Vacaciones 2020 Semana 2: Parque Natural de Ponga.

Todos los exploradores están buscando algo que han perdido. Rara vez es que lo encuentra, y más raro todavía que el logro les trae más felicidad que la búsqueda. La ciudad y las estrellas” (1956), Arthur Clarke

JJ mi compañero de viaje en esta ocasión no soporta el calor, el es más de días a 20 grados y las temperaturas de Extremadura, Plan inicial de viaje, superaban su capacidad adaptativa al entorno. A última hora decidimos cambiar a Ribadesella, acampar al lado del mar y sufrir en las montañas Asturianas.

Nos levantamos pronto, la vida ciclista viajera del globero empieza pronto y a las 7:00ya estamos en pie preparando el desayuno. Salimos sobre las 8:00 rodando por un Ribadesella activo, precioso bajo un cielo azul y un sol que anuncia calor, pero con el contrapunto de unas montañas verdes envueltas con nubes amarradas en sus cumbres como gran des navíos celestes dispuestos a partir con los primeros vientos.

Ascendemos el sella hacia Arriondas, esta carretera es un suplicio, un purgatorio necesario para disfrutar del paraíso ciclista, de carreteras desiertas y de cumbres solitarias. Dejamos atrás Cangas de Onis pasando frente a su puente Romano y tras un largo llaneo empezamos a rodar con algo más de pendiente hacia el parque natural del Ponga, por estrechos acantilados pequeñas aldeas y paisajes que te hacen rodar con otra cadencia en el que sufrimiento está más aliviado.

San Juan de Beleño marca un punto de inflexión, dejas el pueblo y en pocos metros tienes que pagar el peaje por disfrutar este paraíso, la moneda de cambio la pendiente. Las rampas del 8% dan paso a las del 10% y estas a las del 12 mantenida durante un par de kilómetros que se hicieron eternos pero que una vez coronas te dejan ante un paisaje maravilloso. Nos abrigamos para bajar, un chaleco cortavientos que te da la vida y un bajada de ensueño curveando muy divertida hasta que JJ raja la cubierta con dos pequeñas piedras desprendidas de la pared de roca. Como la raja es pequeña reparamos y seguimos hasta un pueblo cercano a Cangas donde nos estemos un cachopo espectacular para dos en Casa Sánchez.

Durante la comida el viento se hace más notable en contra de nuestra marcha, lo que tenia que ser una bajada rápida hasta Ribadesella en un suplicio y cada kilómetro nos cuesta una barbaridad, es de esos momentos en los que te quedas saturado de bici, de pedalear y solo quieres parar. Nos cuesta mucho llegar, el culo no esta acostumbrado a rutas de 100 y está han sido 116 con 1.200 de desnivel, prueba superada pero que deja las piernas temblando para el resto de la semana.

Rumi en su libro Masnavi escribió Cómo puede haber cansancio cuando está presente la pasión? Oh, no suspires con pesadez por la fatiga: ¡Busca la pasión, búscala, búscala!  y esta semana me toca buscar mi pasión algo pérdida por la bici para superar las rutas.

Acerca de alakan

Dentro de veinte años estaras mas arrepentido de las cosas que no hiciste que de las que hiciste.Asi que librate de las ataduras.Naveja lejos del puerto seguro.Atrapa las huellas del viento en tus velas.Explora.Sueña.Descubre.MARK TWAIN.
Esta entrada fue publicada en rutas, Viajes y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .