De Palencia a Molina de río seco por el canal de campos.

Estoy aprendiendo la diferencia entre escapar de un sitio y saber hacia dónde escapas.

“El último refugio” (2013), Tracy Chevalier

 

Con los deberes hechos el día anterior dejando el coche en Valladolid y regresando a Palencia en tren, nos tomamos el despertar y el inicio de ruta con mucha calma. El día es fresco pero tiene un punto que a nada que demos tres pedaladas nos va sobrar cualquier abrigo que nos pongamos.

Mientras montamos las alforjas otro cicloturista nos comenta las dificultades para seguir el canal y lo mal indicado que está en algunos tramos, algo que nos sorprende ya que solo tiene que ir por la orilla, unas mejor, otras peor pero no es para perderse. Palencia da sus últimos ronquidos mientras los madrugadores se desperezan en sus puestos de trabajo, persianas que se abren, terrazas que se ordenan y desayunos que comienzan a desfilar por la barra del bar. Tras llenar los depósitos para nuestro viaje comenzamos a pedalear, una pareja de ancianos de metal pasan sus días a la sombra del banco corrido del parque, una máquina de limpieza urbana estaciona frente a la pareja llamando la atención del férreo anciano.

Nuestro viaje por el canal comienza frente al museo del agua y pronto los arboles de rivera se convertirán en la pieza ornamental monótona del viaje pero que seguro en días de calor todo un vergel de deliciosa sombra. Vamos ascendiendo dirección Alar del rey el origen del canal, las esclusas nos las encontramos de subida salvando los desniveles del terreno. Las esclusas son el gran atractivo del canal donde el agua despierta, cobra voz, velocidad dando vida al canal, despertándolo de una anodina y estática postal que hace de espejo al intenso azul del cielo roto por peregrinas nubes y al juego de colores otoñales de los árboles que juegan con la luz.

Una vez alcanzamos el Serrón donde se unen los ramales del canal, comenzamos a rodar por el que hemos elegido el ramal de campos, que yo no había rodado nunca, ahora si podré decir que he recorrido el canal al completo. En rutas como está siempre me pasa lo mismo, cuando el paisaje comienza a ser anodino la ruta pierde interés, Jorge disfruta rodando veloz, pero yo no le encuentro a mi bici de MTB el punto que si tengo con otras, nuestra relación es más fría y distante, no le encuentro el punto de disfrute que tengo con la de carretera, ni la pasión desenfrenada casi salvaje que vivo con la de Gravel, ella es como una fuck buddy para viajes donde como en este la ruta de calleja condicionaba la montura. Los pueblos pegados al canal van pasando, algunos presumen de ser uno de los pueblos más bonitos de España. El canal esta desierto salvo un puñado de pescadores diseminados por todo el canal. Nos quedamos sin agua tras la tentativa de encontrar agua o un bar para comer tenemos que racionar las cuatro gotas que nos quedan en los bidones. Reponemos agua al fin en Belmonte, cuando las fuerzas van estando justitas y la sed se acrecienta. Una sombra con frutos secos y gominolas nos da la vida, lo suficiente para terminar los últimos kilómetros que dejaran en Molina de Rioseco en donde nos cruzamos con el barco turístico a palas del canal que es todo un espectáculo.

Llegamos a la hora planificada, y decidimos optar por un plan conservador ya que los restos del huracán Lesly pasaran sobre nosotros entre la Madrugada y primeras horas del día y también dan agua. Un bocadillo en la estación de autobuses de Molina acompañados del encargado del bar nos hacen la espera más llevadera hasta que cargamos las bicis en el bus y realizamos el recorrido del día siguiente en su interior a mitad de precio que el de alsa.

Aunque no acierte con las rutas viajar siempre es positivo, aprendes, vives experiencias te haces mas grande como persona, hay que vivir para ir llenando de recuerdos nuestras vidas.

Carlos Castaneda dijo Contempla cada camino de cerca, entonces hazte esta pregunta crucial: ¿me lleva el corazón por esta ruta? Si lo hace, entonces el camino es bueno. Si no es así, es inútil. Solo en el camino encontraras la respuesta, viaja.

Track de la ruta

Acerca de alakan

Dentro de veinte años estaras mas arrepentido de las cosas que no hiciste que de las que hiciste.Asi que librate de las ataduras.Naveja lejos del puerto seguro.Atrapa las huellas del viento en tus velas.Explora.Sueña.Descubre.MARK TWAIN.
Esta entrada fue publicada en Rutas con el foromtb., Viajes en Bicicleta. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.