Un paseo por las nubes: Ascensión Maliciosa Sur-Barranca-Vista Real

(…) Siempre atraemos a nuestras vidas aquello en lo que creemos con más fuerza, lo que ansiamos más profundamente, lo que imaginamos de un modo más real.

Shakti Gawain


Al llegar a casa tras la kilometrada de la vuelta al pardo y tras una ducha de esas de tocar el cielo con los dedos me llama JJ para recordarme que al día siguiente tengo una barbacoa pendiente con el, le digo que estoy muerto, pero no admite excusas terminando la frase con un “daremos un paseo por la montaña y luego a por los solomillos”.

Suena el despertador y mis piernas se niegan a dar un paso, las animo un poco pero ya voy con retraso, esta vida de madrugones y kilometradas en coche de aquí para allá me esta  matando. Con el desayuno me recupero, me siento pletórico y ni un solo síntoma de dolor en la rodilla, esto va bien.

Al llegar a Vista Real me esta esperando JJ, le veo muy preparado para un simple paseo y decido llenar por completo la bolsa de agua. Salir desde casa de JJ es temeroso, el vive a los pies de la maliciosa con la pedriza como vecina así que hagas lo que hagas toca subir y un buen trecho.

El día es fantástico, azul, no hace viento y el calorcillo serrano es agradable. Las rampas de hormigón que te dejan en la presa de maliciosa son tan duras andando como en bici. Si normalmente voy lento subiendo, mis piernas me recuerdan que ayer les pegue una buena paliza y hoy era día de recuperación, pero las de JJ quieren marcha y al llegar a la presa en lugar de tirar haciala Barrancaponen rumbo a la ascensión dela Maliciosapor su cara sur la más dura de todas, ¿quién quiere enemigos teniendo tan buenos amigos?

La senda que va serpenteando entre jara y granito es alucinante, la primavera se esta desperezando y el agua brota a raudales inundando el camino y saltando cantarina entre las rocas, los pájaros entonando sus soliloquios impregnando el ambiente de vida. La subida es dura y cada paso me cuesta un triunfo, apenas puedo mantener un ritmo de ascensión constante de un par de minutos sin tener que parar a recuperar el resuello con el consiguiente “ amos chico “ por parte de JJ.

En el Canchal parece que la maliciosa la podemos tocar con las manos, yo siempre tomo como referencia un tronco que a modo de mástil me indica que el fin del suplicio esta cerca, pero esta vez lo veo más lejos que de costumbre y a cada paso cuando levanto la vista le pido a JJ que dejen de moverlo que cada vez lo veo más lejos. Tras nuestros pasos asciende una muchacha muy veraniega y a buen ritmo. No tarda en alcanzarnos y nos pregunta por la ruta para ir a las cabezas. Le digo que eso esta muy lejos para la hora que es, pero ella con una sonrisa de esas que te cautivan me dice que corre todos los días por el pardo y esta fuerte. Lo que son las cosas cada vez que me encuentro con una de estas ninfas salvajes de las montañas apenas tengo aliento para decirle que la maliciosa reflejada en sus ojos es una de los paisajes más bonitos de la sierra de Guadarrama o que su sonrisa es la senda que conduce a la felicidad y seguro guarda el cáliz mas dulce de los besos que se comparten en las cimas. Nos despedimos y cual ágil gacela ella trepa sin esfuerzo por el canchal mientras yo me arrastro siguiendo sus pasos, me fijo en sus piernas, fuertes, preciosas  y recuerdo la película de Mongol cuando el padre de Gengis Kan le decía que tenia que elegir una mujer de fuertes piernas para engendrar a sus hijos, JJ se ríe de mis ocurrencias al ver como otra de estas ninfas fantásticas con las que sueño se aleja de mi vida sin que la pueda seguir el paso, estoy seguro que esto es un mensaje del karma para que me ponga en forma y a dieta claro.

Las nubes cubren las cimas que nos rodean respetando tan solo en la que estamos de ser engullida por el edredón celestial que cubre los tímidos neveros que no han sucumbido a la primavera calurosa de estos días. Nos abrigamos un poco ya que el aire en la cima es fresco y disfrutamos del paisaje mientras busco con la mirada por donde ira mi ninfa, Justo cuando le comento a JJ que no veo al amor de vida ascender hacia la bola aparece entre unas rocas y nos comenta que tenemos razón que el día no esta para aventuras tan largas y que le gusta la propuesta de ruta circular que le había comentado, como son las mujeres se queda con mi ruta y no con el guía, me deja el corazón partido.

Como JJ quiere castigarme un poco más decide que bajaremos a su casa porla Barrancapara no repetir camino y bajamos junto a la vertiente del regajo del pez que esta caudaloso como nunca lo había visto dando todo un espectáculo.

Bajamos como nunca, muy rápido, me he recuperado y JJ ha puesto un ritmo tal que vamos adelantando a todo los grupos que habían salido antes que nosotros de la maliciosa. En la fuente de la campanilla tomo de nuevo agua y por sendas atajando terminamos dejando una barranca atestada de gente que no creo supiesen bien a donde iban a pasar el día que hacía ya que es la primera vez que veo a domingueros comiendo con el chaleco reflectante puesto y arrastrando las mantas por la pista arropando a tres o cuatro bajo su abrigo, una estampa surrealista que por desgracia se ve reflejado en la pista de acceso que se encuentra atestada de coches delante de las señales de prohibido aparcar que impedirían el acceso de vehículos de emergencia en caso de ser necesario.

Terminamos nuestro “paseo por la sierra” por la impresionante senda que en este punto coincide con el camino de Santiago de Madrid. Tantos años en la sierra y es la primera vez que la recorro andando y me ha encantado,  los humedales del fondo del pequeño valle y el arroyo están repletos de florecillas blancas que reflejan una imagen de cuento.

Es tarde pero JJ no perdona la barbacoa, que más se le puede pedir a un fin de semana. Me encuentro cansado pero pletórico, he recorrido dos grandes rutas duras seguidas , físicamente me encuentro de lujo y sin dolores, no se si esto de meterse en un aparato de resonancia magnética es doping, pero a mi me ha sentado de miedo.

Mientras voy conduciendo hacia casa con el ocaso de la tarde a mis espaldas pienso en mi ninfa y en una letra de Juan Luis guerra Te regalo un otoño, un día entre abril y junio, un rayo de ilusiones, un corazón al desnudo. Hasta la próxima ninfa.

Esta ruta no tiene Track ya que era un simple paseo por la sierra, Gracias JJ.

 

Anuncios

Acerca de alakan

Dentro de veinte años estaras mas arrepentido de las cosas que no hiciste que de las que hiciste.Asi que librate de las ataduras.Naveja lejos del puerto seguro.Atrapa las huellas del viento en tus velas.Explora.Sueña.Descubre.MARK TWAIN.
Esta entrada fue publicada en Senderismo. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Un paseo por las nubes: Ascensión Maliciosa Sur-Barranca-Vista Real

  1. fung mei dijo:

    If you want to take a good deal from this post then you have to apply these strategies to your won website.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s