Etapa 3 Bruselas-Alcorcón: “París bien vale una petada”

Humphrey Bogart: “Si ese avión deja el suelo y tú no estás en él, te arrepentirás. Quizá no hoy, quizá no mañana, pero pronto y por el resto de tu vida.
Ingrid Bergman: “¿Pero qué pasará con nosotros?.
Humphrey Bogart: “Siempre nos quedará París”.

Diálogo Casablanca.

Por fin podemos disfrutar de una noche sin lluvia y dejamos el camping acogedor, lo primero es ver el castillo de la población y continuar viaje llaneando entre bosques y lagos maravillosos. El día es aceptable nubes y claros con una clara apuesta hacia el sol de media tarde, nos cruzamos con los primeros biker carreteros y descubrimos como es el saludo Frances, allí se saluda como dando un cabezazo al aire muy exagerado, vamos al contrario que nosotros que levantamos la cabeza como diciendo un que pasaaaaaaaaaaa, y se escucha de vez en cuando un ale ale ale.

Las poblaciones por las que pasamos están mucho mas cargadas de flores que las del día anterior, con el sol y la humedad el aroma es muy intenso, da la sensación que ruedas por un inmenso jardín, un lema se descubre en un de los pueblos que dice “plantemos flores para hacer florecer el país”.

Por fin nos encontramos con una de las maravillas que vamos buscando en este viaje el castillo de chantilly, simplemente te quedas sin palabras cuando lo ves, es alucinante, parece una maqueta pero a tamaño real y te puedes hacer una idea de cómo seria la vida en esos tiempos palaciegos, hacemos varias fotos y una de ellas un homenaje a Toni emulando su postura preferida.

Para salir de Chantilly tienes que recorrer una recta inmensa por un bosque frondoso que te deja alucinado, ya estamos prácticamente a las afueras de Paris y vemos como aquí las meretrices son mas sofisticadas, ya que aparcan sus furgonetas a los lados de la carretera y se quedan dentro esperando al cliente, jejeje pensamos que podían rotularlas como la ostra feliz, o la telealmeja.

La entrada a Paris es por barrios de inmigrantes, una especia de vuelta al mundo perfectamente delimitada por calles, se suceden las calles de asiáticos con las calles de musulmanes y etnias varias, vimos auténticos trajes que solo se ven en las tribus de África muy coloridos, en la zona mulata perdimos el corazón yo tres veces y Pantani otras tantas, jamás hemos visto mulata tan bella como la que nos encontramos.

Una vez metidos en el casco urbano de Paris o centro histórico, los ojos se te ponen como platos, cambia el ambiente, la luz el color y el sonido. Es cierto Paris tiene una magia especial que le da un toque de distinción y eso lo vives cuando paseas por sus calles. Recorremos carriles bici con un trafico increíble de bicicletas, pero lo más asombroso era la cantidad de bellezones que ruedan por su carril, vamos que si solo una décima parte de lo que vimos en Paris montando esta por el anillos, Toni no me ve el pelo por cercedilla y me dedico al Madrid monumental.

Un carril bici nos conduce por el Sena, pasamos por la zona de Playa y por carril bici hasta la plaza de la república, centro de arte Pompidou, de hay pasamos a Notre dame, el Louvre y los jardines de Marte pera llegar a la plaza de la concordia, cruzamos los campos Eliseo, vimos el arco del triunfo y llegamos a los inválidos y por fin la Torre la Eiffel el gran símbolo para fotografiar de nuestro viaje.

Nos despedimos de Paris y ponemos rumbo hacia Versalles, estamos sin gota de agua y me para en unos chinos a comprar agua, el cachondo me quiere cobrar 2,35 € por una botella de agua de 1,5 litros por lo que le mando a esparragar, 800 metros mas abajo en la misma calle compre 6 litros por 1,46 €, no tienen peligro los parisinos ni na.

La salida de Paris hacia Versalles esta tan coñazo como la entrada a la ciudad pero esta vez aderezado con rampas dignas de un puerto de primera especial y pendientes del 14% vamos fue un tramo de unos 3 Kilómetros pero estamos fuertes y llegamos a ritmo al camping, aquí una bellísima francesa me dice que no tiene plazas y que me valla a 30 kilómetros que tengo emplazamiento, le digo que eso es imposible que viajamos en bici, su respuesta es muy clara “… is your problem” , toca solución de emergencia y nos vamos buscando un presunto camping de caravanas que no llegamos nunca a encontrar así que decidimos pagar por un hotel donde nos soplan 84 € por pasar la noche.

Una vez duchados y cenados, disfrutamos de Versalles de noche, que esa algo increíble a mi me gusto mas que de día pero eso si los precios para verlo son para gente sin crisis 20 € por ver los jardines iluminados, va ser que no y nos conformamos con lo que se ve por un agujerito y los fuegos artificiales a las 12 de noche, ha merecido la pena la petada de hoy.

Kilómetros día 114.8 Km.

Tiempo invertido 8:36:57

Anuncios

Acerca de alakan

Dentro de veinte años estaras mas arrepentido de las cosas que no hiciste que de las que hiciste.Asi que librate de las ataduras.Naveja lejos del puerto seguro.Atrapa las huellas del viento en tus velas.Explora.Sueña.Descubre.MARK TWAIN.
Esta entrada fue publicada en Viajes en Bicicleta. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.