Con la Choni por la Comarca Sur de Guadalajara.

El paraíso es un lugar central al que las almas de todos los hombres llegan por caminos diferentes; cada secta tiene su ruta particular.

Napoleón Bonaparte

Cuando me compre la bici de carretera no era consciente de que estaba abriendo una nueva puerta en mi vida. Adoro la montaña, la soledad de las cumbres y el silencio de los senderos, los espacios abiertos y en general todo aquel lugar en el que encontrar a otro semejante sea una anécdota. La bicicleta de carretera es la antitesis a la de montaña, es la cara oculta de una luna que refleja la luz de la libertad tal y como yo la entendía hasta ahora.

Las opciones para montar por la zona en al que trabajo con la bici de montaña son buenas y divertidas, pero la opción de montar con la de carretera es todo un lujo y más si puedes disfrutar de ella toda la tarde del viernes cuando a las 14:00 estas libre. En esta ocasión tenía en mente una ruta bajada de un servidor de rutas interesantes para bicis de carrera, el buen tiempo y el regalo añadido de horas de luz solar me permitían intentar esta ruta con garantías ya que no tenía ninguna referencia de alturas, tan solo el recorrido y la distancia.

Hago caso a  Eugenio D’Ors con su famosa frase “… los experimentos con gaseosa, joven” y en lugar de salir de Azuqueca salgo desde Chiloeches para ahorrarme unos kilómetros de subida que para eso estamos en tiempo de recortes. Aparco frente a un pequeño parque solitario con sus bancos dispuestos a la espera de las tertulias vecinales antes de la puesta de sol.

No me ahorro la subida de salida de Chiloeches, ni lo pretendo, es una subida que me gusta, que pone a tono las piernas y el corazón para afrontar la ruta. Me gustaría ir con cascos escuchando música pero con la de carretera me da miedo, prefiero ir más alerta. Tras la recta y el hedor del perro muerto en la cuneta que me deja en la rotonda del Pozo de Guadalajara opto por tirar hacia Aranzueque porla CM235 y su divertida bajada que nos dejara a orillas del río Tajuña yla CM236, una carretera muy tranquila con una amplia recta, llana que nos dejara en Armuña de Tajuña en la que paro a contemplar su Iglesia, pero no merece la pena y en próximas ediciones optare por continuar porla CM236 hasta el cruce conla CM2006 y comenzar una de las subidas más bonitas y divertidas que he realizado en bici de carretera. Hay que tener en cuenta que nunca he subido aún un puerto de verdad y que lo que ahora estoy haciendo es tontear con tachuelitas, chinchetas para los grandes amantes de las altimetrías. Pero esta carretera tiene el encanto especial de la soledad, de poder disfrutar del campo de verdad, de sus sonidos y de sus aromas, de ascender tranquilamente sin preocuparte del tráfico que es ridículo un coche en toda la ascensión y del paisaje alcarreño del que estoy enamorado.

Si la subida es divertida la bajada es apasionante, rápida, preciosa, con firme fabuloso que tras pasar por la fuente del cura que ni la vi te transporte de un paisaje protagonizado por los pinos a otro en el toma el protagonismo la tierra de cultivo para una vez pasado Renera volver a ascender por unas subiditas muy divertidas y llevaderas con un paisaje precioso de fondo que te da pena abandonar y seguirías pedaleando monte arriba y abajo descubriendo pequeñas perlas de esta maravillosa tierra que es la comarca sur de Guadalajara.

El premio de la bajada del día se lo doy al tramo entre Renera y Aranzueque, toda una delicia con curvas increíbles de tumbarte, sufrir y disfrutar al mismo tiempo para un novato como yo. Con52 kmen las piernas comienza la subida de nuevo al pozo, a mi comienzan a pesarme los kilómetros en las piernas y la felicidad de la gran ruta que estoy rodando, siento que un coche rueda despacio tras de mi en el puertecito, le doy paso en la recta sin mirar y me adelanta un choche de la guardia civil con una impresionante agente de pelo negro rizado que me da las gracias manando de una sonrisa maravillosa, “gracias a ti” la grito entre jadeos a la par que comienzo a bajar piñones de la choni para terminar de coronar la subida y tras el llaneo de10 kmdejarme caer hasta la fuente de la alegría en la que repongo agua para el viaje de vuelta a casa y tras cruzar chiloeches llegar a mi coche, al parque repleto de viejecillos en busca del sol de

media tarde.

En tardes como esta uno descubre que la felicidad esta en las cosas sencillas, en los pueblos pequeños , en charlas intrascendentes sobre el cura, viajes a Matalascañas con el Inserso y citas con el médico. A mi me quedará una hora para volver a mi realidad, envuelto en un atardecer preciosos y con un fin de semana para disfrutar. Ya lo dijo Jame Bailey La simplicidad es primer paso de la naturaleza, y el último del arte.

Track de la ruta

Anuncios

Acerca de alakan

Dentro de veinte años estaras mas arrepentido de las cosas que no hiciste que de las que hiciste.Asi que librate de las ataduras.Naveja lejos del puerto seguro.Atrapa las huellas del viento en tus velas.Explora.Sueña.Descubre.MARK TWAIN.
Esta entrada fue publicada en El Rincón de la Choni. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s