Explorando el Rio Moros

 

A Toni le gusta explorar, conocer su entorno y descubrir todos los caminos pocos transitados que nos puden catapultar al paraiso, al nirvana del MTB. Sin lugar a dudas esos caminos son Veredas y el paraiso de las veredas esta en la vertiente Segoviana de la sierra de Madrid.

Para variar llego pronto, Jordan me ofrece poder comprar su bici una Decathlon 9.2 con muy poco uso y yo encantado, tengo que ajustar pequeños detalles para hacer que la ruta sea mas comoda hasta que esta pequeña monada y yo intimemos y llegemos a tener relacionas mas, personales. Mon me ayuda con el ajuste de las presiones, hablo con Papa Pitufo, otro forero que ha fuerza de tesón quiere meterse el bici del MTB en vena, si que es duro este deporto y desengancharse ni te cuento, le digo que veo dificil terminar la ruta propuesta y que le supera, no por desanimarle, mas bien para que sepa que si baja el puerto por el gallo, vuelta sera un infierno, al final entro volvio por pista, pero tranquilo habrá mas salidas y oportunidades para montarte en el gallo y flipar por su vereda hasta el camino viejo del paular.

Subimos por la carretera de la república Toni, Jack Randall, Jean Pier, mon e Ivalles , este ultimo con problemas con dejara conronando los miradores. Toni nos hace patear un poquito por una trialera de subida con pidras y pasos técnicos pero la recompensa sera una vereda de fantastica que nos deja en la pradera de Navarrulaque, acortando nuestra ascensión por la pista. Llegamos a Maravichivas y nos dejamos caer por el sendero paralelo al pedragal venido a menos de lo que fue una gran trialera, ahora devaluada por el robo de todo sus piedras, aun asi un biker baja por esta medio pista rara con muuuuuucho peligro.

Una vez la pista del rio Moros, comienza nuestra exploración por una vereda salvaje llena de troncos piedras y vegetación que nos practicamente nos tirara a orillas del segundo embalse, el cual cruzamos  para terminar perdidos por una selva de zarzas y vegetación que cambiaremos por un rato por la agradable y nunca bien pondera pista de lateral derecho del Valle. Toni empieza a tener sudores frios, no puede ver una vereda preciosa corriendo entre verdes praderas sin rodar por ellas y decide “tirarse” a ella si ver un hueco en el suelo que le hace caer, sin consecuencias. Cruzamos el rio por un puente precario y disfrutamos un pelín de la vereda que llamaba a toni cual sirenas a la nave de Ulises. Una vez que llegamos a la puerta de acceso, indicamos a Mon como llegar al tren y nosotros segimos disfrutando de un dia que amanecio munio frio y que poco a poco empieza a pelarnos como una cebella de todas las capas de ropa que llevamos.

Comemos en San Rafel unos bocatas y continuamos la ruta por unas veredas entre chopos que son toda una delcia para los sentidos, de cada vereda sale otra, y de esta dos mas, son miles de senderos que forman un laberinto por el que podriamos estar dando vueltas toda la tarde, sin cambiar la cara de felicidad ante tanta maravilla junta.

Pero somos exclavos del tiempo y tenemos que llegar al Espinar para pillar la vereda prometida, la vereda en la que veremos al Dios del Mtb. Toni como buen guia que es toma decisiones, y su decisión fue trepar, si si trepar por un cortafuegos 200 metros de desnivel, toda una locura que yo apunto de retirarme unos minutos antes intentaba tomarla con mi mejor humor. Tras mucho trepar y no menos sufrir por fin llegamos a la vereda, que con lo muerto que estaba seguro que era hacia el cielo. Toni tenia su cara de niño travieso que te enseña su mejor juguete, su tesoro preciado. Y efectivamente, esa vereda es la verada hacia el cielo, al disfrute mas absoluto y aun goze tremendo que al llegar al fianal no hace falta decir nada ya que una rallita de oreja a oreja en tu cara lo dice todo. Como ya estamos en paz y estasiados bebemos agua de una fuente cercana y vamos hacia el tren ya que estamos muertos, yo al menos no asi Jean pier que dice que para el toda la ruta ha sido bajada cuando tenemos acumulados 1.660 metros ascensión en 50 y pocos kilometros.

En cercedilla al bajar del tren casi somos pisoteados por una manada de abueletes en dura pugna por un asiento en el vagón, Jean nos invita a unas cañas, gracias Jean y nos despedimos con una paz interior y una felicidad que ni el mejor tratamiento anti stress, gracias toni tu si sabes carganos las pilas.

 
 

Acerca de alakan

Dentro de veinte años estaras mas arrepentido de las cosas que no hiciste que de las que hiciste.Asi que librate de las ataduras.Naveja lejos del puerto seguro.Atrapa las huellas del viento en tus velas.Explora.Sueña.Descubre.MARK TWAIN.
Esta entrada fue publicada en rutas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .