MTB por los valles de Otal y Burjaruelo.

Tu tiempo es limitado, de modo que no lo malgastes viviendo la vida de alguien distinto. No quedes atrapado en el dogma, que es vivir como otros piensan que deberías vivir. No dejes que los ruidos de las opiniones de los demás acallen tu propia voz interior. Y, lo que es más importante, ten el coraje para hacer lo que te dicen tu corazón y tu intuición.

Steve Jobs.

 OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Me encanta despertar y lo primero que veo al salir de la tienda son las paredes que invitan a visitar Ordesa, hay que aprovechar los momentos mágicos que te da la vida y el acertar con el camping, la parcela con vistas espectaculares, un tiempo increíble, es para mi todo un regalazo que disfruto a tope.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAHe decidido salir con la bici, volver a visitar el valle de Ojal y Burjaruelo de los que guardo grandes recuerdos del año pasado. En esta ocasión se nota que es septiembre y el tráfico en esta zona es muy escaso pudiendo disfrutar del entorno sin el molesto ruido de los coches. Mi nueva bici bautizada con el nombre de Alíma, es una gozada, muy cómoda en general y versátil, últimamente estoy disfrutando más con la bici rígida que con la doble lo que seguramente me haga plantearme muchas cosas.

En la fuente que hay en el cruce de los dos valles, Otal y Burjaruelo me paro a tomar agua y hacerme una autofoto con el cartel de fondo cuando una mujer que se encontraba justo enfrente mío sale gritando hacia mi como la Belén Esteban “ Fotos a mi familia y a mi no, fotos no” el marido al ver a la mujer histérica no sabía donde meterse y el hijo flipaba, cuando le muestro el objetivo de la cámara que apuntaba hacia mía su cara se torno blanca y se podía leer tierra trágame, por como se comportaba la mujer esa familia se ha ganado el cielo cuidándola y son acciones que no hay que tener en cuenta.OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La ascensión al valle de Otal esta vez no se me hizo tan pesada y tan larga como el año anterior, Alíma sube de maravilla y voy disfrutando con las vistas. Al llegar arriba me encuentro con una joven mujer que carga con su hijo en una mochila de las de trekking, sola con su hijo disfrutando de una montaña maravillosa. La mayoría de la gente cuando les dices que vas solo a algún lugar se asombran y te pregunta si no te aburres o sino tienes miedo, muchas veces he salido con compañía en las rutas y me he pasado más de la mitad del recorrido persiguiéndole a 100 metros de distancia de mí, y eso si es para mi asombroso, quedar con alguien para montar juntos y al final terminar haciendo la goma durante kilómetros.

Otal no deja de sorprenderme cada vez que lo visito, la primera vez fui andando y un nevero impresionante le deba una toque mágico al valle, la según en compañía de mis amigos disfrutamos de un baño en la cascada y en esta ocasión he podido disfrutar de dos marmotas preciosas que han encontrando un hogar maravilloso, estas si que me dan envidia.

Siempre que me quedo un buen rato descansando en los corrales del final del valle pienso que podría pasar una año retirado en este rincón del mundo, tan solo disfrutando de un entorno maravillo y como cambia con cada estación.

OLYMPUS DIGITAL CAMERASiempre que dejo atrás Otal y cierro la puerta no puedo evitar disfrutar un largo rato de las vistas deseando volver al año siguiente. Esta vez me dejo de experimentos y bajo por la pista en lugar de por la senda, un descenso rápido y divertido para volver a reponer agua en la fuente mientras hablo con un biker que me pide opinión para subir con su hijo a Otal o Burjaruelo.

Ellos se tiran para Otal y yo para Burjaruelo en donde disfruto del puente y las aguas verdes cristalinas que invitan a un baño gélido.

La ascensión hasta el final de la pista del Valle se me hace algo pesada, pero las cascadas y la tranquilidad que disfruto me hacen muy llevadera la cuesta que una vez superadas las rampas del principio se hace sin mayor esfuerzo.

Decido cargar con  la bici y subir por la senda que va hacia los baños de Panticosa para ver mejor el fondo del valle. Es increíble como cambia la montaña cuando subes un poco y las maravillosas sendas que aparecen comunicando sus valles y cumbres, la verdad es que algún año de estos seguramente diseñe una aventura de una semana en plan hacia rutas salvajes, nota mental, antes de hacerme más viejo.

La bajada por la senda que por donde cargue con la bici la disfruto en gran medida y con la sonrisa en la cara me planteo bajar hacia la cascada del río Ara pero siempre hay que dejar cosas para otro año, mientras me tomo una barrita veo como suben dos hembras de mi edad, bien cargadas con sus mochilas y bien equipadas, se las ve fuertes, demasiado fuertes tal vez para el canal divínity que no vería con buenos ojos el Top deportivo que lucia la maña maravillosa OLYMPUS DIGITAL CAMERAmientras sus lorzas de privarse de buenos caprichos culinarios la colgaban de las mallas. Pero me da igual, me enamoro terriblemente de ella, las ninfas del bosque no tienen que ser siempre cuerpos espectaculares. Lo poco que hable con ella, su sonrisa, sus ojos y las ganas de descubrir sendas y cumbres me prendió el corazón. Pero si para llegar a ella hay que ligarse a la amiga fea que la acompañaba, me da a mi que no hay trato.

Al bajar de nuevo a la pradera me planteo comer en ella o bajar al camping, decido quedarme a comer en la pradera, hace una mañana estupenda y el paisaje es un regalo divino. Pero tras descansar un poco y levantarme para coger el bocata nota como una puñalada en el tobillo y un abejorro del tamaño del mi dedo gordo salir entre el calcetín y mi zapatilla. La hemos jodido, no soy alérgico pero la mayoría de las veces se me pone el pie como una bota lo que me impide andar y montar en bici. Esta vez me tomo un antihistamínico y decido olvidarme del incidente comiendo tranquilamente.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAMi plan para después de comer era recorrer el sendero para llegar al puente en lugar de ir por la pista, pero la picadura comienza a molestarme por lo que opto volver al camping y con la ayuda de un helado bajar la inflamación que comienza en el tobillo. La cosa pinta mal.

Ronald Laing dijo Las personas creativas que no puede dejar de explorar otros territorios mentales se encuentran en mayor riesgo, es como alguien que sube una montaña, tiene más riesgo que alguien que simplemente camina a lo largo de un carril en la aldea. Una vez se gana y otras se pierde pero no voy a dejar de disfrutar de la naturaleza porque en ocasiones me sea esquiva.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Track de la Ruta (es el del año anterior)

 

Anuncios

Acerca de alakan

Dentro de veinte años estaras mas arrepentido de las cosas que no hiciste que de las que hiciste.Asi que librate de las ataduras.Naveja lejos del puerto seguro.Atrapa las huellas del viento en tus velas.Explora.Sueña.Descubre.MARK TWAIN.
Esta entrada fue publicada en Salidas en Solitario, Viajes. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s