Skechers Norte & Sur 2019

No es el desafío lo que define quienes somos ni qué somos capaces de ser, sino cómo afrontamos ese desafío: podemos prender fuego a las ruinas o construir un camino, a través de ellas, paso a paso, hacia la libertad.

Richard Bach

Lo peor de las carreras son los madrugones, las 7 de la mañana en el despertador con el paso de los años son una tortura. Recuerdo que hace apenas tres años los disfrutaba incluso, las primeras luces, el olor a fresco matutino, pero ahora me cuesta un mundo resetear el modo noche y entrar en modo día.

Lo que si me gusta es ver como estos locos de camisetas de colores alegres van tomando la calle, nos vamos agrupando en la anden del metro y sentimos, compartimos una pasión común. Esta vez toda la carrera  Skechers Norte & Sur, el reto madrileño. Los sureños vamos de rojo y salvo algún renegado de que en la CDC se sube de verde (quien sabe dónde está el límite norte-sur en el sentimiento madrileño) predomina el sur en el vagón. La línea 10 me deja en plaza castilla directamente, sin transbordos y poco a poco a medida que vamos llegando al norte de la capital el vagón es rojo y verde.

Llego pronto, demasiado pronto, pero ya hay una buena fila para hacer el último pis, dejar los nervios y centrarte en los 10 kilómetros de aparente bajada que nos esperan. La calle es una fiesta, la música, los encuentros tras semanas de hablar solo por el móvil y el estirar la camiseta hasta el no da más para cubrir los máximos centímetros de piel que dé para combatir el fresco mañanero con el que la primavera despide su último fin de semana antes que el verano comience su reinado.

Me pongo en mi cajón de salida aspirando a unos 55 minutos, seguramente poco realista, tengo unas agujetas del taller de fuerza del día anterior brutales, pero me pongo de los últimos junto a mis compañeros de los 60 minutos, si hace 3 meses  me dicen que la hora en los 10 km sería un mal tiempo me partería de risa y firmaría la hora larga. Pero cuando entrenas quieres algo más, y ese algo más es lo que yo quiere entrenar, me falta espíritu competitivo, gastar todas mis fuerzas cruzando la meta, pero me cuesta y no termino de conseguirlo.

Salgo por el arco Rojo del sur y pronto el perfil en descenso de la marcha se hace notar en los ritmos impropios de mí corriendo a 5 km bajos el kilómetro. Decido regularme, bajar el ritmo y regular un poco. Alguna subida nos sorprende en el camino y se hace notar, cuando la gravedad es tu aliada y en unos metros quita el dedito que empuja se nota mucho.

En el kilómetro 3 y llegando a la avenida de Pío XII las grandes rectas nos dejan ver lo grandioso de estas carreras y es el espectáculo de color de miles de personas llenando las calles y disfrutando de la ciudad en el silencio de la mañana, tan solo con el golpeteo de las zapatillas con el asfalto y el jadeo de la respiración, de los aplausos y los afables visitantes asiáticos que miran con asombro el espectáculo. El kilómetro 5 me sorprende muy entero y además bien de tiempo, en mi objetivo, bebo un poco de agua y quiero aumentar el ritmo pero mis piernas no, mandan ellas y me quedo estancado en mis 6,30 minutos kilómetro de rigor.

Poco a poco la carrera se va estirando, los huecos para correr son mayores y cuando da el sol ya calienta en exceso. El final es muy agradecido, muy pendiente y la música de meta  te anima a dar un poco más, aprieto un poco y cruzo la meta a un minuto con segundos de mi objetivo. No estoy contento porque se podría haber dado un poco más, tengo que aprender a sufrir.

Luis Sepúlveda dijo el sufrimiento no tiene mayores explicaciones, es parte del equilibrio de la vida. Se vive entre la alegría y el sufrimiento. Creo que esta frase refleja para mí lo que es la entrada en meta, dejar de correr y valorar tu carrera. A más sufrimiento, mayor alegría una ecuación absurda que me deja moderadamente satisfecho de endorfinas, la droga de los que practicamos deporte, la Skechers Norte & Sur, me ha gustado, si otro año puedo la volveré a correr.

Track de la carrera 

Acerca de alakan

Dentro de veinte años estaras mas arrepentido de las cosas que no hiciste que de las que hiciste.Asi que librate de las ataduras.Naveja lejos del puerto seguro.Atrapa las huellas del viento en tus velas.Explora.Sueña.Descubre.MARK TWAIN.
Esta entrada fue publicada en Run. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.