Diario de un Triatleta con sobrepeso tercera temporada, Capitulo 17: Tren de lesiones..

Si el mundo no te gusta como es, reinvéntate otro, y no permitas que ninguna pena te baje de tu nube. La vida sonríe siempre a quien sabe pagarle con la misma moneda.
Lo que el día debe a la noche” (2008), Yasmina Khadra


Me gustan los trenes no lo voy a negar, el aroma de las estaciones, de los andenes tan característico emana libertad, viaje y aventura. Pero los trenes que me han pasado por encima estas últimas semanas no son los que me gustan. Primero un tren de borrascas que dejo nieve, hielo, frio, lluvia y viento te confinan en casa de forma natural. Una vez que pasa otro tren anuncia su llegada a la estación de mi vida. Esta vez es el tren de las lesiones primero la rodilla la semana pasada y ahora una contractura en la zona de las costillas por una mala postura seguramente al dormir lo que me ha tenido toda la semana sin hacer nada. Respirar era un dolor hasta el viernes cuando tan solo me dolía al respirar hondo y hacer algo de fuerza.
Aún no esta perdido el año, tan solo que tengo que empezar de nuevo, otra vez de cero. A casi los dos meses sin correr tengo que sumar el mes de parón de nadar, ahora por el confinamiento no puedo ir a la piscina por lo menos en 15 días. Creo que la temporada de Duatlón por lo menos la de primavera esta perdida, en realidad casi todo el año ya que tengo que empezar de cero a correr y a nadar otra vez. El consuelo esta en la bici que no la he dejado y cada vez me encuentro mejor, el acierto del rodillo inteligente ha salvado este deporte, mi tabla de salvación para aportar algo de esperanza a un año deportivo que me cuesta ver salida.
Desde el lunes 25 de enero estoy confinado en mi área sanitaria, parece que la molestia de las costillas del lado derecho no podían haber encontrado mejor fecha para pedir cita y hacerse notar. Lunes y martes apenas me la vida para respirar, los pequeños esfuerzos me cuestan un dolor y respirar algo mas profundo que lo mínimo vital lo mismo. Paso dos días con calor seco y voy notando mejoría, buscando la mejor postura para acomodar el dolor.


El miércoles el dolor es mas llevadero en lo que se refiere la vida del día a día, decido salir a andar, necesito moverme y me hago el perímetro de mi zona confinada que resulta ser de 5 km. En mis buenos tiempos de correr, jejeje ni que los hubiese tenido buenos, le tendría que dar dos vueltas para completar un entrenamiento. La noche es ideal para hacer deporte, muy cálida para una enero que ha sido gélido.
Jueves y viernes los dedico básicamente a trabajar y perder el tiempo, el dolor es menor pero no me da para hacer esfuerzos las inspiraciones profundas aún son muy molestas.
El sábado es mi cumpleaños, siempre me ha gustado celebrarlo disfrutando del deporte, de la montaña, sintiendo la libertad del aire libre. Este año confinado, desmotivado y con pocas ganas de hacer nada. Llamadas, mensajes de felicitaciones y trabajando en mis proyectos digitales dejo atrás los 50 para poner el digito de mas en la década.
El domingo quedo por videoconferencia con mis amigos JJ y Dani para hacer una quedada de rodillo. JJ la ha montado un meetups en Zwift (si quieres ver como funcionan mira este link). Nada mas subirme a la bici y con apenas 3 minutos de pedaleo me tengo que bajar para recoger un paquete de amazon, el sonido de mi portátil es pésimo y apenas puedo entender nada de lo que dicen mis compañeros de ruta hasta zoom peta y opto por el Meet de Google y esta vez con los auriculares inalámbricos.
Y esta vez si, la video conferencia funciona de lujo, puedo escucharles y nos hacemos unas buena risas mientras me van sufriendo en la ruta y esperando ya que me voy quedando todo el rato. Soy tan malo digitalmente como en la vida real. JJ y Dani se van disputando los sprints mientras yo voy aprendiendo a sobrevivir en Zwift con los trucos de los bonus y el ir a rueda de los grupos que me van pasando para poder enlazar con mis compañeros. La ruta es preciosa por un recorrido de Francia, dos puertos llevaderos, cortos que me encantan. La sensación de rodar como en la calle en ocasiones es plena y mas si le sumas la videoconferencia. Dani nos deja a la dos horas de rodillo, tiene hora limite y me quedo con JJ para terminar los 10 km que habiamos puesto de la ruta. Al final termino los 61 km en algo mas de dos horas con muy pocas molestias al respirar, parece que se va solucionando.
Hay semanas malas y semanas buenas, vivimos tiempos en los que tenemos que adaptarnos a las circunstancias. Wen-tzu dijo (..) Retorna a la simplicidad, sin planes. La No-Planificación no significa inacción, significa adaptarse a lo que está en marcha. Y creo que seguiré este consejo, retomar los entrenamientos desde la base y progresar, el tiempo dirá que podemos hacer o simplemente este año me lo tomaré como una larga pretemporada para el próximo.

Acerca de alakan

Dentro de veinte años estaras mas arrepentido de las cosas que no hiciste que de las que hiciste.Asi que librate de las ataduras.Naveja lejos del puerto seguro.Atrapa las huellas del viento en tus velas.Explora.Sueña.Descubre.MARK TWAIN.
Esta entrada fue publicada en Diario de un triatleta con sobrepeso. y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .