Diario de un Triatleta con sobrepeso tercera temporada, Capítulo 3: Confinado.

Sólo es posible avanzar cuando se mira lejos. Solo cabe progresar cuando se piensa en grande.

José Ortega y Gasset

La semana se presenta realmente atípica para mi, comienzo con un lunes festivo que siempre es de agradecer, me toca madrugar el resto de la semana ya que esta si toca ira a la oficina, lo que se traduce en mayor cansancio y menos tiempo para mi, para terminar con un confinamiento que sin ser el estricto de  marzo las limitaciones horarias de la piscina y perimetrales me tienen un tanto descolocado.

Lunes 12 de octubre, día de la hispanidad y el plan de entrenamiento nos ofrece un menú con dos platos para elegir, bien piscina pachangera o trote de 40 minutos. No puedo hacer los dos, ni por fuerzas ni por tiempo así que opto por el trote, que pocas esperanzas tengo que no cierren la piscina en un par de semanas.

El día invita a correr, a estar al aire libre y disfrutar de la naturaleza urbana, no me puedo quejar tengo un pinar precioso para trotar a 1,5 km de casa y lo elijo como opción para el entrenamiento.  Las sensaciones al salir de casa son buenas y  como siempre empezar me cuesta un mundo, ya en el parque la subida sin ser muy pendiente cuesta, tanto corriendo como en bici, pero corriendo la recompensa de la bajada es menor. Mi ritmo sigue siendo lento pero disfruto corriendo por entre los pinos, buscando las recorridos en su interior que me permitan estar mas tiempo corriendo en su interior para terminar el entreno feliz, sonriendo y cantando el último kilometro vida de rico de Camilo, al final estos momentos son los que me hacen realmente feliz, la vida con el pulso acelerado.

Martes 13 de octubre, mala fecha por tradición y temerosa si vives en 2020, el día se me complica por el trabajo, llego a casa tremendamente tarde y muy agotado, lo justo para cenar un episodio de netflix que no termino y a la cama, la fuerza que es lo que toca en la agenda no me acompaña.

Miércoles 14 de Octubre de nuevo las zapatillas de correr con las piernas como palos, es tarde pero las calles no cierran y tan solo tengo que elegir mi recorrido bajo la luz de las farolas y una noche que ya no invita a salir de manga corta. La sesión se me hace dura, acuso la salida del lunes y me duele todo, pero consigo terminarla a un ritmo muy patético 6:46 el Km de medio, frustrante pero con mi edad el progreso es lento. Me siento muy mal de pulso el ritmo que llevo, termino haciendo un entreno light en Z4, Z5 y Z6 a partes iguales algo desastroso.

Jueves 15 de Octubre Teanu es una isla que forma parte de las islas Solomon y es allí donde el mundo virtual de watopia de Zwift me llevo para realizar la sesión de rodillo, recorrido realmente bonito con su lavanda y campos provenzales, realmente disfrute la sesión de rodillo pero no me dió tiempo para la sesión de fuerza. Cuando Teletrabajo la hora de desplazamiento al curro la empleo en la sesión de fuerza pero teniendo que ir a la oficina lo único que puedo hacer es una sesión y la otra escucharla en podcast de Triatlón y otras drogas o hijos de la resistencia.

Viernes 16 de Octubre. Los viernes son estresantes, demasiado intensos en el trabajo y todo se sucede en cascada, sin pausa, se termina la semana pero no el mundo. Llego a casa casi a las 16:00, tras comer siesta y merecida siesta porque estoy agotado. Suena la alarma para prepararme e ir a natación, entreno con el club. Esta semana no he nadado y lo noto, no siento el flow con el agua, estoy cambiando mi brazada de inicio y la posición cerrando más los pies, alineando correctamente los brazos y eso lleva un proceso que se que en ritmo es dar unos pasos atrás para luego dar una gran zancada hacia delante, aún hay tiempo, es pronto y me limito a disfrutar del agua, pero siento que me podía haber esforzado algo más.

Sábado 17 de octubre. El mismo trauma de todos los fines de semana, me pongo la alarma a las 8:00 y me levanto a las 10:30, no recuerdo en que actualización de software anual perdí el gusto por madrugar y a las 9:00 de la mañana ya estar montando con mi bici o corriendo. La escusa de hoy es el frío, termino saliendo a las 13:30 me toca entrenamiento de running cuatro series de 1.200 metros. Parece que me encuentro menos cansado, el calentamiento lo hago bien, consigo correr tres kilómetros uno a 6:08 y los dos siguientes a 5:55 y 5:47 el kilómetro esta vez mi sensación de esfuerzo es mayor que la del miércoles, me siento con ganas de correr a pesar que me duelen las piernas, amplio el entreno hasta los 10 km tengo ganas de entrenar mi cabeza, de poner mis limites y ser dueño de mis metas, se sale corriendo de casa, se llega corriendo a casa, al final 6:03 de media el objetivo de poder terminar las sesiones a cincos altos se va a acercando, solo tengo que trabajar un poco mas en ello, feliz.

Domingo 18 de octubre. El confinamiento me da elegir entre los mundos virtuales de watopia o perimetrar Alcorcón para ver cuanto mide en bici, opto por la segunda opción mas por el día que hace y disfrutar del aire libre que por la emoción de rodar una ruta insulsa y aburrida, la versión de cuatro vueltas en modo road me motiva aún menos. La bici de montaña esta pinchada, opto por la gravel mucho más versátil y divertida para el recorrido por pistas duras y algún sendero con una primera parte de asfalto por las calles de Alcorcón. La piernas no van, tengo los cuádriceps muy cargados y las subidas son una risa por no llorar del dolor. Me lo paso moderadamente bien, que leches me lo paso bien, estoy montando en bici y disfrutando de lo que me gusta.

Esta semana solo he fallado en la fuerza, me gusta ver en verde los cuadros de Traingpeaks con el objetivo cumplido. El premio reside en mis actos, no en sus efectos. Hugh Prathe fue un Escritor, poeta, pastor y orador motivacional estadounidense  que dijo. La recompensa está encerrada en lo hondo de mi respuesta en esa parte central de mí ser de la que arranca toda acción, gracias a que los resultados son impredecibles ningún esfuerzo de mi parte está condenado al fracaso. Incluso un fracaso no tomará la forma que imagino de antemano. Ante el futuro sólo puedo decir: “será interesante ver qué ocurre.” Día a Día, esfuerzo a esfuerzo

 

Acerca de alakan

Dentro de veinte años estaras mas arrepentido de las cosas que no hiciste que de las que hiciste.Asi que librate de las ataduras.Naveja lejos del puerto seguro.Atrapa las huellas del viento en tus velas.Explora.Sueña.Descubre.MARK TWAIN.
Esta entrada fue publicada en Diario de un triatleta con sobrepeso. y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .