Vuelta a la Sierra de las Cabrillas.

“¿Eres tú, Guadarrama, viejo amigo,
la sierra gris y blanca,
la sierra de mis tardes madrileñas
que yo veía en el azul pintada?
Por tus barrancos hondos
y por tus cumbres agrias,
mil Guadarramas y mil soles vienen,
cabalgando conmigo, a tus entrañas.

Antonio Machado

Tras una semana de trabajo aburrido, que mejor que salir corriendo de la gran ciudad, para perderme junto con JJ por mi querida Barranca, además que hoy nos toca investigar, sabemos que hay una senda que nos puede conducir desde La senda Ortiz una vez que sales a la pradera hasta la el mismo puerto de Navacerrada, así que ya tenemos un objetivo.

Salimos a las 17:00 del Becerril ya que llego pelin tarde de Alcorcón, pillo agua en Navacerrada y tardamos muy poco en dejar el coche en un aparcamiento con tan solo dos coches, esto va a ser una ruta intima y personal, me gusta. Subimos por la pista hacia la senda Ortiz, pero decido tomar un atajo y no dar tanta vuelta, pero el precio es un subidón de órdago. JJ sube como una cabra y me va dejando atrás, ya me tocara vengarme en la bajada en donde se tornan los papeles.

La Barranca esta seca, la senda es un autentico arenal y los tonos amarillentos han cobrado el protagonismo sobre el verde intenso de hace apenas unos meses, el verano se angosta y el otoño tiende a cubrir con su capa ocre lo que serán sus dominios por unos meses. Con el atajo hemos recuperado algo de tiempo, pero tememos que la noche nos sorprenda al finalizar la ruta, no paramos en la pradera del antiguo sanatorio y encontramos a la primera una senda que intuimos nos conduce hacia el interior del pinar. La senda esta bien definida pero tiende a cerrarse, en una pequeña explanada se pierde y nos despistamos un poco, pero vemos unos círculos azules en unos pinos que suponemos indican algún tipo de ruta.

Y en efecto con dificultad encontramos la continuidad de la senda y la seguimos más o menos bien hasta un cruce poco definido en el que las señales no mandan para arriba hacia los riscos y el sentido común seguir recto. Decidimos seguir al sentido común y vamos sin dificultad hasta que una senda nos tienta por la derecha, la seguimos y resulta ser el final de la variante anterior, por lo que damos la vuelta y seguimos la senda como podemos, esta muy cerrada ya que no esta muy transitada y la vegetación se esta haciendo dueña del terreno. Paisajísticamente esta ruta no aporta grandes vistas pero lo interesante esta en unir el puerto con la barranca por esta cara de la montaña que esta muy poco documentada.

Hacia la mitad del recorrido salen varias sendas, una especie de medio pista ya muy rota y repleta de piedras que termina perdiéndose por una senda muy cerrada por pinos jóvenes en los que tienes que ir en posición “pozi” enganchándote en casi todas las ramas de lo bajas que están.

El cielo esta cubierto y nos caen algunas gotas, la carretera la vemos unos cuantos metros mas abajo y en un claro del pinar podemos disfrutar del puerto, el cual lo tenemos a nuestros pies. Objetivo cumplido estamos casi en el puerto, pero se nos hace tarde y tenemos que volver, por lo que decidimos atajar hacia las cabrillas, subiendo como podemos. Esta atardeciendo y el día nos regala un atardecer un tanto devaluado por la nubosidad pero muy bellos en matices, un corredor muy amable nos hace una foto, nos abrigamos y comenzamos la bajada de la tubería con bastante luz aún. La tubería nos deja en su variante, la oscuridad va ganando segundo a segundo la partida a la luz, un becerrillo sale corriendo cuando nos ve y se refugia en los pechos de su madre, la cual nos mira muy mal cruzada en la mitad de la senda. Decimos acortar y rodear la vaca borde, da lo mismo ya tenemos la pista a la vista. Decidimos seguir por sendero aún hay luz y se disfruta mucho mas, nuestra ruta termina a las 9:45, felices de habernos quitado el estrés semanal y purificados para disfrutar en paz de este fin de semana.

Track de la Ruta

Acerca de alakan

Dentro de veinte años estaras mas arrepentido de las cosas que no hiciste que de las que hiciste.Asi que librate de las ataduras.Naveja lejos del puerto seguro.Atrapa las huellas del viento en tus velas.Explora.Sueña.Descubre.MARK TWAIN.
Esta entrada fue publicada en Senderismo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.