Atardecer en el Alto de los Leones.

“La libertad es como la vida, sólo la merece quien sabe conquistarla todos los días.”

Johann Wolfgang Von Goethe

Panorama 4 (Medium)

Me quedan pocos viernes para disfrutar por la tarde de la montaña, la verdad es que llevo todo el día esperando el momento de enfilar mis pasos hacia la cumbre, buscar el sendero y dejarme guiar por las pisadas e hitos que marcan el camino hacia otros sueños, otras vidas con DSCN7160 (Medium)algo en común. Escapar de la rutina, de una vida cutre alejada de lo natural, del silencio, de perder la mirada en los grandes espacios, de compartir los vientos con las aves mientras juegan con las corrientes y de un azul infinito que dibuja caminos de algodón que conducen a la libertad.

JJ esta algo pachucho y con su cabeza en otros temas, los dos necesitamos una dosis de evasión. Aparcamos en el alto del león frente a un coche adornado con la típica decoración de las bodas, JJ me dice “Dile a este que no lo haga” tarde amigo están frente al restaurante, la sentencia esta dictada.

Comenzamos subiendo peña Sevillana, el camino zigzaguea  entre las rocas bordando una senda preciosa hacia la peña de arcipreste de hita, que lejos han quedado los tiempos en los que el sexo era la moneda de cambio para que las rudas pastoras te pasasen el puerto. Restos de trincheras y Bunkers de la guerra civil se nos presentan a ambos lados del camino. Cuantos gritos, lloros y plegarias habrán escullado estas rocas sofocados por ráfagas de ametralladora o estallido de obuses. El cerro Matalafuente se asciende cómodamente haciendo giros con comodidad que te permiten ver ambas caras de la montaña, en su cumbre aún perdura una media construcción que permite el refugio para vivaquear de una persona con unas vistas de la cama espectacular de la vertiente segoviana.

Panorama 8 (Medium)

Nuestro paseo por las cumbres termina coronando peña del cuervo, aquí la tarde no da para más la peñota se nos muestra triste mientras

DSCN7219 (Medium)

nos alejamos por una senda muy difusa, esta senda nos deja en un cortafuegos muy sucio de ramas y maleza, pero lo dejaremos pronto ya que una  senda coqueta nos invita a abandonar el track y descubrir hacia donde nos conduce. El sendero no presenta continuidad pero es sencillo ir uniendo sus tramos por un mar de helechos que nos conducirá hasta la senda del Arcipreste.

La tarde se agota regalándonos un atardecer sorprendente, es la primera vez que el sol me piílla de forma ideal para disfrutar de su ocaso. El bosque se ha teñido de pan de oro, me recuerdan a los altares de algunas catedrales, no en vano para mi la naturaleza es mi religión. El cielo ha tornado a un naranja intenso, la luz es escasa y nos cuesta ver la senda hacia el coche mientras vemos como la ciudad ha amanecido vistiéndose con su manto de luces. La luna nos sonríe, quien no firma por terminar así la semana laboral.

Panorama 9 (Medium)

Track de la ruta

Anuncios

Acerca de alakan

Dentro de veinte años estaras mas arrepentido de las cosas que no hiciste que de las que hiciste.Asi que librate de las ataduras.Naveja lejos del puerto seguro.Atrapa las huellas del viento en tus velas.Explora.Sueña.Descubre.MARK TWAIN.
Esta entrada fue publicada en Senderismo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s