juntar el agua con aceite
¿que quieres tú, compañera
Pa cuando vengas conmigo?
¿qué es lo que puede ofrecerte un
Salteador de caminos…

El perro verde ( Marea ).

 

Acerca de alakan

Dentro de veinte años estaras mas arrepentido de las cosas que no hiciste que de las que hiciste.Asi que librate de las ataduras.Naveja lejos del puerto seguro.Atrapa las huellas del viento en tus velas.Explora.Sueña.Descubre.MARK TWAIN.
Esta entrada fue publicada en rutas, Salidas con Flaca y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .